Buscan permitir el ingreso de tríos y swingers a “telos” en Córdoba

Sociedad 16/10/2018 Por
La Comisión de Equidad de Género del Concejo Deliberante debate el proyecto. Es impulsado por la edil Miriam Acosta. Prevé cambios en la ordenanza de hoteles alojamientos de la Ciudad.
threesome
- hace 41 años que los “telos” de la ciudad de Córdoba prohíben el ingreso de parejas con integrantes del mismo sexo así como también la entrada de quienes mantienen relaciones ligadas a la práctica del intercambio de parejas.

chapa_ed_impresa_01

Es jueves a la noche en Nueva Córdoba. Ana, Marcelo, Romina y Walter toman cerveza artesanal en el bar de un amigo. La acción forma parte de una rutina aprendida y consensuada que repiten una vez por mes, desde hace casi un año. Después piden la cuenta, salen del bar, caminan dos cuadras y llegan a un hotel alojamiento. Primero entran Ana y Marcelo. Unos minutos más tarde, Romina y Walter. Los cuatro pagan por dos habitaciones aunque solo usan una. La explicación es simple: hace 41 años que los “telos” de la ciudad de Córdoba prohíben el ingreso de parejas con integrantes del mismo sexo así como también la entrada de quienes mantienen relaciones ligadas a la práctica del intercambio de parejas, como los tríos y swingers.

De esas prohibiciones -reglamentadas el 30 de diciembre de 1977, en plena dictadura cívico militar clerical- se trata el debate que por estos días tiene lugar en la Comisión de Equidad de Género del Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba.

El origen es un proyecto presentado por Miriam Acosta, concejala de Juntos por Córdoba y presidenta de dicha Comisión, quien impulsa la modificación de un artículo de la ordenanza 6737, que define la actividad de los “albergues transitorios” en la capital provincial.

“Los hoteles por hora serán establecimientos que tengan como objeto comercial la locación por hora de habitaciones amobladas para ser ocupadas exclusivamente por dos personas de distinto sexo y que tengan por finalidad mantener trato sexual íntimo”, establece el artículo dos. No tres, ni cuatro, ni cinco. Dos. Como la cantidad máxima de personas autorizadas a compartir sus cuerpos en los “telos” de la ciudad.

Y si bien en 2013 se derogó el inciso "b" del artículo 18 que prohibía el ingreso a parejas gay “para evitar discriminación”, en la práctica sigue vigente por la existencia del artículo 2 que ahora se busca cambiar.

Lo que está en juego, y castigado desde hace más de cuatro décadas, es la posibilidad de decidir libremente la cantidad de personas con las que se desea compartir el cuerpo. Es la disputa por la soberanía corporal, como ocurrió en la ley por la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) y con la modificación de la ley de Educación Sexual Integral (ESI) a nivel nacional, la que atraviesa el proyecto de Miriam Acosta y cosecha fuertes resistencias en algunos concejales.

Parejas gays sí, ¿tríos y swingers no?

“Estamos en plena discusión para modificar el artículo 2 de la ordenanza 6737. Y si bien hay acuerdo en eliminar la prohibición para parejas del mismo sexo -por considerarla discriminatoria- no ha sido posible aún llegar a una postura común y a un debate profundo acerca de la cantidad de personas que pueden alquilar una habitación. Hay muchas creencias en juego y algunos ediles consideran que los tríos o los intercambios de pareja no son prácticas comunes. Otros piensan que más de dos en una habitación pueden generar destrozos”, explica Acosta a La Nueva Mañana.

Además, la concejala destaca que las últimas dos sesiones de la Comisión de Equidad de Género estuvieron dedicadas a la discusión del proyecto, y que en las próximas semanas se retomará el debate.Además, adelanta que participarán especialistas y, como ocurrió en el Congreso de la Nación con la ley IVE, argumentarán a favor y en contra de la modificación de la ordenanza.

Hasta el momento, Acosta cuenta con el apoyo de María Eugenia Reales, del bloque Vamos, y de Nadia Fernández, de Unión por Córdoba, las que cuales sostuvieron que es necesario adaptarse a los cambios y legislar incluyendo al modelo de relaciones no binario. Por su parte, el concejal radical Lucas Cavallo es uno de los que insiste en que no todos los hoteles alojamientos tienen infraestructura para albergar a más de dos personas.

En su proyecto, Acosta insiste en que la modificación es indispensable para “eliminar todo tipo de discriminación por orientación sexual, identidad de género y sexo”. Puntualmente la reforma consiste en eliminar la noción de “exclusivamente por dos personas de distinto sexo”, la que limita el uso del inmueble a una concepción heteronormativa.

“Son muchos los avances en materia de género que la ciudad de Córdoba realiza y, conscientes del camino que todavía falta recorrer, entendemos que este proyecto adecua una normativa a la práctica social actual y salva la contradicción interna de la misma, ya que desde enero de 2013 la ordenanza 12052 derogó, entre otros artículos e incisos, el inciso b) del artículo 18° que establecía la prohibición de dar albergue en las habitaciones de estos establecimientos a personas del mismo sexo”, explica la concejala a la vez que destaca que “el proyecto representa un ajuste a la realidad normativa del país que incluye las leyes vanguardistas de Matrimonio Igualitario y de Identidad de Género”.

Mientras tanto en un “telo” de Nueva Córdoba, Ana, Marcelo, Romina y Walter se bañan, se visten y salen de la habitación en forma de dupla. Dos primero. Dos después. El conserje disimula. Ellos también. El pacto tácito funciona desde hace casi un año cuando las dos parejas se conocieron y coincidieron en que el Estado no iba a decidir sobre sus cuerpos, ni a prohibirles desplegar su deseo ahí donde sí está permitido para dos.

En Capital Federal ya es ley

El 4 de octubre pasado la Legislatura porteña dio un paso importante en la regulación de la actividad de los hoteles alojamientos y aprobó una iniciativa que autoriza a los 140 albergues que existen en la Ciudad de Buenos Aires a recibir trios o parejas swingers.

Es decir, desde ahora pueden recibir a una o varias personas sin la obligación de que sean parejas. Además, la nueva reglamentación incluye la habilitación para vender comidas, productos de cafetería y otros complementos de la actividad.

De acuerdo a datos de la Federación Argentina de Hoteles de Alojamiento por Hora (Fadaph), en Capital Federal el 90% de las consultas que reciben los albergues por horas está vinculada al permiso para ingresar a una habitación en caso de ser dos parejas o tres. La norma busca apoyar a los hoteles por horas ya que, según indica Fadaph, en los últimos 10 años cerraron 50 albergues.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar