“Los jóvenes tienen mucho para decir, para decirse y para decirnos”

Cultura & Espectáculos 31/10/2018 Por
Hace pocos días terminaron las III Olimpiadas Literarias que organiza la Escuela Superior de Comercio Manuel Belgrano. Un encuentro en torno a la palabra que no para de crecer.
Ver galería alumnos00001
1 / 4 - La gran final, que tuvo lugar el sábado 20 de octubre en las instalaciones de la Escuela Superior de Comercio Manuel Belgrano (ESCMB).

chapa_ed_impresa_01

III OLIMPIADAS COLEGIALES DE BARRIO ALBERDI DE POESÍA Y CUENTO 2018

“...una palabra, lanzada al azar en la mente, produce ondas superficiales y profundas, provoca una serie infinita de reacciones en cadena, implicando en su caída sonidos e imágenes, analogías y recuerdos, significados y sueños, en un movimiento que afecta a la experiencia y a la memoria, a la fantasía y al inconsciente, complicándolo el hecho de que la misma mente no asiste pasiva a la representación, sino que interviene continuamente, para aceptar y rechazar, ligar y censurar, construir y destruir”. (Gianni Rodari)

“La literatura, en sí misma, pertenece al orden del arte en general y, aunque la escuela le haga un sitio en sus diseños curriculares, siempre será ‘sapo de otro pozo’”, explica la justificación del proyecto que dio lugar a las olimpiadas, y sigue: “Cuando hablamos de leer y escribir en la escuela generalmente hacemos referencia a adquirir o enriquecer el manejo de ciertos tipos textuales como la exposición, la argumentación, la descripción. Los textos literarios se leen en el aula atendiendo a determinadas finalidades pedagógicas”. Es así que desde la institución creen que hay que replantear el uso instrumental que la escuela suele hacer de la literatura y generar diversos espacios institucionales, extracurriculares, que promuevan actividades de lectura y escritura creativas. “La literatura posee un carácter ‘indómito’: sobresalta, desordena, desestructura y propone nuevos órdenes para leer y comprender la realidad. El diseño de un proyecto de Olimpiada Literaria responde, básicamente, a esta motivación”, concluye.

Valeria Britos es profesora y licenciada en Letras. Conforma la comisión organizadora del evento junto a las también docentes del área de literatura Gabriela Boldini y Mara Quevedo. En entrevista con La Nueva Mañana, Valeria cuenta el detrás de bambalinas de las olimpiadas, los objetivos, las motivaciones, los preparativos en los meses previos y la crónica de la gran final, que tuvo lugar el sábado 20 de octubre en las instalaciones de la Escuela Superior de Comercio Manuel Belgrano (ESCMB) y que contó con la participación de 90 finalistas de 12 colegios secundarios públicos y privados de barrio Alberdi.

“En la ESCMB tuve la dicha de trabajar durante varios años con Ángela Díaz, colega de Letras con muchísima energía, imaginación y compromiso, quien se jubiló a fines del año pasado. En 2016 me propuso hacer una olimpiada literaria como las que hace APOA (Asociación de Poetas Argentinos) en las que participan alumnos de todo el país y la final se realiza en Buenos Aires”, cuenta Valeria. “En el ámbito de la educación desde hace unos cuantos años se adoptó la nominación de Olimpiadas a las competencias/certámenes/concursos de distintas áreas: matemáticas, geografía, literatura. Es una forma de incentivar y reunir a los alumnos interesados en estas temáticas desde lo lúdico, desde otro lugar que no sea el aula. Así que replicamos la idea de APOA, con otra escala, otros intereses, otros objetivos.

