Desbloquean archivo encriptado en el celular de Brenda Uliarte

La joven de 23 años se había negado a proporcionar la clave del celular durante su declaración indagatoria en la que dijo ser inocente.
Brenda Uliarte by gentileza
Uliarte respondió preguntas de su defensor oficial Gustavo Kollman. Foto: gentileza

Los peritos que analizan el teléfono celular de Brenda Uliarte lograron desbloquear un documento encriptado y analizaban su contenido. Al mismo tiempo intentan determinar de qué vivían ella, su novio Fernando Sabag Montiel y su grupo de amigos.

A una semana del intento de magnicidio contra la Vicepresidenta, los investigadores de la causa a cargo de la jueza federal María Eugenia Capuchetti y del fiscal Carlos Rivolo terminaron de descargar los datos y archivos de la segunda detenida en el caso y desbloquearon un documento encriptado, explicaron a Télam fuentes del caso.

Uriarte dijo ser inocente

La joven de 23 años se había negado a proporcionar la clave del celular durante su declaración indagatoria en la que dijo ser inocente y respondió preguntas de su defensor oficial Gustavo Kollman, centradas en demostrar que ella no estaba al tanto del propósito de Sabag Montiel cuando la noche del jueves de la semana pasada gatilló un arma hacia el rostro de la vicepresidenta.

Una de las líneas de la causa pasa por determinar el medio de vida de Sabag Montiel, Brenda y los amigos que declararon como testigos y dijeron vender copos de azúcar junto con ellos en un puesto callejero.

En base a la prueba recopilada hasta el momento, hay dudas sobre que su medio de subsistencia haya sido la venta de este producto.

También se analiza la inteligencia previa hecha en el lugar, a raíz de las imágenes ya incorporadas en la causa y se busca determinar quiénes estuvieron en la zona además de Sabag Montiel, incluso días antes del inicio de las manifestaciones de apoyo.

En la investigación se busca determinar si recibieron apoyo financiero o logístico de algún tipo antes del intento de homicidio de la Vicepresidenta a metros de su domicilio en Juncal y Uruguay, del barrio porteño de Recoleta, precisaron las fuentes.

Al respecto se suman evidencias de que luego del hecho, la novia del detenido como autor material se fue del lugar y recibió algún tipo de ayuda por parte de su entorno y que incluso buscaron entre ellos formas de contactarse sin ser detectados, como perfiles falsos en redes sociales.

Noticias relacionadas:

CFK Casa © NAIntento de magnicidio y después: al final, ¿la vida sigue igual?

Te puede interesar