Apelan restitución internacional de dos niñas argentinas a Nueva Zelanda

La defensa de la madre pidió la anulación del fallo del juez Andrés Olcese, quien ordenó el retorno de las pequeñas con su padre.
carlos-paz-restitucion-nueva-zelanda-justicia
El objetivo era trabajar de manera temporal, juntar dinero y volver a Argentina, sostuvo la abogada de la madre de las niñas. - Foto: archivo.

Tras el fallo del juez Andrés Olcese, quien ordenó el inmediato retorno de dos niñas argentinas con su padre que vive en Nueva Zelanda, la defensa de la madre de las pequeñas apeló la resolución. Uno de los motivos en los que se había basado el magistrado era que consideraba "ilícita" la salida de las nenas.

Sin embargo, Verónica Della Siega, abogada de la mamá de las menores, sostuvo lo contrario y manifestó que la salida del país oceánico no fue ilícita y que las chicas volvieron al país con el permiso del padre.

De esta manera, ahora el Tribunal de Justicia de Córdoba deberá decidir sobre la restitución.

La letrada señaló a Cadena 3 que si bien las menores fueron escolarizadas en Nueva Zelanda, se trató "solo de una visa temporal". La abogada de la mujer indicó a El Doce que las nenas siguen teniendo una autorización dada ante escribano y que está vigente para viajar por todo el mundo porque su papá nunca la revocó.

Además, la abogada relató que vivieron en Argentina cuando tenían 3 y 5 años y medio, respectivamente, y que “vivieron en Nueva Zelanda solo 16 meses de los 18 establecidos por los padres”. 

“No estaban de turismo ni proyectando vivir allá, porque el objetivo era trabajar de manera temporal, juntar dinero y volver a Argentina con a trabajar y para que sus hijas sean educadas en Carlos Paz, pero con una situación económica más firme”, agregó. 

La solicitud de restitución internacional de las niñas fue articulada por su padre a través del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina, con fundamento en que el traslado llevado a cabo por la madre había sido ilícito.

Si bien la madre adujo que Nueva Zelanda no era el lugar de residencia habitual de sus hijas, sino que el viaje a ese país tenía por objeto conocer y permanecer como turistas, el juez Olcese tuvo por acreditado que en aquel país se constituyó el centro de vida de las niñas, es decir, el lugar donde las niñas se encontraban integradas.

El magistrado aseguró que se había demostrado que las niñas fueron escolarizadas en una institución estatal, que sus padres alquilaron una vivienda, compraron un vehículo, obtuvieron trabajo e, incluso, contrataron un servicio de Internet.

Todo ello llevó al juez Olcese “al convencimiento de que la decisión de los progenitores ha sido la de radicarse en el país oceánico, al menos por un tiempo prolongado”.

Situaciones de violencia de género

Además la licenciada reveló que “hubo situaciones que motivaron a que la pareja se rompiera, situaciones de violencia explícitas frente a las niñas y reconocidas por ellas mismas ante su psicólogo de Carlos Paz y la psicóloga del equipo técnico del tribunal”.

Por eso, manifestó la abogada, las niñas pueden verse expuestas a "el riesgo por violencia". Además, dijo a El Doce que "la ley dice de manera objetiva que deben ser restituidas al lugar donde pasaron la mayor parte de su vida. La ciudad de Carlos Paz sigue siendo su centro de vida”.

Nota relacionada:

tribunales-carlos-pazOrdenan la restitución internacional de dos niñas argentinas a Nueva Zelanda

TSJ

Te puede interesar