Acusan por robo a ex guardiacárcel que denunció tráfico de drogas

Policiales 01/12/2018
El fiscal de instrucción Daniel Miralles lo acusó de ser partícipe necesario de un violento robo a una familia de General Cabrera, ocurrido el domingo 11 de noviembre.
familia asaltada
La familia damnificada aseguró que conocían a Albornoz y que fue él quien los "entregó a los delincuentes". - Foto: LV16.

El fiscal de instrucción Daniel Miralles acusó a un ex guardiacárcel del Servicio Penitenciario de ser partícipe necesario de un violento robo a una familia de General Cabrera, un hecho que sucedió el domingo 11 de noviembre y por el que hoy hay otras tres personas detenidas.

Lo insólito del caso es que el mismo ex guardicarcel, Gustavo Albornoz, de 38 años, dos meses antes había denunciado, de forma pormenorizada, el circuito de tráfico de drogas de la cárcel de Río Cuarto, al sur de la provincia de Córdoba.

A Albornoz, echado del Servicio Penitenciario, después de hacer público el modus operandi del tráfico de drogas dentro del penal, se le atribuyeron los delitos de robo calificado por uso de arma de fuego, extorsión (por las amenazas telefónicas) y daño (por el incendio del auto robado). Todo eso, en calidad de partícipe necesario.

El hecho por el que se lo acusa

El delito fue cometido en horas de la madrugada del 11 de noviembre pasado en la ciudad de General Cabrera, cuando asaltantes ingresaron a la vivienda ubicada en barrio Nuevo Milenio y redujeron con golpes a una familia.

Además de robarles varias pertenencias y dinero, los ladrones se llevaron un auto de la familia, que luego apareció incendiado. Pero la conmoción de la familia asaltada no concluyó con el robo, pues en los días posteriores empezaron a recibir llamadas telefónicas amedrentadoras, informó Puntal.

Según denunciaron, los delincuentes comenzaron a llamar y a extorsionar a la familia para que entregaran una fuerte suma de dinero, a cambio de no causarle daño a la hija del matrimonio.

“Empezaron a llamar pidiendo plata, que si no iban a volver a matar a nuestros hijos. Ellos siempre pedían plata. Hasta intenté vender mi casa porque no sabía cómo iba a terminar todo esto, fue desesperante. Nos llamaban a cada rato, siempre amenazando con nuestros hijos, sabían toda nuestra vida. Sabían todo”, aseguró la mujer a La Vuelta del Perro por LV16.

Los damnificados relataron que las personas que tendrían vinculación con el asalto empezaron a exigirle 900 mil pesos, bajo amenazas de muerte.

“Yo conocí a la persona que los mandó (a los delincuentes), Gustavo Albornoz. Ese es el señor que los mandó, que les dio el dato. Este hombre se dedicaba a eso, a dar datos de gente que podía llegar a tener (dinero) o cobraba algo”, agregó la mujer.

A través del seguimiento a distintas líneas de teléfonos celulares, la fiscalía llegó a la detención de Albornoz y otras tres personas, que serían ex presidiarios.

Te puede interesar