La actividad parlamentaria del Concejo, entre la campaña y la transición

La oposición intenta imponer temas relacionados con la gestión y el oficialismo busca garantizar una transición ordenada y sin rupturas.
Ilustra Tapa LNM VIE 1 MARZO 19
Ilustración: Daniel "Pito" Campos

chapa_ed_impresa_01

Especial para La Nueva Mañana

Con un discurso que se dividirá entre la valoración de su gestión y anuncios que serán leídos en clave de campaña electoral, Ramón Mestre dejará abiertas las sesiones ordinarias del Concejo Deliberante por última vez en sus ocho años al frente de la Municipalidad de Córdoba.

Invariablemente, la actividad legislativa del 2019 estará signada por la campaña electoral y por la transición que comenzará después de las elecciones del 12 de mayo. Sea cual fuere el resultado de los comicios que definirán al sucesor de Mestre, el hoy precandidato a gobernador abandonará el Palacio 6 de Julio el 10 de diciembre, por lo que el cambio de gestión se dará de una manera u otra. Los actores de peso cambiarán y en el seno del legislativo local tienen en claro que dicha situación se hará sentir en el trajinar cotidiano por los pasillos de Pasaje Comercio 447.

La interna

Los coletazos de la disputa al interior de Cambiemos, que al día de hoy tiene cuatro precandidatos a la intendencia y una posibilidad relativa de suspenderse, es uno de los puntos que estará marcando el pulso del ciclo legislativo. Entre los integrantes del interbloque oficialista el temor de que las diferencias en la estrategia electoral influyan en la coordinación política de los legisladores del espacio es algo latente. De hecho, esas diferencias, siempre existieron y se explicitaron en varios tramos del 2018, incluso con rupturas que obligaron o bien a bajar proyectos o bien a necesitar el apoyo externo para avanzar con los planes que por lo general llegan desde el Ejecutivo. Marcelo Pascual fue su principal aliado en estos casos.

Miriam Acosta“Somos parte del espacio de Cambiemos y en ningún momento hemos planteado modificar esa situación. Las internas tienen que venir a fortalecer las instituciones y no a destruirlas” dice la concejala Miriam Acosta a La Nueva Mañana. “Creo que sería muy tonto de parte de cualquiera de los actores dejarse llevar por alguna cuestión que no se corresponda con aspectos relacionados a la gestión, me parece que somos lo suficientemente inteligentes como para entender que Cambiemos es una herramienta más que necesaria para seguir en el proceso que debe hacer llegar el cambio a Córdoba” dice la radical que, alineada al interior del partido con el mestrismo, insiste en que la unidad debe sostenerse pese a las divisiones de cara al 17 de marzo y debe fortalecerse hacia la elección de mayo y su posterior transición.

“Hay muchas cosas para hacer y creo que no nos vamos a detener. Tenemos que seguir y seguramente vamos a redoblar nuestra tarea porque una cosa (la interna) no debe imposibilitar la otra (la gestión)”, asegura.

Abelardo LosanoLa lectura de Abelardo Losano es diametralmente opuesta. Claramente disconforme con la forma en que se dio el proceso al interior de Cambiemos, el hombre del PRO, decidió autoexcluirse del armado electoral y comenzar a trabajar en una alternativa propia que hará pública en las próximas semanas. “Ni siquiera quise participar porque sabía que, por mi comportamiento a lo largo de todos estos años, no me iban a aceptar en ningún lugar” dice. Para él, “el concejo no va a hacer mucho este año. Hay muchos concejales dentro del oficialismo que ya están idos, que saben que no pueden ser reelectos o que han quedado afuera del armado de listas y eso va a influir en el funcionamiento. No se van a querer mover demasiado porque antes de la interna van a estar concentrados en eso y, después, se van a mover con el cuidado necesario para ver si ocupan algún lugar en el ejecutivo, en caso de que el radicalismo gane la provincia o la intendencia”, advierte.

La oposición

Nadia Fernandez02Para Nadia Fernández, “el que está ido es Mestre”. La concejala justicialista está convencida de que el próximo Intendente será Martín Llaryora y, en ese sentido, señala la necesidad de poder trabajar en los “temas urgentes” de la agenda de la ciudad a la espera de que la transición sea “al menos decorosa”. “Ni Mestre ni los concejales tienen más por empeorar en la ciudad, mucho menos para mejorarla. Esperemos que podamos garantizar una transición ordenada” dice a La Nueva Mañana.

