Cultura y silenciamiento de medios universitarios

No es novedad que los Servicios de Radio y Televisión (SRT) de la Universidad Nacional de Córdoba están a punto de ser desguazados, luego de muchos años de esfuerzos que permitieron tener un medio del interior argentino realmente plural y con contribuciones culturales significativas.

Opinión 06/07/2024 Roberto Rovasio (*)
srt
"DESGUAZADOS" "La ausencia de pensamiento crítico en la población general, tanto más grave en intelectuales y científicos, los enfrenta a una desigual batalla frente a la hegemonía mediática". Foto: LNM

Según una acepción de la Real Academia, cultura es el “conjunto de conocimientos que permite desarrollar un juicio crítico”, donde destacan dos conceptos esenciales al ser humano: conocimiento y juicio crítico. (8)

 Conocimiento

Esta cualidad suele adquirirse en las escuelas elemental y media, o en el trayecto universitario, sin descartar lo autodidáctico o el aporte de omnipresentes redes sociales. Sin embargo, poco se considera a los medios públicos universitarios como fuente donde abrevar sus atributos.

Desde hace casi setenta años, la multisecular Universidad Nacional de Córdoba (UNC) se comunica desde sus Servicios de Radio y Televisión (SRT), mediante las señales de Radio Universidad (AM-580) y Nuestra Radio (FM-102.3), y de televisión (Canal 10 y Cba24n). Con contenidos propios, contribuyen desde una alta jerarquía, como también mediante la retransmisión de programas educativos y periodísticos de las señales nacionales Canal 7 y Canal Encuentro. (18)

Las emisiones de los SRT-UNC, además de noticias, difunden materiales y debates que enriquecen al ser humano, y sirven de plataforma para la formación y práctica de futuros periodistas, locutores y operadores que, por su elevada calificación, suelen ser exportados a otros medios de difusión locales y nacionales. Es conocido por lo obvio que, en su programación, siempre ha primado la pluralidad de voces y opiniones, carácter no muy frecuente en los medios.

Todo eso está a punto de ser arrojado por la borda o, en otros términos, ser desguazado. ¿Por qué? Porque parece que la academia y la política de turno han entrado ‒sin anestesia‒, en la vorágine neoliberal de la relación costo-beneficio. Los corrillos propalan que la cultura y el conocimiento también deben ser rentables. Y se observan grotescas mezcolanzas entre lo público y privado, entre humanidad y contaduría, entre callar voces valiosas y cotillear lo intrascendente. Los SRT de la UNC están al borde del precipicio, acompañados por la ciudadanía cordobesa y del país.

Juicio crítico

 Juicio o pensamiento crítico es, según Francis Bacon (1561-1626), “tener el deseo de buscar, la paciencia para dudar, la afición de meditar, la lentitud para afirmar, la disposición para considerar, el cuidado para poner en orden y el odio por todo tipo de impostura”. (4)

Pero fue Immanuel Kant (1724-1804), quien propuso el pensamiento crítico como articulador de la humanidad, enfrentando al dogmatismo teológico medieval como al dogmatismo racionalista de la ilustración. (5, 10, 15, 19) La crítica como capacidad de cuestionar los límites de la razón y la búsqueda de un pensamiento autónomo e independiente. Es decir, lo contrario a desmontar, desarmar o desmantelar en forma irracional, como lo escuchado por estos días.

No aceptar pasivamente lo percibido, sino revisar las propias ideas, convicciones y argumentos es, en síntesis, el pensamiento crítico; lo contrario es pensamiento dogmático. Los SRT-UNC necesitan repensar y afianzar su función institucional y social de cara a los enormes conflictos del pensamiento único, y la única forma de hacerlo es con pensamiento crítico.

 La salida del laberinto

Hoy, el éter desborda de posverdad y seudociencia, y los públicos juveniles (y no tanto), interaccionan con ellos con más fluidez de la que lograrían mediante el pensamiento crítico, porque es más fácil y es más rápido. (13, 14, 16, 17)

La ausencia de pensamiento crítico en la población general, tanto más grave en intelectuales y científicos, los enfrenta a una desigual batalla frente a la hegemonía mediática, que no dispone de ideas argumentadas, pero sí de enormes espacios de aire, de pantallas, de papel y de bytes. 

Así, la burocracia insertada en el pensamiento crítico lleva a la despolitización, donde fluye el propósito neoliberal del discurso vacío, de palabras sin práctica y de práctica sin ideales. La función de un pensamiento crítico genuino es recuperar la articulación con el compromiso político y el enlace de la práctica basada en la teoría y la teoría con trascendencia concreta. (16, 17)

En este panorama un tanto crepuscular, la única forma de introducir el pensamiento crítico puede ser “revolucionar las universidades”, como vienen postulando desde hace tiempo intelectuales de la talla de Jean Paul Sartre, Boaventura de Sousa Santos, Darcy Ribeiro y Noam Chomsky, (6) entre otros.

En enero de 1980, Isaac Asimov -respetado científico y autor de excelentes libros de ciencia-ficción‒, tituló “Un culto a la Ignorancia” su columna semanal en la revista Newsweek. Allí, desglosó el importante título en una lección de pensamiento crítico (y autocrítico), con punzantes referencias referidas al “…anti-intelectualismo alimentado por la falsa noción de que la democracia significa que ‘mi ignorancia es tan válida como tu conocimiento’ ”. (3, 9)

Y hace años, un químico –no por coincidencia, también novelista– llamó la atención sobre “el abismo de incomprensión entre humanidades y ciencia”, y reclamaba una “comprensión multidisciplinaria integrada”, como parece existir en los llamados sabios polifacéticos [sciencific polymaths] de ayer y de hoy. En estos, el núcleo de su erudición son el pensamiento crítico y el esfuerzo por examinar, ensanchar y enriquecer el conocimiento para transcender sus límites sin prejuicios ni miedos. (1, 2, 7)

Los académicos, funcionarios y políticos de los SRT-UNC deberían descubrir que no existe el “libre mercado”, sino como gallinero al cuidado del zorro; ni “la teoría del derrame”, nunca vista a lo largo del planeta; tampoco el “fin de la historia”, porque la historia continúa. Y que el reduccionismo economicista, la falsa meritocracia, la competitividad individualista, la economía para pocos -sea en un medio de comunicación de un país periférico o de todo el planeta‒, solo lleva a un rampante neocolonialismo.

