Explorar los estantes de la biblioteca

Cultura 03/09/2021 Por Mauricio Micheloud y Barbi Couto
Las lecturas que emergen sobre libros y bibliotecas también encuentran un lugar en los estantes de El Marcapáginas. Dos ensayos y un juego literario que exploran y encuentran al lector que los estaba buscando.
Marcapaginas 03-09-2021
Las lecturas que emergen sobre libros y bibliotecas también encuentran un lugar en los estantes de El Marcapáginas. Foto: ilustración.

chapa_ed_impresa_01  

Especial para La Nueva Mañana

El libro expandido. Variaciones, materialidad y experimentos

Amaranth Borsuk

expandido

¿Qué es un libro? Se pueden arriesgar muchas respuestas al respecto: Es probable que se piense en primer lugar en una cantidad de hojas dispuestas de tal manera que, unidas en uno de los extremos se puedan dar vuelta páginas tantas veces como estas lo permitan. También habría quien nombrase que es un objeto que tiene tapas y capaz que alguien pueda pensar que el libro es un archivo en algún formato de los que hay disponible con el software actual.

Lo cierto es que si se observa en la historia de este artefacto de lectura tan significativo se pueden encontrar una vasta diversidad de formatos que fueron cambiando, evolucionando y coexistiendo a lo largo de los siglos: pergaminos, tablillas de arcilla, cuero, rollos de papel, concertinas, hasta llegar al códice y posteriormente a los formatos digitales.

Todo esto es parte del campo de trabajo de Amaranth Borsuk en su obra “ El libro expandido”, en el que va desarrollando cuatro vectores de análisis en los que propone pensar al libro como objeto, como idea, como interfaz y como concepto. El planteo es interrelacionar estos modos de ver al libro y cómo se fueron desarrollando a través del tiempo, poniendo énfasis en que no hay etapas que reemplazan completamente a otras sino que se van superponiendo y complementando. La experimentación y la materialidad en los modos de pensar al libro generaron avances muy significativos y proyectos que no siempre salieron a la luz o no lograron instalarse, pero que sirvieron como base para propuestas posteriores que cuajaron más en el uso cotidiano. Así es como la época actual está definida, por un lado, por una serie de avances que posibilitaron la llegada del libro digital y, por otra parte, por la experimentación con formatos antiguos y contemporáneos que expandieron los libros de artista con formatos desafiantes y cuestionadores de lo que creemos que es o debería ser un libro en papel.

El libro expandido. Variaciones, materialidad y experimentos
Amaranth Borsuk
Ampersand
Colección Comunicación & Lenguajes
9789874161437
298 páginas
22x14cm


Myriorama. La biblioteca infinita

Ilustrado por Mariana Ruiz Johnson

MyrioramaVeamos. ¿De qué se trata esto? ¿Es acaso un libro o se trata de un juego? Y digamos que un poco y un poco, o sí, los dos a la vez. Un libro puede ser un juego y un juego puede convertirse en libro o en historias para contar. Bueno, ahí está la clave: contar.

El objeto es claramente un mazo de cartas ilustradas con la sensibilidad y la simpatía que tiene el trazo de Mariana Ruiz Johnson en bellísimos tonos sepia. La situación que plantea cada carta es una escena muy particular en una biblioteca, cada una existe en relación a un libro y algún personaje animalezco. Entonces, ¿qué se hace con eso? Una de entre tantas posibilidades es ubicarlas una al lado de otra para formar una seguidilla de viñetas un tanto disparatadas que van creando una historia. Está en los jugadores describir esa historia que se forma al azar. Porque de eso se trata un myriorama, una sucesión de imágenes que se encadenan unas a otras para construir una suerte de paisaje panorámico. Es un juego que ya peina varias canas y que fue cayendo un poco en el olvido con los años. Así que viene muy bien que se haya rescatado de este bello modo para poner en ejercicio las ganas de crear y las ganas de contar historias. Historias maravillosas como quien las saca de un viejo baúl de una abuela o de un libro que se escondía en los anaqueles de una biblioteca y esperaba que algún espíritu curioso lo saque del olvido. Es solo cuestión de imaginar con los elementos que hay a mano o en todo caso con la mano que toca en el reparto de cartas.

Myriorama. La biblioteca infinita
Ilustrado por Mariana Ruiz Johnson
Tinkuy
9789878690568
50 naipes


La biblioteca imaginada. Jardín para sembrar comunidades

Gonzalo Oyarzún

Imaginada“Una biblioteca no se mide por el número de metros cuadrados de su edificio ni por la cantidad de servicios ni por el número de usuarios o de préstamos, tampoco por los reconocimientos públicos que reciba, sino por la respuesta que da a una pregunta de su comunidad”.

Cada tanto aparecen libros únicos y especiales en el medio de la inconmensurable producción editorial de nuestra época. Que, siento excelentes libros, de cuidada edición, contenidos interesantes y autores reconocidos, tienen un valor agregado, un detalle que los convierte en un hallazgo, un tesoro. Quizás la contundencia y la claridad de las ideas sobre las que se apoya la escritura; tal vez las certezas y el entusiasmo del autor que se filtra a borbotones por entre sus palabras; o su mirada amplia que habla sobre personas de muchos lugares a personas de tantos otros permitiéndoles sentirse pares, parte del mismo presente de la humanidad; incluso puede ser que sea su formato, la extensión breve que convierte al pequeño volumen en un talismán poderoso en su esencia. “La biblioteca imaginada, jardín para sembrar comunidades” de Gonzalo Oyarzún es, para todo mediador, un rincón especial de la lectura, que sorprende y embelesa y en el que queremos demorarnos, quedarnos a pasar el tiempo, compartirlo con otros y tomar de referencia para la construcción de nuestros propios jardines.

En ocho ensayos breves Oyarzún presenta, despliega y profundiza la importancia de las bibliotecas públicas en las sociedades actuales, no como garantes o custodios de los objetos libros, sino como espacios centrados en las personas de la comunidad en la que están insertas: espacios públicos de la sociedad contemporánea para el desarrollo humano, económico y cultural, dice Oyarzún que: “deben estar inmersas en la vida cotidiana, palpitando en el corazón de la comunidad”. Y despliega ejemplos de bibliotecas de Perú, São Paulo, Guatemala, Colombia y Chile que convierten el concepto de biblioteca en espacios de libertad, en una posibilidad, una inspiración. Desde casos reales en los que las bibliotecas reflejan a las diversas sociedades de su entorno, ejemplos que emocionan por el enorme poder transformador que evidencian, el autor sienta los cimientos de lo que denomina una “biblioteca imaginada”, título del último ensayo que da nombre al libro: “una biblioteca que tiene siempre la mirada puesta en el futuro, con el corazón sostenido en el pasado, en los antepasados, en los pueblos originarios”; “una gran casa que no pertenece a nadie, donde no sobra nadie”; “un almacén de esperanzas que esperan ser repartidas —gratuitamente— para que cada persona lleve a su barrio, a su hogar y a su vida”.

La biblioteca imaginada. Jardín para sembrar comunidades
de Gonzalo Oyarzún

Biblioteca Nacional de Perú
Colección Lectura, Biblioteca y Comunidad
Lectura online y descarga gratuita
122 páginas, 2021
ISBN: 9786124045592


  

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar