Javier Bee Sellares: “A la ciudad no la puede gobernar cualquier aventurero”

El legislador radical ya habla y se mueve como candidato en la Capital. Insiste en su idea de que la experiencia sobre la gestión debe ser el diferencial para elegir al candidato del oficialismo.
Be sellares
- “No hay que olvidarse de que el intendente Mestre recibió una ciudad que estaba cooptada por los gremios”, asegura Bee Sellares. Foto: archivo.

chapa_ed_impresa_01

Especial La Nueva Mañana

Hace tiempo que Javier Bee Sellares sabe que su horizonte político tiene a la Capital como escenario principal. Desde comienzos de la gestión Mestre, el actual legislador por el Departamento Capital ha sido el acompañante que el intendente ha necesitado que sea, ocupando en cada momento un rol específico hacia adentro de la gestión o hacia adentro del partido. Fue la espada legislativa fundamental para la primera parte del paso del actual precandidato a gobernador por la intendencia y se desempeñó como su secretario de Gobierno después.

Se concentró en la Legislatura durante estos últimos años y desde allí comenzó a expresar sus deseos de ocupar un rol protagónico durante la próxima gestión que imagina como continuidad del proyecto que gobierna Córdoba desde el año 2011. “No hay que olvidarse de que el intendente Mestre recibió una ciudad que estaba cooptada por los gremios”, dice a La Nueva Mañana.

-¿Y en qué etapa está la relación con los gremios, ocho años después?

-Hoy, la discusión con el Suoem pasa por ver cómo podemos mejorar la capacidad operativa del municipio y resolver temas a partir de sus propios empleados, haciendo la salvedad de que muchos de los ellos (casi el 45%) están en educación y salud. Me parece que la relación con UTA ha retomado sus cauces normales luego de aquel paro salvaje que paralizó el servicio durante el 2017. Y con el Surrbac tenemos el desafío de poder encaminar el sistema a partir de la nueva licitación que se adjudicó el año pasado y este programa de “recuperando valor”. Yo creo que esos son los grandes desafíos de la gestión para los próximos años, a lo que también debemos sumarle una solución para el tema Cormecor. También me parece que hay un gran tema en materia de movilidad porque tenemos que ver cómo seguimos desarrollando la idea de los carriles selectivos y cómo redireccionamos algunas calles para que el sistema mejore.

-Al comenzar la gestión de Mestre, se esperaba una relación conflictiva con el Suoem que luego fue mermando hasta el último tiempo en el que la discusión en torno a la jubilación de Rubén Daniele puso de nuevo el enfrentamiento en agenda. ¿Dónde cree que estuvieron las razones para que la relación se haya desarrollado de esa forma?

-El primer período de Mestre hubo una conflictividad muy importante, teníamos asambleas de modo casi permanente. Creo que hubo un cambio muy notorio a partir del momento en que se decidió dejar de pagar las horas no trabajadas. Fue una decisión muy determinante. Ahí hay un antes y un después que se logró a partir de una política correcta porque los empleados municipales deben entender que son servidores públicos que tienen que acompañar una gestión y más allá de las ideas que pueden tener sobre el devenir de esas decisiones, hay algo lógico que debemos tener en cuenta y es que no se pueden realizar asambleas y cortar la actividad si no hay razones que lo justifiquen de un modo claro.

-¿Cree que se puede esperar buenos resultados en el tema basura luego de la licitación aprobada el año pasado?

-Yo estoy convencido de eso. El tema de contenerización que pone contenedores en las principales avenidas es un proceso visible. Hoy se ven esos contenedores para residuos secos y húmedos prácticamente en toda la ciudad y eso es algo que antes no existía. Hay que sumarle todo lo que es recolección de escombros y poda que aparecía como un reclamo permanente y sobre lo cual vamos avanzando.

-Entre los acuerdos básicos que se vienen reclamando desde hace tiempo en materia de transporte y movilidad queda pendiente el tema de los taxis y remises.

-El tema del transporte público, que debemos entender de modo integral, depende de un ordenamiento en donde el intendente cumple su rol de director técnico entendiendo cómo deben funcionar cada una de las partes del ese sistema. Yo soy un convencido de que el diálogo tiene que ser el punto de partida, pero eso no significa que el intendente no tenga la potestad de tomar la decisión final al respecto. Que haya un promedio de 800.000 boletos diarios nos obliga a eficientizar los tiempos porque si no solucionamos eso nunca vamos a conseguir que la gente use más los colectivos. Y a partir de eso, tendremos que analizar cómo eficientizamos el tema taxis y remises.

-¿Es sustentable el sistema de transporte público a partir de la caída de subsidios? La oposición suma a esta situación una realidad que marca que la cantidad de pasajeros disminuye y que eso tiene que ver con el costo del boleto.

-El sistema tiene que ser sustentable, la primera variable que tenemos que analizar es la cantidad de pasajeros y para eso el boleto debe ser accesible para todos. Creo que hay un reconocimiento por la mayor cantidad de kilómetros que recorren las líneas y la mayor cantidad de barrios conectados, pero tenemos que ver cómo solucionamos el tema de las frecuencias que hoy aparecen como un problema latente para muchos usuarios. El debate de subsidios nacionales y el rol que pueden cumplir el municipio y la Provincia en ese aspecto se va a hacer cada vez más pequeño si nosotros logramos solucionar esos problemas.

Bee Sellares campaña
Bee Sellares ya está en plena campaña. Semanas atrás visitó Villa El Libertador con el legislador Gustavo Fonseca. Foto: Gentileza.


La campaña y las internas

-¿Cómo se imagina todos estos temas de acá a mayo?

-Yo espero que tengamos una campaña en la que se debatan ideas y que no volvamos a llenarnos de slogans y carteles sin poner la atención en los temas sobre los que realmente debemos trabajar. A la ciudad no la puede gobernar cualquier aventurero, el cargo de intendente lo debe ocupar un vecino de Córdoba que tenga la experiencia y el conocimiento como para poder encarar las soluciones que necesitamos. La diferencia que hay entre la teoría y la práctica es abismal y solamente aquellos que hayan ocupado un cargo en la gestión pueden entender esa diferencia y enfocarse en la solución práctica de los problemas.

-Yo, ahora, miro la lista de aspirantes de Cambiemos y no me quedan muchos que cumplan con esos requisitos. Lábaque, Juez, usted…

-Pero eso es algo que tiene que ver con la responsabilidad que tenemos los dirigentes públicos. El creer que cualquiera dirigente está para cumplir cualquier función es un error conceptual que después tiene sus costos, por eso yo planteo que el debate debe contemplar la capacidad y la experiencia. También lo planteo pensando en el peronismo, que tiene una serie de precandidatos en donde, justamente, no está sobrando experiencia y conocimiento sobre los problemas de la ciudad. Eso me parece una irresponsabilidad.

-¿Cómo ve que se pueda ir solucionando el debate al interior de Cambiemos?

-Yo siempre aspiro a la madurez política que en base al diálogo nos permita llegar a un consenso y presentar el mejor candidato, pero si eso no sucede me parece que las internas abiertas son una alternativa válida. Tenemos que decidir cómo va a hacer Cambiemos para continuar con la gestión Mestre y debemos definir las cosas bajo esa consigna sabiendo que la experiencia, la capacidad y saber qué hacer con cada uno de los problemas es un diferencial importante que será valorado por los vecinos de Córdoba el día de la elección.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar