Los principales puntos de la Ley Donal, aprobada por el Senado

La iniciativa impulsada por la diputada Elisa Carrió busca que las empresas y grandes superficies no desperdicien alimentos, facilitando su donación.
banco de alimentos
Unos 16 millones de toneladas de alimentos se desperdician por año en Argentina. - Foto: archivo.

En medio de una sesión donde el aumento del gas para compensar a las empresas proveedoras fue el principal tema de discusión, el Senado aprobó el proyecto de la diputada Elisa "Lilita" Carrió sobre donación de alimentos, denominado Ley Donal.

El proyecto determina la creación de un Plan Nacional de Reducción de Pérdidas y Desperdicio de Alimentos y fue convertido en ley este miércoles en la Cámara Alta, como parte de un paquete que se votó por unanimidad y sin debate.

La iniciativa apunta a “la reducción y eliminación de pérdidas y desperdicio de alimentos a través del empoderamiento y movilización de los productores, procesadores, distribuidores, consumidores y asociaciones, otorgando especial relevancia a la atención de las necesidades básicas alimentarias de la población en condiciones de vulnerabilidad y con riesgo de subsistencia”.

El proyecto incorpora el artículo 9 a la Ley 25.989 de Régimen Especial para la Donación de Alimentos en Buen estado (Donal), sobre la responsabilidad de los donantes. La Cámara de Diputados había introducido una modificación en ese punto, pero el Senado insistió en la redacción original.

De esta manera se deslindan responsabilidades a los donantes por los daños y perjuicios que pudieran producirse, siempre y cuando la donación se hubiese efectuado sin ocultar vicios y contando con los controles bromatológicos exigidos por el Código Alimentario Argentino.

“En Argentina se desperdician 16 millones de toneladas de alimentos por año. Los supermercados deciden no ponerlos a la venta porque están a punto de vencer, o por problemas de embalaje. Esta ley que acabamos de sancionar, si bien no termina con el problema del hambre en la Argentina, relacionado con la pobreza estructural que se viene arrastrando hace décadas, sí constituye un paso trascendental que debe ser complementario”, señaló la senadora Miriam Boyadjian (Cambiemos) en un comunicado.

Te puede interesar