Ese primer año participaron 7 colegios, año a año fuimos incorporando otros”. Valeria se entusiasma y continúa: “La idea es llegar a contar con todos los colegios -públicos y privados- del barrio. Si nos ponemos en tren de soñar, podemos pensar para futuras ediciones de la olimpíada la incorporación -de alguna forma- del Club Atlético Belgrano, de ‘La Piojera’ si llegase a ser restaurado, en fin, de diferentes instituciones y espacios que son patrimonio histórico y cultural del barrio”. Y es que las olimpiadas tienen como epicentro al barrio Alberdi, contribuyendo a la consolidación de una identidad barrial, que es uno de los objetivos extensionistas de la universidad pública y por tanto del ESCMB, y revalorizando la palabra literaria de los niños y jóvenes de escuelas del barrio que deseen participar, con la posibilidad de disfrutar de la escritura y de compartir la pasión por escribir”.

alumnos00001

-¿Quiénes participaron en esta edición?
Este año participan alumnos de once colegios secundarios del barrio Alberdi, además del Belgrano: Ipem 270 Manuel Belgrano, Colegio Cristiano Evangélico Willam Morris, Colegio San Luis Gonzaga, Instituto Parroquial San Jerónimo, IPET 247 Ing. Carlos Cassaffousth, IPEM 138 Jerónimo Luis de Cabrera, Instituto Amparo de María, Instituto de San José. Hermanas Dominicas Secundario, Colegio Nacional de Monserrat, Escuela Normal Superior Alejandro Carbó y Colegio Pío X.

-¿Cómo es el trabajo previo a la gran final?
A lo largo de los meses previos, nos contactamos con los profes de las diferentes escuelas. Vamos aproximadamente en abril/mayo a las escuelas, con proyecto y afiche para que ellos cuelguen y promocionen. Luego, es todo vía mail hasta el día de la final: ellos envían los trabajos de los chicos que quieren participar y luego reciben un conjunto de textos a evaluar (de alumnos de otras escuelas) y deciden cuáles pasan a la final. Más adelante, se les envía listado de finalistas para que se organicen para el día de la final.

¿Cómo es el día de la final?
Al comienzo, los chicos están tímidos, se acercan de a poco a la mesa y toman una gaseosa, un café. Los profes van haciendo sociales, se reconocen de olimpiadas anteriores, de otros espacios, o simplemente se van conociendo allí. Los chicos también, de a poco van interactuando. Luego los invitamos a pasar a la biblioteca, mientras se sientan les pedimos las autorizaciones para futuras publicaciones y les vamos entregando las consignas. Las consignas son lo suficientemente abiertas como para servir de trampolín, de motor escriturario. Tienen tres consignas, pueden elegir una, dos o hacer las tres. Son del tipo: “el personaje principal de esta historia es una mujer con torso de oveja”, “te presentamos diferentes metáforas, utilizá alguna para tu poema: - el sonido de la furia, - espíritu viajero, - la voz de la conciencia”; para los más grandes hay temas más complejos, como por ejemplo: “escribí un cuento en el que el personaje esté obsesionado con alguna de estas cuestiones: el padre, la muerte, el color azul, la soledad..:”
Los chicos escriben, charlan entre sí, comentan, se muestran... revisan, reescriben, también hacen dibujos. El marco es de total libertad, intentamos crear un ambiente silencioso que favorezca la introspección y la concentración, pero con más de sesenta chicos es ¡casi imposible!

alumnos00003

-La jornada es larga, ¿qué actividades hay por fuera del momento de escritura?
A medida que terminan, van entregando y salen a recorrer la escuela, encontrarse con sus compañeros, esperar el almuerzo. Este año se dio la confluencia de tres actividades diferentes en el cole: nuestra final, las actividades propias del grupo juvenil (todos los sábados) y el Belgrano Rock, que empezaba a la tarde pero desde la mañana los chicos organizadores estaban armando escenario, llevando sonido, etcétera. Es decir, una escuela con muchísimo movimiento, en diferentes espacios de la misma. Para los chicos de otras escuelas, una invitación a recorrerla, pispear qué pasaba en el patio, ver cómo iba quedando la cancha cubierta con el escenario y la escenografía del Belgrano Rock.
Después de comer, los chicos se fueron a jugar con Melina Cruz, una profe del Belgrano que les había preparado diferentes juegos, y los profes participaron de un taller sobre el libro álbum que ofrecieron dos profes, una del cole y otra de un terciario.
Llegó el momento de la entrega de premios: los chicos ya se habían hecho amigos entre sí, vivaban y aplaudían a los ganadores, esperaban con ansias escuchar su nombre para recibir arriba del escenario del anfiteatro su premio y su certificado. Mucha emoción: de los alumnos ganadores y de los profes, de los organizadores y de los padres que se acercaron a compartir esta última parte de la jornada.
Un alumno de una de las escuelas participantes, que no llegó a enviar su trabajo a tiempo, me preguntó días antes: “¿puedo ir a ver?” Una pregunta que me traspasó el corazón y me terminó de confirmar que vamos por buen camino, que hay que generar y sostener este tipo de espacios, en los que los niños y jóvenes se encuentran, se reconocen en intereses comunes, en prácticas específicas (leer, escribir literatura) y en una escuela que en el imaginario barrial tiene mucho prestigio, historia, presencia.

