El Peronismo Federal calienta motores

Política / Economía 08/02/2019 Por
Roberto Lavagna rompió el silencio. No descartó ser candidato y pidió unidad más allá del peronismo. Sergio Massa, sin agresividad, busca el voto kirchnerista. Pichetto y Urtubey disparan contra CFK.
Alternativa Federal©NA
“El 70% de los argentinos quieren un cambio de gobierno”, explican los asesores con las encuestas en la mano. - Foto: NA

chapa_ed_impresa_01

Especial para La Nueva Mañana

Los números que circulan por el bunker del massismo son la guía. “El 70% de los argentinos quieren un cambio de gobierno”, explican los asesores con las encuestas en la mano. Dentro de esa lógica que marcan las mediciones prematuras hay que analizar lo que sucede dentro de Alternativa Federal.

A diferencia de lo que se suele repetir en los medios de comunicación el principal problema para el espacio que se referencia en los gobernadores y que tiene como máximo exponente a Sergio Massa no es el techo de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner sino el piso. La explicación para los hombres que ya trabajan en la campaña de Sergio Massa es sencilla: “El problema es el piso y no el techo porque le tenemos que hablar al votante duro del kirchnerismo”, detallan y al mismo tiempo aclaran: “No son los militantes, es la gente de a pie que se identifica con el kirchnerismo. Ese es el objetivo”.

De esta forma Massa, y en cierta medida Alternativa Federal, empieza a trabajar sobre un slogan que se impondrá después de las PASO: “El único que le puede ganar a Macri es Massa”. La estrategia es idéntica a la que el actual presidente utilizó para llegar a la segunda vuelta que luego lo depositó en la Casa Rosada. Claro que en este caso el tercero en discordia no sería Daniel Scioli sino la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Ese razonamiento explica también, entre otras cosas, la falta de agresividad de Massa al hablar de la ex presidenta. Massa lidera cómodo su espacio y sabe que en caso de ir a una interna la ganará. En cambio, el senador rionegrino Miguel Ángel Pichetto y el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey necesitan atacar a CFK para poder crecer dentro de su espacio. Por lo menos eso creen.

En concreto desde el comando de campaña de Massa aseguran: “La idea no es ir con Cristina. Massa no necesita a Cristina pero si necesita los votos del kirchnerismo”.

Estrategias y objetivos

Por su parte, Pichetto – por ahora sin chances de ganar una interna – seguirá de recorrida. El interior de la provincia de Buenos Aires y Neuquén son los puntos elegidos para seguir ampliando su base y lograr el volumen necesario para tallar en la discusión y no quedar absolutamente relegado y a merced de su pobre intención de voto.

En tanto, el gobernador salteño sigue midiendo el momento adecuado para acelerar en la campaña y posicionarse a nivel nacional. Desde su entorno señalan que “algo tiene que ver la ambigüedad por la que transita Sergio Massa” al cual sigue con atención. Sin embargo, dan por sentado que Urtubey no declinará su candidatura y jugará en las PASO. El salteño tendrá primero, según advirtió su propio entorno, definir a quien le habla y si le cierra definitivamente la puerta al votante del kirchnerismo o no.

Éramos muchos…

En escenario, ya complejo que ameritará de mucha política para evitar una fractura, Roberto Lavagna salió a hacerse cargo de los rumores y no descartó su candidatura a Presidente. Dejó dos cosas en claro: en caso de ser candidato no irá a una interna y que la alianza electoral para enfrentar al presidente Mauricio Macri debe ir más allá de los límites del peronismo. También marcó, por primera vez algún tipo de diferencia con Sergio Massa respecto de los condimentos del armado político.

Dentro de Alternativa Federal nadie toma demasiado en serio los dichos de Lavagna. Nadie cree que finalmente se presente como pre candidato a Presidente.

Por ahora, a 184 días de que se lleven adelante las PASO para elegir a los candidatos presidenciales, Alternativa Federal no logra unificar discurso y tampoco un candidato. Sin embargo, desde todos los sectores aseguran, que la discusión será saldada antes de que comience el mes de junio.

Lo cierto es que las encuestas, más allá de marcar que la mayoría de la población argentina quiere un cambio en de gobierno, no sitúa a la misma altura al kirchnerismo que a Alternativa Federal. La ventaja de CFK – admiten los operadores de los gobernadores – por sobre el resto de los candidatos del peronismo aún es considerable. Pero señalan que la instalación por parte del oficialismo de las causas de corrupción hará decrecer la intención de voto de la ex presidenta.

Para el peronismo no kirchnerista la crisis económica esmerilará al gobierno y las causas de corrupción a Cristina. Basar las aspiraciones presidenciales en futurología no parece el camino más seguro para llegar a la Rosada pero por ahora es el único que puede desandar Alternativa Federal.

La ambigüedad de Massa no sólo es seguida con atención por Urtubey sino también por el PJ de la provincia de Buenos Aires que ya le puso fecha de vencimiento al coqueteo del ex intendente de Tigre. Así las cosas, tanto kirchneristas como federales esperan por la definición de Massa.

 

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar