Vojvoda, el proyecto Talleres y su encrucijada

El DT del conjunto albiazul figura cuestionado pero en sus actos se denota la mirada del presidente y la dirigencia, con el riesgo de caer en imagen. Lo deportivo sigue siendo el lado más endeble de esta etapa.
vojvoda
Fassi insiste en sostener a Vojvoda hasta final de temporada. - Foto: Talleres oficial

Los cuestionamientos caen sin piedad para Juan Pablo Vojvoda en un Talleres que deambula de mitad de tabla para abajo y algunos reflejos en falso que expusieron su criterio, dentro del siempre exigente paladar albiazul. Más allá de las razones futbolísticas, tácticas y hasta de liderazgo, vale aclarar que quien habla y opera a través del DT es Andrés Fassi, enmascarado detrás del proyecto institucional a largo plazo.

¿A qué se debe que Vojvoda volvió a utilizar a Cubas junto a Guiñazú, cuando ya es materia probada que se suprimen en funciones y roles? Ante Belgrano dejar solo al "Cholo" le dio réditos pero en Florencio Varela hizo agua por todos lados, de manera evidente, repitiendo un error que ya estaba sanado.

Pero detrás de todo -repito- está Fassi también  y la necesidad de imponer sus valores propios dentro de un mercado donde necesita vender uno o dos jugadores por mercado de pases, como para sostener las finanzas de un club que eroga no menos de 30 millones de pesos mensuales.

Por eso las apariciones saludables de Nahuel Bustos, Mauro Valiente, Guzmán, por momentos Juárez, ya son más frecuentes en las convocatorias y en la cancha. Fassi respalda esta idea y por el momento es escudo de un Vojvoda que aceptó estas condiciones de no tener grandes incorporaciones, apuntando al proyecto, aunque sabiendo que se juega su permanencia.

La banca de la dirigencia se soltará cuando continúen los malos resultados, en un Talleres holgado con los promedios pero siendo perseguido vorazmente desde sus hinchas en la mirada de seguir siendo protagonistas, en la temporada previa a participar en la Copa Libertadores después de 17 años.

La vara en la era post Kudelka quedó muy alta y Vojvoda queda inerte ante este criterio, pero todo se soluciona con un festejo ante San Martín de Tucumán, como para calmar las fieras. Mientras tanto Fassi le sigue dando cuerda a su idea, un Talleres exportador, con esa política deportiva de comprar poco y barato para vender caro, que por ahora, no se sabe hasta cuando, le sigue dando resultados y gobernabilidad.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"