Copa libertadores con campeón en suspenso

El fútbol sudamericano escribió una de sus páginas más tristes de la Copa Libertadores de América. Conmebol definirá en las próximas horas cuándo se juega el River-Boca más polémico del certamen continental.
Dominguez
Conmebol definirá en las próximas horas cuándo se juega el River-Boca más polémico del certamen continental. - Foto: Alejandro Domínguez, presidente de Conmebol (archivo).

chapa_ed_impresa_01

La Copa Libertadores de América es el torneo internacional más representativo de esta parte del planeta, y ha sido por años elogiado y alabado por el nivel y la emoción de sus partidos. Por ende, cuando se confirmó que la edición de este año tenía a River-Boca en la final, el mundo futbolero puso su foco en la “Súper final”.

Hasta el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, viajó a Buenos Aires para presenciar en el Monumental el partido revancha que definía al campeón. Pero no hubo partido, no hubo fiesta, no hubo campeón.

El presidente y el Consejo de la Conmebol decidieron en la mañana del domingo la postergación del partido de vuelta de la final de CONMEBOL Libertadores 2018 con el objetivo de preservar la igualdad deportiva.

La nueva fecha de la final será analizada y decidida en una reunión en Asunción el martes 27 a las 10 de la mañana con los presidentes de los clubes finalistas, Boca Juniors y River Plate”, anunció la institución madre del fútbol sudamericano. Y todo sigue en incertidumbre. Sábado y domingo fueron de incertidumbre y vergüenza para el fútbol sudamericano.

La final “soñada” no se pudo jugar, y más allá de que se anuncia para el martes el cónclave para definir una nueva fecha, persisten las dudas, ya que Boca solicita que se haga uso del artículo 18, que bajado al “llano” es pedir los puntos.

No obstante, quiénes conocen de cerca el andar (“especial”, por llamarlo de una forma decorosa) de Conmebol, aseguran que el partido se jugará sí o sí. En ese marco surgen dos versiones. Se jugaría el día 8 de diciembre. Pero no sería en el Monumental como estaba previsto. Se elegiría una cancha neutral y no sería en Argentina.

El partido se debe jugar con tiempo debido a que el ganador pueda organizarse para viajar al Mundial de clubes.

Medalla Tigre
Gianni Infantino y Alejandro Domínguez, se reunieron con el presidente de Tigre para entregarle las medallas de subcampeón de la Copa Sudamericana 2012.

Incertidumbre y más incertidumbre

Mientras tanto, los encargados del desastroso operativo de seguridad siguen sin dar explicaciones y permanecen en sus puestos.

Otro papelón, otro mensaje

Y como si todo lo sucedido durante el fin de semana con lo que rodeó el River-Boca, en el medio del papelón de la final de la Copa Libertadores, Infantino y Alejandro Domínguez, presidente de Conmebol, se reunieron con el titular de Tigre para entregarle las medallas de subcampeón de la Copa Sudamericana 2012, la del escandaloso partido ante San Pablo en Brasil.

 

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"