Dolina: “Hay que correrse, las mujeres están haciéndolo muy bien”

Cultura & Espectáculos 30/10/2018 Por
Alejandro Dolina vuelve a Córdoba con “La venganza será terrible” y antes de su llegada La Nueva Mañana conversó con él sobre radio, humor, feminismo y política.
Alejandro Dolina
Alejandro Dolina vuelve a Córdoba con “La venganza será terrible” . Foto: archivo.

chapa_ed_impresa_01

Por: Gonzalo Martín Puig - Especial para La Nueva Mañana

Es mediodía y Alejandro Dolina atiende el teléfono mientras espera a sus compañeros para hacer la preproducción de “La venganza será terrible”, el programa que realiza desde hace más de 30 años y con el cual vuelve a Córdoba.

Desde hace ya muchos años la radio artística no existe más”, dice apesadumbrado Dolina. Esta frase la dispara luego de recordar a Tato Cifuentes, Sandrini, Mareco y a Los Cinco Grandes del Buen Humor; los referentes que escuchaba cuando joven, y agrega que “existe solamente un altísimo porcentaje editorial, periodístico y a partir de allí se construye un humor más parecido al reality que a la meditación humorística”.

Es difícil de explicar el éxito de La Venganza y cómo el humor desplegado por el equipo va ganando nuevo público joven cada vez. Dolina arriesga una improvisada explicación: “Hay en el programa mucho del humor no profesional que se ejerce cuando uno estudia, el humor de la universidad. Bioy Casares decía que a él más que el humor profesional le gustaba el humor que ejercían grupos de amigos inteligentes. Yo estoy de acuerdo con eso. El humor profesional tiene algunas recurrencias que a uno pueden no hacerle tanta gracia. En el programa hay mucho de la velocidad, del chiste del momento, más que el chiste preparado. Hay una reacción ante lo que sucede que a veces es absurda, a veces es demencial, pero siempre es veloz. Esa velocidad y ese poder contestatario del humor está presente en los estudiantes y es posible que eso les atraiga”.

También puede ser que La Venganza sea un programa romántico. “Cuando uno lee la poesía de Beckett, por ejemplo, está seguro -aunque puede no ser así- de que esos hechos le sucedieron al autor. En el romanticismo hay un vínculo fortísimo entre el autor y la obra. Este programa es un programa donde el autor, el conductor, está cerca. El programa no sería el mismo si en vez de conducirlo yo, lo condujera alguna otra persona. Está muy vinculado a mis vivencias, a mi propia experiencia, aunque desde luego es un programa de ficción. La gente tiende a creer que lo que cuento verdaderamente ha sucedido. En ese sentido es romántico, lo que no quiere decir que por romántico sea bueno, ¿no? Se puede ejercer el romanticismo con la mayor torpeza”, explica Dolina.

Dolina © Mestiza Rock
“Me da mucho miedo este resurgimiento de la derecha. Vuelve a calar un discurso que siempre estuvo presente, pero en algunos momentos se vuelve subterráneo”. (Foto: Mestiza Rock)

Sobre el feminismo

“Es evidente que la situación ha cambiado. En este sentido yo quiero ser muy prudente, porque no estoy tan cierto de que un hombre tenga derecho a ponerse al frente del feminismo y a llevar las banderas. La posición debería ser consciente de que el hombre ha venido usufructuando los mejores lugares y cometiendo abusos durante muchos años, y salir ahora a hacerse el adalid del feminismo es al menos curioso. Lo mejor que puede hacer uno es mantener la prudencia. Uno debe aprender, ponerse en una actitud humilde. Uno debe ver desde dónde puede aportar, pero no más que eso. Creo que no conviene, que no está bien ponerse al frente. Hay que correrse porque las mujeres están haciéndolo muy bien.”

- ¿Qué pasa con el discurso artístico en relación con estos tiempos? Sos muy tanguero y el tango tiene letras muy machistas, ¿Te has cuestionado prescindir de algún tango?
- Son buenas preguntas. Yo me pregunto si hay derecho a pedirles a los autores de 1925 la misma sensibilidad que uno puede exigirle a los autores de este tiempo. El tango era machista, el cine en menor medida y había hasta un género humorístico, el de las milongas de pareja, en el cual era gracioso que el sujeto de enunciación fuera un señor machista y violento. Había una milonga que decía: “te lo juro Catalina / va a faltar penicilina / para curarte el marote” (N.de.R.: Se trata de la letra de “Cargamento” compuesta por Arturo Gallucci y Raúl Hormaza). Eran amenazas directamente del sujeto enunciador a su mujer. Eso resultaba gracioso. Yo antes de hacer cualquier pregunta, preferiría prescindir de esa milonga, porque después de todo no tenía tanto valor artístico y podemos vivir 100 años sin escuchar eso. Ahora, me pregunto: ¿qué pasa con alguien que utiliza como recurso humorístico ese tipo de violencia? ¿Es la exposición humorística o artística de esa situación equivalente a la realidad de la situación? La respuesta mía es: no lo sé. Sí sé que estamos viviendo épocas sensibles y las mujeres que han sufrido durante tanto tiempo esta clase de injusticia, puede que se excedan en la respuesta. A mí me parece que de algún modo tienen derecho a ese exceso y al menos en estos tiempos que son tan revulsivos, debemos permitir ese exceso de celo que tiene el feminismo.

La nueva aceptación del discurso de derecha en el mundo

Me da mucho miedo este resurgimiento de la derecha. Vuelve a calar un discurso que siempre estuvo presente, pero en algunos momentos se vuelve subterráneo. Uno siempre se cruzaba con gente que era levemente racista, levemente machista, levemente violenta y ahora se encontraron con que ese ‘levemente’ puede acelerarse y puede resultar glamoroso y admitido casi del mismo modo que se admitía cuestionar la sociedad de consumo hace cuarenta o cincuenta años. Eso es lo que aparece primero en la calle”.

Sobre el momento del peronismo

El peronismo tiene muchos colores, ya que hay distintas maneras de ser peronista. Algunas de esas maneras me gustan más que otras. En este momento veo que esos colores están demasiado resaltados. Contrariamente a lo que puede haber ocurrido en otras épocas en donde una orientación general prevalecía por encima de las diferencias, ahora son las diferencias más fuertes que la orientación general. Espero que esto cambie”.

DOLINA EN CÓRDOBA
Alejandro Dolina vuelve a Córdoba con “La venganza será terrible”, acompañado de Patricio Barton y el Trío Sin Nombre. El espectáculo será el jueves 1 de noviembre en Quality Espacio.

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"