-¿Qué balance hacés del proyecto?
Considero que los niños y los jóvenes tienen mucho para decir, para decirse y para decirnos. La literatura es una excelente herramienta para ello, permite mirar y mirarnos: mirar lo que pasa, lo que no pasó, mirar desde la utopía, desde los sueños. Y ¿qué mejor que decir junto con otros? Porque el cierre del proyecto es la publicación de todo lo que se escribió en esa jornada de final, entonces en ese libro circulan tópicos, formas, estéticas comunes y con puntos de tensión, se entraman diferentes miradas y sentires, modos de ser y estar de una generación de niños y jóvenes reunidos por la pasión por escribir.
En estos tiempos aciagos, una caricia al alma y un motor de esperanza. Porque siempre que haya literatura creo que se puede pensar que otro mundo y otra vida son posibles. Pero concretamente: esos chicos que van a la final son potencialidad pura, no sabemos -tomando la metáfora de Gianni Rodari de la piedra en el estanque- cuántas ondas, olas e incluso tsunamis puede generar la experiencia literaria en ellos.

El jurado: “Da gusto participar de apropuestas como ésta”

Durante la jornada del 20 de octubre un jurado de reconocidos escritores y docentes, especialistas en literatura infanto-juvenil, leyó, debatió y seleccionó los ganadores de las categorías Cuento y Poesía. Estela Smania e Ivana Alochis conformaron el jurado de Poesía. Reyna Carranza, Carmen Nani, Martín Cristal, Cezary Novek, Magdalena González Almada y Romina Rauber, el jurado de Cuento ya que fueron muchas más las producciones de narrativa que las de lírica.

Jurado © Cezary Novek
Estela Smania e Ivana Alochis conformaron el jurado de Poesía. Reyna Carranza, Carmen Nani, Martín Cristal, Cezary Novek, Magdalena González Almada y Romina Rauber. Foto: Cezary Novek


“Estuvo todo muy bien organizado”, destaca el escritor Cezary Novek. “Nos recibieron en la sala de profesores del Belgrano con una mesa dulce hermosa que, además, incluía dos o más títulos de cada autor en versión galletas de mazapán. Hubo buena organización con la dinámica de los tiempos propuestos, nos dividimos en dos mesas, una de poesía y otra de narrativa. Nos repartimos una decena de cuentos cada uno. Elegimos uno de cada categoría (A, B y C, según la franja etaria). Luego, pusimos en común y leímos los textos elegidos hasta que cada uno eligió los que más le gustaron. Después, discutimos entre todos los primeros segundos y terceros premios de cada categoría, fundamentando en la calidad de los textos y, sobre todo, el nivel de inventiva. Había trabajos realmente muy buenos, que ponían en juego varios elementos disímiles. Realmente, da gusto participar de propuestas como ésta, que estimula la producción escrita entre adolescentes de nivel medio”.

El escritor Martín Cristal, otro de los jurados, coincide y agrega: “Me pareció un eventazo, fue muy divertido de leer, no es el tipo de trabajo que suelo leer, la verdad que estuvo genial, ver un montón de pibes copados. Lo que me gustó mucho fue que el evento también incluyera capacitación para los docentes de la zona, de las otras escuelas”. Martín se refiere al Taller de capacitación sobre El género “ensayo” en el aula, y el Taller de libro álbum para docentes que tuvieron lugar en el transcurso de la jornada.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"