Fortuna: “Hemos sufrido sabotaje de los agentes de salud”

Política 14/02/2019 Por
El ministro de Salud apuntó contra los médicos y enfermeras sindicalizados y aseguró que muchos no cumplen con el contrato laboral. Los gremios respondieron.
Francisco Fortuna
El ministro Fortuna adelantó que habrá más controles digitalizados del presentismo del personal de salud. - Foto: archivo.

El ministro de Salud de la Provincia, Francisco Fortuna, sostuvo este martes que en el sistema público de salud hay profesionales que no cumplen con la adhesión de horas de trabajo. Ante las denuncias por problemas de infraestructura, aseguró que hay agentes de salud que realizan sabotajes

“El sector público tiene en su capital humano una gran calidad, en la capacidad, en la inteligencia, tiene una gran capacidad de resolución en todo lo que son las patologías críticas, agudas y los servicios de alta complejidad pero todo lo que es la actividad programada del sector público el trabajo es mucho más lento y eso se debe a una cuestión muy simple que es la adhesión en lo que significa las horas de trabajo en el sector público y sector privado que cambia”, indicó el Ministro de Salud a La Nueva Mañana tras presentar este martes los índices de Mortalidad Infantil de la provincia

Fortuna aseguró que a partir de la informatización del sistema de salud público cada punto de contacto que tenga el paciente con el sistema público estará digitalizado y podrán controlar el cumplimiento efectivo de las horas de trabajo del personal. 

“Se han rediseñado todos los procesos del servicio de guardia, el servicio de consultorio externo, el servicio de internación, de diagnóstico, de cirugía, todo eso va a permitir mejorar los registros del servicio profesional”, indicó el funcionario. 

“Va a ir equilibrando el compromiso en la prestación del servicio. Hay que cumplir con el contrato laboral y por eso el Gobierno cuando implementemos el servicio ‘Sí salud’ y registremos el acto médico, uno de los temas que está claro es que el recupero que nosotros obtenemos como prestadores de las obras sociales lo vamos a utilizar para mejorar las remuneraciones de los agentes de salud”, adelantó. 

Problemas de infraestructura 

Ante las reiteradas denuncias que el personal de salud realiza sobre la falta de mantenimiento de la infraestructura en los hospitales públicos, el ministro Fortuna aseguró que “el sistema de salud pública tiene un nivel de intervención histórico”

“La inversión de este año a valores históricos a diciembre del año pasado cuando presentamos el presupuesto está en el orden de los 3.600 millones de pesos para este año. La inversión que el Gobierno está haciendo en infraestructura y equipamiento no tiene precedentes”, indicó. 

Sobre las inundaciones que sufrieron los hospitales durante las últimas lluvias, aseguró: “Que vos tengas en el período de lluvias algunos problemas, en hospitales que están nuevos, algún problema con los desagües, con los ductos de los aires acondicionados, esos son temas que se resuelven”. 

Y aseguró que profesionales de la salud realizan sabotaje para denunciar estos problemas: “En el Hospital de Niños había un problema en un ducto de un aire acondicionado y lo resolvimos inmediatamente. Yo creo que dentro de lo que es la acción que llevan adelante interesadamente algunos agentes de salud pública que a veces están sindicalizados y politizados, apuntan siempre a mostrar los defectos que están en el sector público y en el sector privado. Se hace política con eso descalificando la acción de todos los agentes sanitarios, de todo el sistema. Y hay muchas veces, y lo digo con todas las letras, que hemos sufrido sabotaje por parte de estos mismos agentes.  Yo lo tengo documentado y hemos hecho la denuncia pertinente. Se magnifican a veces las pequeñas cosas”. 

Respuesta de los gremios 

Al ser consultados, los delegados gremiales de hospitales provinciales respondieron las acusaciones de Fortuna. 

Es más fácil culpar a los trabajadores que aceptar las falencias y dar solución a la problemática. Los hospitales se sostienen gracias al esfuerzo de cada trabajador que día a día pone el hombro y mucho más dejando en cada puesta su salud física y mental”, aseguró Estela Gimenez, delegada del Hospital de Niños de UTS a La Nueva Mañana

Y agregó: “Tenemos compañeros con sueldos por debajo de la línea de pobreza, la gran mayoría tiene doble jornada laboral y aun así dan lo mejor de si para estar a la altura de una demanda social que crece día a día a la par de la desocupación y la pobreza”. 

Por su parte, Roberto Ramos, delegado del Hospital Misericordia de ATE, sostuvo: “Por lo general se cumple el horario pero ellos no cumplen tener las condiciones laborales como corresponde como por ejemplo la falta de aire acondicionado en los consultorios externos que tanto los médicos como pacientes están en condiciones infrahumanas”. 

No obstante, Ramos aseguró a La Nueva Mañana que sí ha visto gente que marca y se va y que en su momento lo ha denunciado. 

“Cuando fui a reclamar, la contestación fue: ‘Lo que pasa es que es amigo de’, que viene del ministerio, gente que no conocemos”, aseguró Ramos. 

Sobre los sabotajes respondió: “Ojalá que tenga las denuncias hechas sino está ensuciando a todo el mundo. En el Misericordia está todo mal hecho, en una época nos dijeron que había sabotaje en los desagües porque se tapaba todo y cuando levantaron el piso se dieron cuenta que el piso había cedido y aplastaba los caños y los obstruía. Nunca reclamaron a la empresa que construyó el hospital”.

Te puede interesar