Para la UIC, el bono compensatorio “atenta contra las inversiones”

La entidad se sumó a las críticas hacia la conducción nacional, tras el anuncio de un bono obligatorio de 5.000 pesos para sector privado a fin de año.
Industria
La UIC sostiene que con el bono "sólo se pretende evitar los costos políticos de eventuales acciones sindicales". - Foto: archivo.

La Unión Industrial de Córdoba (UIC) se sumó a las críticas hacia la conducción nacional tras el anuncio de un bono obligatorio de 5 mil pesos para sector privado a fin de año. Mediante un comunicado, la entidad expresó “una profunda preocupación ante las medidas impulsadas por el Gobierno Nacional, respecto al acuerdo al que se ha arribado con los sectores sindicales el jueves como paliativo a la crisis económica que enfrentan todos los sectores de nuestra economía”.

La entidad recalcó que “medidas como las recientemente anunciadas, en el marco de una situación económica de crisis, agregan una nueva carga al sector privado, generando una nueva complicación a las distintas actividades productivas, que de ninguna manera pueden sostener y que atentan contra las inversiones presentes y futuras”.

En este sentido, la UIC aseguró que “sólo se pretende evitar los costos políticos de eventuales acciones sindicales, pero nuevamente a cargo del sector privado y que no aporta soluciones de fondo a las actuales circunstancias que atraviesa el país”.

Asimismo, advirtió: “Conocemos la situación del sector asalariado, impactado por los efectos de la inflación; pero quienes proveen las fuentes de trabajo están insertos en idéntica problemática, sumado a la desmesurada presión impositiva, la caída de la actividad, el aumento de los derechos de exportación, las altas tasas de interés, entre otros factores”.

Comunicado completo de la UIC

"Desde la Unión Industrial de Córdoba expresamos una profunda preocupación ante las medidas impulsadas por el Gobierno Nacional, respecto al acuerdo al que se ha arribado con los sectores sindicales en el día de ayer como paliativo a la crisis económica que enfrentan todos los sectores de nuestra economía.

Entendemos que solo se pretende evitar los costos políticos de eventuales acciones sindicales, pero nuevamente a cargo del sector privado y que no aporta soluciones de fondo a las actuales circunstancias que atraviesa el país.

Conocemos la situación del sector asalariado, impactado por los efectos de la inflación, pero quienes proveen las fuentes de trabajo están insertos en idéntica problemática, sumado a la desmesurada presión impositiva, la caída de la actividad, el aumento de los derechos de exportación, las altas tasas de interés, entre otros factores.

Todos los derechos deben ser ejercidos con los límites que establezcan sus reglamentaciones. La libertad de contratación, el derecho de ejercer industria lícita, se deben encuadrar en el marco de las leyes vigentes según lo dispone nuestra Constitución Nacional, pero las mismas no pueden invalidar el ejercicio de la actividad empresaria.

Medidas como las recientemente anunciadas, en el marco de una situación económica de crisis, agregan una nueva carga al sector privado, generando una nueva complicación a las distintas actividades productivas, que de ninguna manera pueden sostener y que atentan contra las inversiones presentes y futuras".

Te puede interesar