Entrevista a Gerardo Coccio: Detodoslosmares, libros como puentes

Cultura 24/10/2018 Por
Tras cinco años de trabajo, el sello lleva cinco colecciones y 17 títulos publicados en el mercado editorial cordobés. Desde Capilla del Monte, su editor comparte la visión de su proyecto editorial.
Ver galería Gerardo Coccio © Vanina Boco
1 / 6 - - Gerardo Coccio, responsable de la editorial. Foto: Vanina Bocco

chapa_ed_impresa_01

No somos nosotros / sino las voces las que existen. / Y nos llegan con todos los rostros / con todas las calles que somos capaces de indagar / cuando a la hora de las tardes largas / llega alguien / gastado de alucinaciones, / vuelto hacia los horarios / y a veces, / nos pide que vayamos. / Y hay un intervalo de sombra, / un quedarse a la orilla, desnudos / aguardando. / Cada vez va a ser más extraño / y un día, / nos sorprenderemos recorriendo las piezas / de una casa vacía / abrazada al silencio.

(VI, “Días sobre la tierra” de Selva Casal)

El sello Detodoslosmares nació en el año 2013 con el desafío de explorar la edición de libros. En equipo con Stella Cochetti, como editora literaria y  con Leda Rensin como diagramadora, nació una colección de poesía argentina -la colección Astrolabio- y otra de poesía extranjera -colección Uniendomundos-.

Gerardo es editor y también librero. Vive en Capilla del Monte, donde funciona la librería Moby Dick Libros, que atiende junto a su compañera Betty. El sello Detodoslosmares nació en el año 2013 con el desafío de explorar la edición de libros. En equipo con Stella Cochetti, como editora literaria y  con Leda Rensin como diagramadora, nació una colección de poesía argentina -la colección Astrolabio- y otra de poesía extranjera -colección Uniendomundos-. Tal como expresa su sitio web : abiertos a otras inquietudes de su lugar de origen, el sello lanzó además la colección Naturaleza viva y proyecta incorporar nuevos títulos de poesía, historia y antropología. En diálogo con La Nueva Mañana Gerardo cuenta cómo surgió el sello, y las características y propósitos de la colección “Uniendomundos”, en la que publicó su último título “La confabulación de las arañas”, una selección realizada por Martín Palacio Gamboa de poesía uruguaya actual.

-La editorial surgió como una inquietud después de un ciclo de poesía en tu librería, ¿qué objetivos o visión del proyecto editorial tenías en ese momento? ¿Por qué “detodoslosmares”?
En un principio, como la idea de la editorial nació de las lecturas de poesía, quería que esa temática fuera central. Por otro lado, el nombre es el lema de la librería: ‘Moby Dick – libros de todos los mares’. Nos pareció, además de ser un nombre potente, que también tenía el carácter performativo y de proyecto editorial, es decir ampliar el catálogo con otras colecciones. Por eso están los libros de plantas (Naturaleza viva) y de antropología (Presente histórico) y en mente abrir nuevas colecciones. La idea fue siempre hacer libros de interés para la provincia y a su vez universales, promover autores y temáticas diversas.

-El conocer las cotidianidades del editor y del librero, te coloca en un lugar estratégico, ¿cómo ves la producción/distribución de la edición independiente cordobesa desde ese punto de vista doble? y ¿cómo afecta el contexto actual?
La librería te permite conocer gente y tener contacto con escritores, lo cual es un privilegio. Y de ese contacto han nacido históricamente algunas editoriales. La librería sería como un nexo entre el autor, el lector y los diversos canales de producción del libro. Por eso, ser librero-editor, es realmente estratégico porque te permite conocer todos esos canales que llevan a lograr ese objeto increíble que es el libro, desde el nacimiento hasta la venta, pasando por la comercialización y la distribución.
La edición en la provincia de Córdoba la veo en expansión con gran diversidad de propuestas, si bien lo sucedido en el país desde mayo a la fecha ha afectado los proyectos y también las ventas. Al no haber un proyecto cultural para fomentar el libro, con insumos importados y cartelizados como el papel, la edición se hace más costosa y el libro por momentos un objeto de lujo.