Para el grueso de la oposición el desafío será la forma que tomará la continuación a los ocho años de mestrismo en la Municipalidad y, más allá de las apuestas particulares de cada uno de los sectores, las posibilidades de plantear un 2019 en el que los temas que quedan por ser discutidos encuentren su camino en la dinámica legislativa. Las memorias sobre la implosión del armado que acompañó a Daniel Giacomino están demasiado frescas y a nadie le cae demasiada simpática la posibilidad de que aquella experiencia pueda repetirse.

Victoria Flores 2Para Victoria Flores “hay que pasar el proceso electoral” para después analizar las posibilidades de avanzar en la discusión de los temas pendientes. Tanto para ella como para un grupo importante de concejales opositores, el listado de temas debe empezar por los temas relacionados a los servicios en la ciudad. La basura, el transporte y los convenios urbanísticos aparecen como agenda común. Luego, se agregan discusiones en torno a las reformas al Código Electoral y la Carta Orgánica, los programas en relación a la tracción a sangre, a los naranjitas y la urgencia por las obras de cloacas en el sur son otros de los temas que enumeran desde los diferentes bloques.

“Nosotros tenemos, también, un proyecto que regula la actividad de los camiones atmosféricos que no es algo menor pensando en la actividad de la planta de Bajo Grande. Temas hay y tiempo también, espero que se puedan tratar este año y, si no, quedarán pendientes para la próxima gestión” señala la concejala de Pensando Córdoba.

Miriam Acosta anticipa que “el trabajo será mucho más importante e intenso que lo habitual ya que, en estos años electorales, el potencial del trabajo en el concejo es mucho mayor. Hay muchos temas en agenda que todavía debemos terminar de redondear. Hay que avanzar en materia de género y lograr la paridad que no conseguimos el año pasado. Tenemos que dejarlo plasmado en la carta orgánica y eso vamos intentar hacer después de mayo cuando la cuestión política haya quedado saldada. Necesitamos avanzar y dejar sentados todos estos avances en la Carta Orgánica para que venga ningún trasnochado y se le ocurra cambiarlo” anticipa al ser consultada al respecto.

MasucciPara Fernando Masucci, todo dependerá de la mayoría oficialista. “Nosotros vamos a trabajar hasta el último día intentando empujar nuestros proyectos porque esa es nuestra obligación, pero eso no depende de nosotros” señala a La Nueva Mañana. Para el integrante del bloque Fuerza de la Gente, el gran problema es que el oficialismo “está estallado” y eso puede imposibilitar que las discusiones avancen. “Vamos a insistir en la creación del Ente de Regulación de Servicios Públicos para controlar todo lo que tenga que ver con el cumplimiento de los pliegos en materia de basura y transporte” anticipa y agrega que “hay una agenda muy grande porque los problemas no se han solucionado más allá de los parques educativos”. En sentido entiende que es urgente trabajar sobre las necesidades expresadas por los vecinos que tienen problemas para acceder a los dispensarios y los centros primarios de salud.

Urreta01En medio de un debate en torno a la forma en que el Movimiento ADN podrá integrarse a un armado político que le permita mantener la representación en el concejo, David Urreta considera que su bloque tiene el mandato de “controlar a Mestre después de siete años de gestión”. “Este año vamos a hacer hincapié en controlar los grandes negocios que hubo en la Ciudad de Córdoba durante todo este tiempo” dice. Para el concejal de bloque Vamos, también se hace necesaria una discusión profunda de la reforma política que “el Intendente se olvidó el día que decidió pegar las elecciones porque eso era lo que le convenía”, señala y anota un punto que considera central: “tenemos que terminar con cláusula de gobernabilidad. Acá ganas por un voto y te llevas la mitad más uno de los concejales. Eso no tiene sentido desde ninguna lógica” advierte.

Fin de ciclo

El fin del mandato de Ramón Mestre también significará el cierre de actividad de algunos concejales que ya no podrán ser electos por haber cumplido sus dos mandatos consecutivos y que enfrentarán sus últimos meses en la banca. Entre los nombres más destacados de ese listado se encuentran Gustavo Fonseca, Lucas Cavallo, Miriam Acosta (UCR), Esteban Dómina (PJ) María Josefina Almada (Fuerza de la Gente) y Laura Sesma.

 

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar