A Belgrano le empataron en La Plata y sufre

Empató 1 a 1 ante Gimnasia. Ganaba con gol de Matías Suárez, le igualó Faravelli en una jugada confusa.  
suarez
Suárez no pudo coronar su gol. Belgran no supo ganar - Archivo

No pega una Belgrano. Increíble. Empató de manera increíble, mejor dicho, le igualaron, en La Plata, ante Gimnasia, en una jugada de infortunio que le pudo permitir liquidar el partido  y de contra, pagó las consecuencias. El “Pirata” igualó 1 a 1 ante el “Lobo” y su racha maléfica parece no tener fin, completando la 13° fecha de Primera División. Su pálida imagen no muestra síntomas de mejoría.

Hubo de todo. Partido malo y sin mucha actitud por parte de ambos equipos y las opciones de goles fueron a cuentagotas, nada diferente a la malaria que acompañó a los de Alberdi en el segundo semestre. En el primer tiempo, no pasó mucho, apenas un par de cargas en pelotas paradas para el “Celeste” y el local mostró una impericia notoria para generar peligro ante Olave. Sin una tarea destacada de Suárez, las posibilidades de creación de Belgrano quedaron minimizadas.

Y entonces, casi de manera mágica, los de Leonardo Madelón se pusieron en ventaja. Matías Suárez, que había tenido una tarde para el olvido, abrió la cuenta para Belgrano después de un centro atrás de Barbieri. Todo parecía encaminado. Iban 20 minutos del complemento y la luz se apreciaba al final del túnel. Suárez y su primer gol de la temporada en Primera, un aliciente para tomar confianza. Pero no.

Y para colmo, cinco minutos después vino  la jugada de Federico Lértora, que se estrelló en el travesaño. De poder liquidarlo, a sufrir, porque en la jugada siguiente, Faravelli corrigió un remate de Lucas Lobos y a cobrar.

El local estaba en coma y sin querer terminó resucitando. Belgrano no consigue despegar. Las modificaciones no ayudaron tampoco, el nivel de algunos futbolistas a esta altura es preocupante. De no ser por Juan Carlos Olave, incluso pudo recibir la derrota, que incluso no iba a ser muy distinto con lo sucedido en el juego.

Le queda una sola función a Belgrano para despedir el nefasto 2016. Jugando con esa actitud tan ciclotímica, no va a llegar muy lejos. Levantar la imagen y esperar el 2017 es casi una necesidad para los de Alberdi.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"