Hay que buscar canales de venta en otros espacios, como las ferias (por ejemplo la de poesía, la de las diversas localidades que arman eventos) y agruparse. Por eso iniciativas culturales como ‘Capítulo’, (el evento que reunió ediciones independientes de toda la provincia en agosto pasado) son interesantes porque aparecen varias temáticas cuestionadoras: la de competencia por la de cooperación entre editoriales independientes; los canales de venta, porque el editor tiene contacto directo con el lector; y la de distribución, porque se intenta no depender de una distribuidora. Este es el gran problema a resolver debido a la extensión del país. Tres conceptos que estarían en crisis en este momento.
Por otro lado también veo que no se está del todo comunicado con lo que está pasando en el medio editorial en otras zonas del país. Veo movimientos aislados, por un lado Bs.As. por otro Córdoba, Rosario, el noroeste, etc.

-El sello lleva cinco años de vida y 17 títulos, ¿qué balance hacés?
Cuando uno hace lo que le gusta, el balance siempre es positivo y el logro y la satisfacción no se mide en ventas.

MartinPalacio-ALTA
Martín Palacio Gamboa, músico, escritor, traductor y docente.



Uniendomundos

La colección “Uniendomundos”, dedicada a la poesía extranjera, irradia gran potencia desde las tapas, ilustradas siempre con el arte de María Licciardo. En palabras de Gerardo: “esta colección aparece con la idea de eliminar las fronteras socio-políticas y cuestionar los nacionalismos (los libros de poesía brasilera y uruguaya). También está el interés de fomentar la traducción de obras de difícil acceso y poco conocidas (los de poesía irlandesa y china)”. Es una colección que hasta ahora tiene solamente antologías pero podría tener autores individuales. Por un lado hay antologados dos países limítrofes que también forman parte del Mercosur y está presente la idea de frontera que separa y la del libro como objeto cultural y comercial que podría unir y dibujar otros límites diferentes a los nacionalismos ya instaurados”. Son así cuatro los títulos que componen la colección a la fecha. Cuatro tomos que proponen una selección de poesía cuidada, desde criterios pensados y fundamentados desde lugares no convencionales y siempre con un trabajo de análisis y/o crítica ensayísticamente presente desde los prólogos, introducción, notas… Una mención aparte merece la traducción, desafío intenso en tres de los títulos.

“La tarea del traductor es realmente de envergadura”, explica Gerardo, “ya que no sólo tiene que seleccionar un corpus preexistente sino que también tiene el desafío de lograr que el original se vea reflejado en una nueva lengua, manteniendo el significado y la idea original del texto. Como dice Evelia Romano en el prólogo a ‘Ecos y transparencias’, la antología de poesía clásica china, respecto de la traducción: ‘La noción de eco refiere a la posibilidad de que el original reverbere en la traducción, que sus ecos se escuchen a partir de esa expresión de la íntima relación entre lenguajes que constituye toda traducción. La noción de transparencia, por su parte, remite a la necesidad de que la traducción no oscurezca el original, sino que, como un velo sugerente, haga más deseable y evidente lo que deja entrever’”.


Nos levantamos de mañana temprano / para ir a donde están los membrillos del monte. / Por cauces secos de arroyos / —arena y piedra lisa— / de mañana temprano.
Y no permitamos que se nos borre nada. / Hay que atar y pegar el pensamiento / a cuanto ven los ojos: a una piedra, / a una rama rugosa, a un agua fría / y a aquel puro destello del sol entre las hojas / de los talas del monte.

