Comenzó el juicio contra el anestesista que desfiguró a una joven

El hombre está preso acusado de haber agredido brutalmente a Belén Torres en su departamento. “Estoy viva porque el vecino me escuchó”, contó la chica.
Gerardo Billiris
Junto a Billiris serán juzgados otros dos hombres por tenencia de estupefacientes y abuso sexual por otros dos casos también denunciados.

Este jueves comienza el juicio contra Gerardo Billiris, el anestesista de 41 años que molió a golpes y casi mata a Belén Torres, una joven de 24 años.

Billiris contrató a la joven para que sea su secretaria. La madrugada del 31 de enero del 2017 tras haber consumido drogas el anestesista comenzó a convulsionar. Ella intentó ayudarlo y él la molió a golpes. “Estoy viva porque el vecino me escuchó”, contó Belén.

La víctima estuvo internada en el Hospital Rivadavia. Se acuerda poco y nada. Casi dos años después, Belén volverá a ver a su agresor en el banquillo de los acusados.

El anestesista será juzgado por los cargos de “tentativa de femicidio” y “tenencia y suministro de estupefacientes agravado”. Belén y su familia, que la acompañó durante todo el proceso, esperan que se haga Justicia.

Belén recuerda que conoció a Gerardo Billiris a través de Tinder. Ella estaba buscando a una persona a quien conocer y tras varias conversaciones, él le ofreció trabajo.

“Al principio desconfié pero como él me mostró que estaba en la planilla del Hospital Militar le creí. Se dijo que nosotros teníamos una relación y la verdad es que estaba trabajando con él hacía algunas semanas”, relató Belén al portal minutouno.com.

La joven concurría dos o tres veces por semana para llenar unos papeles en la computadora. Ganaba $7 mil pesos y le ofrecía flexibilidad horaria. “Me cerraba porque me daba tiempo a seguir estudiando”, contó.

La noche del 31 de enero del 2017 terminaron de trabajar y le ofreció drogas. Ella no solía hacerlo pero aceptó. Tras varias horas de consumir diferentes tipo de estupefacientes, el anestesista empezó a convulsionar. Belén lo trató de mover para ayudarlo y Billiris comenzó a golpearla. Trompadas y patadas en todo su cuerpo, especialmente en la cara. Sin saber cómo, Belén logró abrir la puerta del departamento en Palermo y pedir ayuda. Un vecino la escuchó. A los segundos, Belén cayó inconsciente. Momentos después llegó la policía y detuvo al anestesista.

“Estoy convencida de que me quiso matar. No sé cómo pero estoy viva de milagro”,explicó.

La víctima contó que en el momento creyó que lo que había pasado era que se había pasado con la droga pero después comenzaron a contactarla diferentes mujeres que habían sido víctimas del anestesista.

Belén ya no tiene la cara hinchada ni moretones. Sólo sigue con problemas en uno de sus oídos por una fractura que le dificulta la audición. Todavía le queda hacerse una nueva operación. Hace poco Belén pudo volver a salir de su casa sola pero asegura que todavía no se anima a conocer a un hombre por miedo a que le vuelva a pasar lo mismo. “Quiero que haya Justicia y que este hombre no pueda hacer nunca más lo que me hizo a mí”, aseguró.

“Estamos muy ansiosos, esperando a que haya justicia. Confiamos en el trabajo que está haciendo la Justicia y queremos que tenga la condena que se merece. Que ni él ni sus cómplices puedan salir en muchísimo tiempo”, dijo el padre de Belén quien está convencido que lo que pasó con su hija no es un hecho aislado sino un accionar de una banda de delincuentes.

Gerardi Billiris está con prisión preventiva desde que ocurrió el hecho en el Penal de Ezeiza. Antes, se desempeñaba como coordinador de Anestesiología Pediátrica del Hospital Militar.

Por el hecho, también serán juzgados el ex actor y relacionista público Juan Martín Mercado y Cristopher Rosenthal Verdaguer por “tenencia y suministro de estupefacientes y abuso sexual con acceso carnal” por otros dos casos denunciados tras conocerse el caso de Belén.

Te puede interesar