Los Molles: famosa modelo denunció que su ex pareja le incendió su casa

La ex modelo Fausta Fabris, escapó a Buenos Aires de las amenazas y golpes que el padre de su hijo le propinaba en su casa ubicada en Villa Las Rosas.
Ver galería fausta fabris
1 / 2 - Fausta Fabris, hoy víctima de violencia de género, fue una exitosa modelo en los 90'. - Foto: Gentileza.

La emblemática modelo de fines de los 90', Fausta Fabris, denunció públicamente (y ante la Justicia) que el padre de su hijo menor, Joan Sebastián Ortiz, la sometía a golpes, insultos y amenazas. Tras la denuncia realizada en mayo de 2018, cree que cumplió una de las amenazas que le hizo: incendiarle su casa.

En 2002, Fausta Fabris llegó a vivir al paraje Los Molles en Villa Las Rosas, plena sierra de Córdoba, para poner una peluquería y armar una familia con Joan Sebastián Ortiz, el padre de su hijo de cinco años. Además, ella tiene tres hijas adolescentes de otro padre.

Desde 2013, Ortiz ejerce violencia de género contra ella.

"Cuando nació mi hijo, en 2013. Antes del embarazo estaban los gritos, el autoritarismo, golpeaba la mesa, rompía la silla, tiraba trompadas al aire, dirigidas a mí que siempre esquivaba. Me revoleaba, me pisaba los dos pies al mismo tiempo. Sabe pegar sin dejar marcas", contó Fausta en una entrevista con Infobae.

Luego de numerosas amenazas que iban desde suicidarse hasta matarla a ella y a su pequeño hijo. Habría cumplido con una, según está segura Fausta: incendiarle su casa.

"Ni en pedo me vuelvo. Me voy a Australia, lo más lejos de este tipo que pueda. La Policía viene y me dice 'tranquila, mamita, tranquila', pero yo no soy ninguna boluda. Duermo con un cuchillo en la mesita de luz, con un cuchillo por miedo al padre de mi hijo", dice a Infobae.

Fausta llegó en un micro a Retiro a comienzos de esta semana junto a sus tres hijas adolescentes de una relación previa y su hijo para quedarse en el departamento porteño de su hermano Ludo, huyendo de Ortiz.

A Ortiz lo había denunciado en tres ocasiones distintas desde mayo pasado, la última por la supuesta autoría del incendio de su casa en la noche del 5 de enero pasado, una denuncia hecha ante el Ministerio Público Fiscal cordobés.

Hasta ahora, no habría una orden de detención para Ortiz, de 31 años de edad, que según le dicen vecinos a Fausta, sigue en el pueblo. La ex modelo llegó a recibir un botón antipánico, una restricción perimetral que Ortiz, según ella, violó en múltiples ocasiones.

Te puede interesar