(*) Dr. Roberto A. Rovasio
Profesor emérito Universidad Nacional de Córdoba
Investigador principal (Conicet) jubilado
Comunicador Científico (UNC)

 

Referencias:

1)      Araki M. (2020). Scientific polymathy: the end of a two cultures era? The Lancet 395: 113-114.

2)      Ashley-Norman P. (2019). Science and literature: complementary, not contradictory. The Lancet 394: 465.

3)      Asimov I. (1980, 21 Ene). A Cult of Ignorance. Newsweek, p.19. https://aphelis.net/wp-content/uploads/2012/04/ASIMOV_1980_Cult_of_Ignorance.pdf 
________ (2021, 05 Oct). Un culto a la ignorancia. (Versión en castellano, traductor Luis A. Vittor). https://www.elextremosur.com/nota/33425-un-culto-a-la-ignorancia/

4)      Bacon, F. (1561-1626). Wikipedia. https://es.wikipedia.org/wiki/Francis_Bacon

5)      Borón A. A., Las ciencias sociales en la era neoliberal: entre la academia y el pensamiento crítico, Conferencia: XXV Congreso de la Asociación Latinoamericana de Sociología, Porto Alegre, http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/panama/cela/tareas/tar122/03boron.pdf

6)      Chomsky N. (2006). Los nuevos intelectuales. Ediciones Península. Barcelona.

7)      Cohen Paul R. (2015). A Return to Polymathy. [Blog]. http://paulrcohen.github.io/papers/ Polymathy.pdf

8)      Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. (2024). https://dle.rae.es.

9)      Ferre S. (2021, 19 Sep). ¿Vuelve el culto a la ignorancia? Intramed https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=98748&fuente=inews&uid=979326&utm_source=inews&utm_medium=inews&utm_campaign=inews

10)  Friedemann S. (2017, 23 Ene). El pensamiento crítico. Diario Página/12. Buenos Aires.

11)  Hurtado de Mendoza D. (2016). El recorte en el Conicet. ¿Ciencia para qué? Revista Anfibia (UNSM). http://www.revistaanfibia.com/ensayo/ciencia-para-que/ 

12)  Kant, I. (1724-1804). Wikipedia. https://es.wikipedia.org/wiki/Immanuel_Kant

13)  Knobel M. (2020). The role of communication in a post-truth world. University World News. https://www.universityworldnews.com/post.php?story=20200203141227255

14)  Lander E. (2000). ¿Conocimiento para qué? ¿Conocimiento para quién? Reflexiones sobre la universidad y la geopolítica de los saberes hegemónicos”. https://docplayer.es/83978970-Conocimiento-para-quien.html

15)  Meseguer, J. (2016). Pensamiento crítico, una actitud. Unir Editorial. La Rioja, España.

16)  Rovasio, R. A. (2020). Ciencia y Tecnología en tiempos difíciles: De la “ciencia pura” a la “ciencia neoliberal”. (450 pp). Editoriales de la Universidad Nacional de Villa María y de la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina.

17)  Rovasio, R. A. (2024). La Ciencia en la Etapa Post-Neoliberal: ¿Superación o Condena? (420 pp). Editorial Brujas. Córdoba. Argentina.

18)  Servicios de Radio y Televisión de la Universidad Nacional de Córdoba (SRT). (2024). https://www.unc.edu.ar/comunicaci%C3%B3n/servicios-de-radio-y-televisi%C3%B3n-srt

19)  Vergara, J. (1991). Crítica Latinoamericana al Neoliberalismo: acción comunicativa y desarrollo del pensamiento crítico en América Latina. Modernidad y Universalismo. Caracas, Ed. Nueva Sociedad.

Te puede interesar
Milei y Richardson NA

La Argentina no se vende, se defiende

Miguel Rodríguez Villafañe (*)
Opinión 27/04/2024

Javier Milei el 11 de abril fue a Ushuaia, capital de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, a rendirle pleitesía a la Jefa del Comando Sur de los Estados Unidos, la generala Laura Richardson.

Ilustracion nota Pérez

Faros

Néstor Pérez (*)
Opinión 25/05/2024

No importa quién ni de qué se trate la distracción, lo que importa es que las portadas de los medios lo hacen suyo desentendiéndose de lo verdaderamente decisivo: la devastación social que opera la administración nacida el 10 de diciembre del año pasado.

Aula escuela UNSAM

El desfinanciamiento de la educación es inconstitucional

Miguel Rodríguez Villafañe (*)
Opinión 18/04/2024

El Presupuesto del año 2023 prorrogado por el Presidente contempla el pago del Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid) para el mejoramiento de la retribución de los docentes en los diversos establecimientos educativos del país, (art. 10 de la Ley 25.264).

Senado debate Ley Bases NA

El proyecto de Ley Bases es inconstitucional

Miguel Rodríguez Villafañe (*)
Opinión 13/05/2024

En el Senado de la Nación ya se discute en comisiones el proyecto de ley llamado “Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos”, que ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados. Debe rechazarse, en virtud de su inconstitucionalidad.

Lo más visto