El “dietazo” desató un escándalo en la Legislatura

Política 06/04/2017
El debate caliente por el aumento del sueldo de los legisladores terminó con cruces entre todas las fuerzas. Desde todos los bloques apuntaron contra Laura Vilches, la legisladora del PTS que dio a conocer el incremento salarial.
Unicameral
Unicameral

Como era de esperar, la discusión por el “dietazo” que la legisladora del PTS, Laura Vilches, había anticipado que iba a introducir en el recinto de la Unicameral, desató un escándalo. Desde todos los bloques terminaron cruzando a la parlamentaria de la izquierda que dio a conocer el incremento de los sueldos.

Se sabía que en algún momento de la sesión, una chispa bastaría para encender la discusión. Y esa “chispa”, fue la palabra del radical Miguel Nicolás con un pedido de informe presentado para criticar la licencia que se había tomado el gobernador Juan Schiaretti en plena negociación paritaria con los docentes. En ese momento, Vilches pidió la palabra y cruzó al referente de la UCR e integrante de Cambiemos, al comparar lo que pasa en Córdoba con lo que sucede en Buenos Aires con la gestión de María Eugenia Vidal.

Allí, se disparó la discusión por las dietas. Nicolás dijo en medio del recinto que lo “hartaban” pidiéndole dinero para los afiches del FIT con los que empapelan la ciudad y puso en duda que los aportes de la izquierda vayan a las distintas luchas. La respuesta de Vilches no tardó en llegar: “pongo a disposición cada uno de los comprobantes de los aportes que realizamos”.

Por su parte, desde el oficialismo el jefe del bloque, Carlos Gutiérrez dijo que “cada uno hace lo quiere con la dieta”. Pero esto lejos estuvo de disipar una discusión que involucró a todas las bancadas.  


Todos contra todos
Lo publicado por Vilches en el inicio de la semana, sobre el sueldo de 128 mil pesos de los parlamentarios cordobeses, ya había tenido sus réplicas antes de ingresar al recinto. Y una de las réplicas que más polémica despertó fue la declaración del radical Hugo Capdevila, quien en una entrevista televisiva y tras más de un año de un silencio casi sostenido por el resto del bloque, afirmó: “en la Legislatura estamos al pedo”. Luego de intentar rechazar el aumento por considerar que la Unicameral “es una escribanía”.

Estos dichos no solo tuvieron el rechazo del peronismo oficialista, sino que también contaron con el enojo del juecismo, aliado a Capdevila en el interbloque Cambiemos.

En el bloque mayoritario desde la mañana ya venían advirtiendo que no existía un solo proyecto presentado por el caudillo de Huerta Grande en todo el año y que la definición, en primer lugar, le cabía a él.

Desde UPC, el encargado de responderle a Capdevila fue Daniel Passerini, quien dijo en el sitio Agenda 4P que la Unicameral “está lejos de ser una escribanía” y recordó que “el año pasado se aprobaron más leyes que presentaron los legisladores que las que llegaron desde el Ejecutivo”.

El delasotista también sostuvo que la cordobesa “debe ser la única Legislatura donde los legisladores no aprueban p no votan el aumento de sus dietas”.

Por su parte, en el Frente Cívico la reacción fue de Juan Pablo Quinteros. En el mismo sitio, el juecista criticó a la izquierda y tildó la posición de “demagógica e hipócrita”. “Ésta gente que está criticando el aumento, el año pasado lo cobró dos veces y no dijo nada”, agregó.

Por último, y sobre los dichos de Capdevila, Quinteros consideró: “aquel legislador que considera que acá está al pedo, que renuncie y que deje su lugar a un legislador que tenga ganas de venir a trabajar, como lo hago yo o como lo hacen un montón de otros legisladores”.

Te puede interesar