Las Sierras desde otra perspectiva

Turismo 17/12/2018 Por
Apenas dos horas y veinte minutos separan la Capital cordobesa de Cosquín, en un trayecto que se atraviesa localidades de Punilla y rincones recónditos, que a través del Tren de las Sierras pueden conocerse por sólo $15.
Tren Sierras © Prensa Trenes Argentinos00003
La formación parte puntual todos los días desde Alta Córdoba a las 8.25, 10.40 y 11.40, y traslada hasta 240 pasajeros.

chapa_ed_impresa_01

Escaparse de la rutina por unas horas para adentrarse en algunos de los bellos paisajes que ofrece Córdoba puede estar al alcance de cualquier persona gracias al Tren de las Sierras, un circuito de poco más de 52 kilómetros desde la Estación Alta Córdoba hasta la ciudad de Cosquín que además de ser una opción económica y sustentable cada vez más elegida por los turistas, se consolida como medio de transporte diario para quienes se trasladan hacia el centro y norte de la Capital.

El tren viaja por un antiguo ramal inaugurado en 1892 y que, en su momento, sirvió como medio de transporte de cargas entre la ciudad y Cruz del Eje. La formación parte puntual todos los días desde Alta Córdoba a las 8.25, 10.40 y 11.40, y traslada hasta 240 pasajeros.

Dieciséis minutos después de la salida cruza la parada del Hospital Neonatal y más tarde la de Rodríguez del Busto. Aunque hasta ahí todo es cemento, comercios y un desfile incesante de autos, desde el interior del vagón la imagen se aprecia pausada y la ciudad late a un ritmo muchos menos taquicárdico.

El itinerario indica que el tren pasará por Ampliación La Tablada y hará una nueva parada en Argüello, barrio que le debe su nombre a Don Isauro Argüello, un comerciante de mulas y caballos que en 1894 cedió parte de los terrenos para construir la estación que está ubicada entre calles Ricardo Rojas y Donato Álvarez, y marca un quiebre dentro de la escenografía urbana.

A lo largo de la primera arteria se suceden una serie de casonas que, conservando el estilo neocolonial y sus parques frondosos, le imprimen color al paisaje hasta que - con las sierras de fondo apenas delineándose - la Capital queda atrás para desaparecer definitivamente luego de la parada de Tristán Narvaja.

Tren Sierras © Prensa Trenes Argentinos00004

El cielo celeste y límpido, el bosque de un verde intenso y los primeros trazos del entorno semirrural ganan la partida a medida que el tren penetra en la estación de Dumesnil, en donde se destaca la vieja Fábrica de Cementos Hércules que perteneciera a la familia Minetti y que en 1930 era considerada uno de los principales polos productivos de la zona.

Pronto la ruta 73 empieza a delinearse en simultáneo con las vías como si ambas fueran a unirse, hasta que una nueva cortina de árboles irrumpe en el paisaje y aquella desaparece. El viaje que ya lleva una hora conduce a La Calera, el único descanso que tiene la particularidad de estar construido en una curva. Allí el ferrocarril gana altura y la vegetación va creciendo en espesura, haciendo que las casas parezcan más pequeñas. En este tramo, es posible obtener una de las mejores postales del recorrido, con las montañas de un lado y el río Suquía que zigzaguea, del otro.

En medio de grandes canteras se cruza por el Diquecito, que debe su nombre al embalse construido para proveer de agua a la usina La Calera, para luego llegar a Casa Bamba. Al silbato del guarda que anuncia la parada de cinco minutos le sigue la llegada de los pobladores de la zona que ofrecen al turista los productos caseros que ellos mismos elaboran, tales como panes caseros, tortillas, tortas fritas, alfajores y pastelitos.

Cuando el tiempo no apremia, vale la pena detenerse en este pequeño paraíso que pocos conocen pero que enamora a primera vista; un sitio cargado de relatos tan fantásticos como su particular geografía. Casa Bamba es el nombre de la primera usina hidroeléctrica del país, que brindó el servicio de electricidad a Córdoba durante 67 años. La leyenda de Bamba nos remite a la época colonial y cuenta la historia de un indio que luego de raptar y dar muerte al prometido de una dama de la alta sociedad hija de su patrón, se refugió en la quebrada del Suquía, en medio de la espesura de las sierras cordobesas.

Tren Sierras © Prensa Trenes Argentinos00005

Lo que sigue es uno de los momentos más atractivos del paseo: el paso por un primer túnel que deja a oscuras la formación para luego descubrir el imponente Museo Usina Molet, otro hito en la generación de electricidad de la provincia porque sus muros son el refugio de la vieja usina homónima que fuera levantada en 1901, cuatros años después de Casa Bamba.

Minutos antes de que se cumpla la segunda hora de recorrido, el tren atraviesa un nuevo túnel de 490 metros y se detiene en la estación Cassaffousth ubicada al lado del dique San Roque; el imponente espejo de agua tan vital para Córdoba que desde el vagón se puede observar en todo su esplendor.

Mientras circula junto a la ruta provincial 55, el ferrourbano se dispone a llegar a la Estación San Roque. El lago comienza a desaparecer hasta volverse imperceptible. Resta cruzar una curva pronunciada para que la escenografía sea otra: el río Cosquín da paso a la localidad de Bialet Masse, la atraviesa casi por completo y por eso se convierte en el atractivo por excelencia.

Próxima y penúltima parada: Santa María de Punilla, cabecera del departamento y tierra de la tradicional Fiesta Provincial de la Avicultura, y finalmente la estación de Cosquín, una de las joyitas del Valle donde el fuerte legado histórico, artístico y cultural sumado al colorido paisajístico invitan a recorrer la ciudad de punta a punta.

Datos útiles

El servicio tiene tres frecuencias diarias por la mañana que parten de la Estación de Alta Córdoba. La primera sale a las 8.25 y llega a Cosquín a las 10.49; la segunda sale a las 10.40 y llega a destino a las 13.03 y la tercera sale a 11.40 y llega a Cosquín a las 14.03. El regreso desde Cosquín es a las 8 para llegar a la Estación Alta Córdoba a las 10.24; o por la tarde saliendo a las 15 o a las 16, para arribar a las 17.23 o 18.23 respectivamente.

El costo del pasaje es de $15 para el público en general. Los pasajes se compran en las boleterías de las estaciones, y sobre la formación.

Por informes o consultas llamar al Centro de Atención al Pasajero (CAP) el 0800-222- 8736 o bien comunicarse a la Estación de Alta Córdoba al (0351) 4861547 o a la de Rodríguez del Busto (0351) 4776195. También ingresando en la web de Trenes Argentinos.

El recorrido completo del convoy tarda dos horas 24 minutos. Sale de Alta Córdoba y tiene 12 paradas intermedias: Hospital Neonatal, Rodríguez del Busto, La Tablada, Argüello, T. Narvaja, Dumesnil, La Calera, Casa Bamba, Cassaffousth, San Roque, Bialet Masse y Santa María. La última parada es Cosquín, desde donde retoma su viaje a Córdoba.

El Tren de las Sierras cuenta con aire acondicionado, puertas automáticas, cámaras de seguridad y sistema satelital de seguimiento.
 

 

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar