Tributo a Frank Sinatra: Christian Valverde, ‘Cantar con identidad propia’

Cultura & Espectáculos 11/10/2018 Por
Se conjugan la voz del cantante Christian Valverde, con un registro de voz casi idéntico al de Sinatra, con el piano del notable Andrés Copa.
sinatra

chapa_ed_impresa_01

Hay cantantes que dejan una huella indeleble en un género musical, reconocible casi para cualquier escucha. Es el caso de Frank Sinatra, en el jazz vocal masculino y el swing, hasta ser aclamado mundialmente como La Voz (The Voice). Su legado inmortal en la canción será homenajeado este jueves 11, a las 21, en un concierto acústico en Studio Theater, a cargo del estupendo cantante Christian Valverde junto al destacado pianista Andrés Copa.  La Nueva Mañana dialogó con el cantante sobre la particular experiencia de homenajear al ícono del swing.

¿Cómo surge en vos esto de tributar la voz de Frank Sinatra?

Mis viejos viajaron mucho por el mundo, porque mi padre era diplomático de la Fuerza Aérea. Vivieron en EEUU y en Londres (Inglaterra) y trajeron discos de esa época de toda una generación de cantantes de jazz de ese momento, la época dorada de las décadas del 50 y 60. Sinatra se me presentó espontáneamente, en el living de mi casa cuando mis padres escuchaban música con amigos. Me sedujo desde niño su tremenda voz y, cuando veía su foto, soñaba con ser como él, con ese porte viril y muy simpático.

¿Cuánto influye en esa elección y cómo manejás el sorprendente parecido de tu voz con la de Sinatra?

Yo siempre remarco que interpreto sus temas con mucho respeto, que estoy muy lejos de ser La Voz, que él es único. Pero es verdad que la gente reconoce en mi voz un parecido a la de Frank. Eso simplemente, me enorgullece Y puedo decir que me alentó desde un principio. Entre grupos de amigos y familiares que es donde uno empieza, destacaban el parecido (con la de Sinatra) y el lindo color de mi voz. En los últimos años trato de cantar cada vez más ‘a mi manera’, de forma más relajada, sin forzar la voz o pretender parecerme a él. Busco cantar con identidad propia.

¿Cómo elegís el repertorio, en este caso, para el show en Studio Theater?

La elección del repertorio de mis shows surge espontáneamente, en minutos. Pareciera que hay una voz que me dicta los temas y hasta en un orden. No me es complicado ese proceso. Cuando se trata de un show neto de Sinatra, como este, obviamente intento elegir un ramillete de temas emblemáticos de ‘La Voz’, para que el público los reconozca y los disfrute.

¿Qué es lo que más valorás del aporte hecho por Sinatra al swing y a la canción, en general?

Para mí, Sinatra le aportó valor a la interpretación, sin perder un tono lírico y casi perfecto. Es muy subjetiva mi opinión, ya que me identifico con su forma de cantar. Sin embargo, como cantante, puedo decir que le aportó también el poder de la amplificación de la voz con el micrófono y le aportó un ‘charme’, belleza y mucho swing a la música. Él demostró que el ritmo podía tener glamour también.

El arte de la canción en estado puro

Es imposible hallar un ícono del swing análogo al nivel de perfección al que Sinatra llevó la canción. No es desmesurado decir que es el más grande cantante popular del siglo XX.

Dotado de una voz única, el joven hijo único de un matrimonio de inmigrantes italianos nacido en New Jersey (USA), en 1915, soñó con ser cantante al enamorarse de las baladas que escuchaba por Bing Crosby y por la big band del gran trompetista Harry James, a través de la radio.

Finalmente, haría sus primeras grabaciones como cantante profesional con la big band de James, incluyendo el clásico ‘All or Nothing at All’. Ya en 1940, el gran director de orquesta Tommy Dorsey invitaba a Sinatra a unirse a su big band.

Después de dos años de éxitos al tope de los charts con Dorsey, Sinatra decidió lanzarse como solista, para llegar a tener colaboración entre pares con el enorme Count Basie, uno de los mejores directores de la era dorada de las big bands. Se suele decir que en ese momento, Sinatra tuvo un par de aciertos invaluables: tener cerca la orquesta, en lugar de grabar aislado en la cabina, y hacer de cada versión una nueva, o sea dotar al tema de su impronta, para no repetirse, incluso en vivo.

Así, su estilo sintetizó, desde sus orígenes, quince años de influencias mutuas entre la música de inspiración jazzística y la música pop.

Sinatra construyó su estilo sobre la base de una comprensión natural de la música popular, tal como la habían entendido Bing Crosby, Benny Goodman y Louis Armstrong, explotando la idea de que la canción, en todas sus vertientes, debería ser una extensión de la conversación.

Su rango de su voz estaba próximo al de bajo-barítono. Técnicamente, alcanzó una cuidada precisión en el fraseo y un dominio único del control de la respiración. Tras eso, vendría la irrupción tecnológica del micrófono. Y Sinatra sería el primer cantante en hacer un uso consciente del micrófono, para situar su voz por encima del sonido de la orquesta (dominadora de la música popular estadounidense de principios del siglo XX) y para aproximarla a la intimidad del oído del oyente.

Anticipadas en Edén entradas y en alpogo.com

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar