Por primera vez, citan a 18 militares acusados de torturas durante la guerra en Malvinas

Lo ordenó un juez Federal de Ushuaia, a once años de iniciada la causa. Están acusados de estaquear, golpear y enterrar a soldados bajo su mando.
Mavinas soldados
"Los padecimientos extremos que soportaron los soldados argentinos formaron parte de una práctica sistemática por parte de sus superior". - Foto: gentileza

El Juez Federal de Ushuaia Federico Calvete llamó a indagatoria a 18 militares argentinos acusados de cometer delitos de lesa humanidad contra sus propios soldados durante la guerra de Malvinas. Se trata del primer avance importante que la causa tiene luego de 11 años.

En mayo de este año el fiscal federal de Río Grande, Marcelo Rapoport, junto a la Procuraduría de Crímenes de Lesa Humanidad, hicieron un pedido para llamar a indagatoria a 26 militares argentinos acusados de cometer delitos de lesa humanidad contra sus propios soldados durante la última guerra de Malvinas. Como querellantes de la causa, la Comisión Provincial de la Memoria y el CECIMacompañaron la solicitud.

Calvete decidió entonces hacer lugar a ese pedido y llamar a declaración indagatoria a 18 de esos 26 militares argentinos que había solicitado el fiscal. Entre los delitos de lesa humanidad que se imputan figuran la aplicación de torturas y padecimientos como enterramientos y estaqueamientos.

El juez considera que se trata de una decisión apropiada “dado el estado de avance de la investigación, que si bien no ha concluido, ha permitido incorporar cuantiosos elementos probatorios”. Muchos de estos elementos se desprenden de los legajos que forman parte del Fondo Documental Malvinas, un acervo documental de las Fuerzas Armadas que fue desclasificado en 2015 y tomado como parte central de los requerimientos presentados por fiscalía.

"Que la tortura, las vejaciones y los padecimientos extremos que soportaron los soldados argentinos formaron parte de una práctica sistemática por parte de sus superiores, no sólo no constituye novedad alguna sino que se encuentra extensa y profundamente documentada. Para la CPM esta decisión resulta trascendental ya que pone en movimiento una causa que durante 11 años ha permanecido detenida, desoyendo completamente los testimonios de las víctimas y desconociendo toda carga probatoria existente", sostuvieron desde la Comisión Provincial de la memoria.

"La CPM se presentó como querellante en la causa por violaciones a los derechos humanos radicada en Ushuaia y ha venido acompañando este proceso judicial dando un impulso a la campaña Justicia por Malvinas, que se propone instalar no sólo en ámbitos judiciales sino en el pleno de nuestra sociedad la necesidad del reconocimiento por las violaciones a los derechos humanos que los soldados argentinos sufrieron por parte de sus superiores", concluyeron.  

Te puede interesar