Tragedia de Once: se entregaron Schiavi, Cirigliano y el motorman

A seis años y medio del siniestro que dejó 51 muertos, los acusados seguían en libertad y sin condena firme para el cumplimiento de sus penas.
schiavi-cordoba-cirigliano-
Este jueves,  la Cámara Federal de Casación Penal denegó los recursos extraordinarios con los cuales los condenados buscaban que intervenga la Corte. - Foto: gentileza.

Luego de que la Sala III de la Cámara de Casación Penal rechazara el jueves los recursos extraordinarios de apelación a la Corte Suprema, el Tribunal Federal 2 ordenó la detención inmediata de los condenados en el juicio por la tragedia ferroviaria de Once, en febrero de 2012. 

En el transcurso de la mañana de este viernes, el ex secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi; el ex dueño de la concesionaria TBA, Claudio Cirigliano; y el maquinista, Marcos Córdoba, se presentaron en los tribunales de Comodoro Py y quedaron a disposición de la Justicia.

Córdoba se entregó en el sexto piso de los Tribunales donde se encuentra el Tribunal Oral Federal 2, que es el que lo juzgó y que ahora efectivizó su detención, según publicó Diario Perfil. En la causa, fue condenado a 3 años y 6 meses de prisión, pero no podía quedar arrestado hasta que estuviera firme la sentencia.

El motorman siempre estuvo en el ojo de la tormenta, ya que, desde el primer momento fue apuntado como responsable por no haber accionado los frenos de emergencia a tiempo. Así lo consideró en primera instancia la Justicia en 2015.

También el empresario Claudio Cirigliano se presentó en los tribunales de Retiro y cerca del mediodía se entregó Juan Pablo Schiavi, ex secretario de Transporte.

Este jueves, la Cámara Federal de Casación Penal denegó los recursos extraordinarios con los cuales los primeros condenados por la tragedia ferroviaria de Once intentaban que intervenga la Corte Suprema de Justicia. Tras lo cual, el fiscal García Elorrio solicitó que tuvieran lugar las detenciones pertinentes. El maquinista de la formación del tren se anticipó y se presentó en los tribunales.

A seis años y medio de la Tragedia de Once, los imputados de la causa seguían en libertad, sin una condena firme que determinara el cumplimiento de sus penas por la responsabilidad de cada uno en el siniestro que dejó a 51 personas sin vida, una de ellas embarazada. 

Te puede interesar