Cuando pienso en qué haremos / por pensar en qué hacíamos / parece que de golpe / todo se arremolina:
mañana con mañana que vivimos, se juntan / todas las noches vuelan juntas, en una ancha / noche de maravilla / que se me acerca, a veces / hondísima y radiante.
Y digo: / volveremos y andaremos de nuevo / rodeados y apoyados fuertemente / en el brazo del día.

(“Planes”, de Circe Maia)

Confabulación_arañas_TAPA

Ecos_Tapa_web1

Abrir un libro, iniciar el viaje

Como las arañas, la poesía uruguaya contemporánea traza una red que se nutre de cruces y lecturas diversas. Entonces, desentramar esta red para reconfigurarla en una selección acotada de representantes del campo poético del país oriental es un trabajo complejo que se propuso realizar Martín Palacio Gamboa. “La confabulación de las arañas”, en una cuidada edición de más de 300 páginas, propone un recorrido de este entramado de estéticas de la poesía uruguaya contemporánea. Es el cuarto libro de la colección “Uniendomundos”. El libro tiene selección, introducción, prólogo y notas de Martín Palacio Gamboa, quien es músico, escritor, traductor y docente. Siguiendo la invitación de la solapa del libro, el lector puede dirigirse a martnpalaciogamboa.bandcamp.com y buscar sus discos, disponibles para escucha y descarga online y de esta manera, musicalizar la lectura de la nota, tal como musicalizaron su producción.

Martín declara expresamente que su trabajo no fue la conformación de una “antología”, concepto más vinculado al canon o legitimación académica de lo que ‘se debe leer’, sino de una “selección”. “Selección trae connotaciones de cierto azar, de distancia y, a la vez, de acto personal: no esconde al sujeto seleccionador” explica en el prólogo. En una entrevista publicada en el sitio uruguayo La Baraja, ampliaba que su trabajo en tanto crítico no pasaba por un lugar prescriptivo sino descriptivo, su selección busca ofrecer mapas de qué es lo que se está produciendo ahora en el país vecino.

Y su selección, que apunta a recuperar y poner en crisis las líneas estéticas y políticas de la poesía uruguaya reciente, incluye tanto poetas muy reconocidos como otros muy jóvenes, no solo montevideanos, sino también de múltiples localidades del interior uruguayo. Un punto destacado es la inclusión en la selección de materiales de poesía visual experimental. No es común su inclusión en selecciones de este tipo y le brindan al libro un valor añadido.

El libro, como buen mapa y en sintonía con esta metáfora de la telaraña, propone distintos recorridos a gusto y placer del viajero: un primer recorrido puede ser la lectura ordenada del libro, comenzando desde la introducción, y visitando cada prólogo que precede a la selección poética de cada autor, donde Martín comparte un contexto alrededor del poeta, su obra, su estilo y una crítica que antecede a los poemas y les brinda un marco de referencia desde lo académico.

Un segundo recorrido sin embargo puede ser una lectura del disfrute, enfocándose únicamente en la poesía, en degustarla, explorarla, dejarse atravesar por ella, siempre sabiendo que uno como lector está incluido en ese cuadro que constituye al leer, “la realidad que veo nunca es total, no porque una parte importante me eluda, sino porque contiene una mancha, un punto ciego, que señala mi inclusión en ella”, explica Martín en el prólogo a uno de los poetas. Desde esta perspectiva, como lectores argentinos, tal vez nunca podamos decodificar la poesía uruguaya tal como la pensaron sus poetas sino desde este desplazamiento que tiene lugar al momento de leer, producto de dos miradas diferentes, producidas desde diferentes perspectivas, desde visiones de mundo o realidades más o menos contiguas. ¿Estará allí, aquí, en la lectura, ese borramiento de la frontera-que-separa, que intenta esta colección? Pensar los libros como puentes, y este en particular, nos acerca al país vecino desde una invitación generosa a conocer una diversidad de paisajes poéticos, una oportunidad para aprovechar.

lamemoriaesparcidatapa

Bichodesietecabezas1

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar