Una obra de Banksy se autodestruyó tras ser subastada por U$S 1 millón

El propio artista y grafitero comentó la jugada en Instagram, donde publicó una foto del momento con la leyenda "Se va, se va, se fue...".
Bansky
Un cuadro del misterioso artista británico Banksy se autodestruyó tras ser subastado. - Foto: Cuenta oficial de Banksy en Instagram

Un cuadro del misterioso artista británico Banksy fue subastado la noche del viernes en la casa Sotheby's de Londres por 1,4 millones de dólares y justo después se autodestruyó parcialmente.

El martillo recién había puesto fin a la subasta cuando la obra, una reproducción en pintura acrílica y aerosol de una de las imágenes más famosas de Banksy, "Girl with Balloon" -una niña que deja volar un globo rojo- empezó a deslizarse por una trituradora de papel escondida en el marco y quedó parcialmente rasgada, según la casa de subastas.

El propio Banksy comentó la jugada en Instagram, donde publicó una foto del momento con la leyenda "Se va, se va, se fue...".

Ver esta publicación en Instagram

. "The urge to destroy is also a creative urge" - Picasso

Una publicación compartida por Banksy (@banksy) el

En videos publicados en las redes sociales se veía la reacción del público, entre estupefacto y divertido, que inmortalizaba el instante con sus cámaras mientras dos empleados de la casa de subastas se acercaban a retirar la obra. "Podría decirse que nos acaban de 'banksear'", reaccionó en un comunicado Alex Branczik, un responsable de la casa de remates.

La pieza se había adjudicado por 1,042 millones de libras (1,2 millones de euros, 1,4 millones de dólares), al nivel del récord de este inconformista artista, alcanzado en un remate en 2008 con la obra "Keep It Spotless", según Sotheby's.

"Ciertamente es la primera vez en la historia de las subastas en que una obra de arte automáticamente se autotritura tras el golpe de martillo", reaccionó la casa de remates, con la que no fue posible contactar este sábado para comentar este "inesperado incidente".

Banksy, artista y grafitero de Bristol, en el suroeste de Inglaterra, es conocido por su arte urbano irónico y comprometido, aunque siempre ha mantenido su identidad bajo estricto secreto. Algunas de sus creaciones se han subastado por sumas vertiginosas.

Te puede interesar