Buscan elaborar un manual de lenguaje administrativo inclusivo

Sociedad 01/10/2018 Por
El proyecto fue impulsado por la concejala María Eugenia Reales, y pretende promover formas de comunicación carentes de estereotipos discriminatorios hacia las mujeres y otros géneros disidentes.
Reales
El proyecto fue impulsado por la concejala María Eugenia Reales (Vamos). - Foto: archivo.

chapa_ed_impresa_01

Durante el debate por el aborto legal, las jóvenes irrumpieron en los discursos públicos con la utilización del lenguaje inclusivo. Pusieron énfasis en el “les” porque dejaron de sentirse representadas por el artículo “los”, que antes era usado como sinónimo de todos, una totalidad que sólo nombra al género masculino e históricamente invisibilizó tanto a mujeres como a otras identidades de género.

De visibilizar se trata. En ese sentido, el Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba trabaja en un “Manual de Lenguaje Administrativo Inclusivo” que será utilizado en las comunicaciones, textos oficiales, disposiciones legales y toda la documentación administrativa o parlamentaria que surja del órgano.

“Lo que no se nombra no existe”

El proyecto fue impulsado por la concejala María Eugenia Reales, del bloque Vamos, y tiene por objeto promover formas de comunicación carentes de estereotipos discriminatorios hacia las mujeres y otros géneros disidentes.

Fue importante impulsarlo porque desde el feminismo siempre decimos que lo que no se nombra no existe y entonces puede ser una posibilidad más de ir produciendo, ir invitando a generar cambios que permitan la visibilización de las mujeres y de otros colectivos y comunidades. Y también es necesario que los distintos organismos del Estado vayan adecuándose y acompañando estos cambios que se producen tan rápidamente en la sociedad”, dice Reales en diálogo con La Nueva Mañana.

Para trabajar y debatir sobre el Manual se formó una comisión que está integrada por seis concejalas y concejales, correspondiendo tres al bloque de la mayoría y tres a los bloques de las minorías, respetando la regla de paridad de género en su conformación.

La comisión es la encargada de elaborar el “Manual de Lenguaje Administrativo Inclusivo” que luego será utilizado en la redacción de toda la documentación que emane del Concejo Deliberante de la Ciudad. Además, convocará a instituciones públicas y organizaciones de la sociedad civil especializadas en la defensa de los derechos de las mujeres para que participen del proceso.

Estudiosos del lenguaje, presentes

acosta
La concejala Miriam Acosta, titular de la Comisión de Género. Foto: archivo.

La primera en asistir al debate fue la decana de la Facultad de Lenguas de la Universidad Nacional de Córdoba, Elena del Carmen Pérez, quien habló sobre la subversión del lenguaje inclusivo en el marco de la Comisión de Género del Concejo. Lo que se subvierte es el orden de lo establecido, principalmente en la Real Academia Española (RAE) que no acepta ni la "x", ni la "@ " y mucho menos la “e”.

Para la concejala Miriam Acosta, titular de la Comisión de Género, “la RAE atrasa, en vez de permitir avances”. “Hay quienes creen que la RAE es la que indica la manera de hablar. Y que cuando un vocablo tiene una determinada identidad y es incorporado a la academia recién a partir de ahí tiene la legalidad para ser usado. Pero están quienes creemos que los procesos son inversos, que existe una conciencia social respecto a la lengua porque la lengua no es estática sino dinámica, sino estaríamos todos hablando en el castellano del siglo 14. Y ese dinamismo de la lengua se da en base a estos acuerdos sociales que se establecen entre los diferentes actrices y actores de una sociedad”.

Si bien todavía la Comisión debate sobre lenguaje inclusivo y no está definido si utilizarán el “les”, las concejalas estiman que en principio será incorporado el artículo “las” junto con “los”, cada vez que se haga referencia a la ciudadanía. Por ejemplo, un proyecto que respete esta iniciativa deberá decir “las ciudadanas y los ciudadanos”.

Perez
Elena del Carmen Pérez

Otros antecedentes

En Argentina hay otros antecedentes. En el proyecto que presentó el bloque Vamos se cita como ejemplo una guía sobre lenguaje inclusivo parlamentario que fue presentada en el 2015 en la Cámara de Diputados de la Nación por la legisladora Mayra Mendoza, del Frente para la Victoria. Allí se menciona una problemática que también se replica en otras comunidades. Las Cámaras legislativas son de “Diputados” y “Senadores”: las mujeres no son nombradas. En el Concejo Deliberante de Córdoba ocurre lo mismo y es lo que se busca transformar.

Según el proyecto que se trabaja en comisión, “lenguaje inclusivo es aquel que no subordina, excluye, oculta ni infravalora a ninguno de los géneros, y que considera, respeta y hace visible a todas las personas reconociendo su identidad de género”.

En el lenguaje se proyectan estereotipos aprendidos que responden a la construcción de modelos culturales androcéntricos que sitúan la mirada masculina como universal y generalizable a toda la humanidad. Por más que la tradición académica diga que es correcto y normativo usar el masculino para referirse tanto al género masculino como al femenino, las transformaciones sociales indican lo contrario. Cómo nos nombramos también es una decisión política.

Acosta asegura que “se trata de encontrar palabras que nos incluyan y que permitan que seamos parte de lo que se nombra”. “Quienes creemos en un mundo de iguales estamos convencidas de que tenemos que ocupar los espacios que por derecho nos corresponden y estamos dispuestas a dar esta batalla: el lenguaje tiene una construcción patriarcal y machista, es la raíz que estamos tratando de romper”, dice la titular de la Comisión de Género.

Por su parte, la concejala impulsora del proyecto sostiene “que los cambios culturales de las sociedades van generando nuevas formas de expresión y de relación entre las personas, y esto hace que el lenguaje avance en los cambios de las comunidades”. “La propuesta justamente es para el ámbito legislativo, empezar a repensar lo que escribimos, lo que debe ser una evaluación permanente. Acompañar estos cambios en el Concejo es lo único que puede garantizar la visibilización de las personas que representamos en la ciudad”, asegura Reales.

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"