Brasil se retiró del pacto de la ONU que garantiza migración segura y regular

La decisión fue confirmada por el Ministerio de Relaciones Exteriores. Se había adherido en diciembre, durante la gestión del ex presidente Michel Temer.
Bolsonaro by AP
Brasil se retiró del Pacto Mundial sobre Migración de la ONU. - Foto: archivo

El Gobierno de Brasil confirmó su retiro del Pacto Mundial para la Migración de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), al que se había adherido en diciembre, durante la gestión del ex presidente Michel Temer, según informó este martes la cadena de noticias BBC Brasil.

El ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil pidió a las misiones del país en la ONU "informar mediante nota al secretario general de las Naciones Unidas y al director general de la Organización Internacional de Migración, además de a otros interlocutores considerados relevantes, que Brasil se disocia del Pacto Global para una Migración Segura, Ordenada y Regular", publicó el medio británico.

El telegrama del ministerio de Exteriores también remarca que Brasil "no deberá participar de cualquier actividad relacionada con el pacto o su implementación". En las últimas semanas, antes de asumir como presidente, Jair Bolsonaro había expresado su voluntad de que Brasil dejara el pacto. En la misma línea se había expresado el ahora ministro de Exteriores, Ernesto Araújo.

Araújo afirmó en la red social Twitter que el pacto impulsado por la ONU es un "instrumento inadecuado para tratar con el problema (migratorio)", defendiendo que la inmigración no debe tratarse como una cuestión global, sino en función de la realidad y soberanía de cada país.

Por su parte, el ex canciller Aloysio Nunes, que firmó el pacto en nombre de Brasil, le respondió a Araújo en la misma red social asegurando que se trata de un asunto global, porque todas las regiones del mundo se ven afectadas por los flujos migratorios, ya sea como emisoras, receptoras o de tránsito de personas.

Además, subrayó que el pacto "no autoriza migración indiscriminada", sino que busca servir de marco referencial, sin interferencia en la política migratoria de cada país. El nuevo Gobierno brasileño es crítico con el multilateralismo y con organismos como la ONU.

Noticia relacionada:

Bolsonaro con banda presidencial Bolsonaro apunta contra tierras indígenas, ONG y comunidad LGBT

Te puede interesar