La pelota, ahora en manos de Fassi

Deportes 28/05/2021 Por Federico Jelic
El presidente de Talleres deberá acordar con el DT Alexander Medina los objetivos a seguir. El “Cacique” dejó en claro su postura: apuntar a la búsqueda de un título.
Medina Fassi © talleres
¿Apostará Talleres de una vez a dar un salto, a llegar más lejos, a intentar un campeonato? Foto: archivo.

chapa_ed_impresa_01  

El primer semestre de Talleres en el 2021 dejó una imagen de honor deportivo y con bases robustas para apostar a un futuro con más gloria si es que se toman decisiones institucionales en ese sentido. El proyecto de fortalecer productos casi desconocidos, engordarlos al estilo feedlot, venderlos en commodities al exterior marcó a la era Fassi para calificarlo como un club exportador. Sin embargo, ya el propio DT Alexander Medina plantó postura sobre el futuro. Y espera respuestas para definir su futuro. 

¿Apostará Talleres de una vez a dar un salto, a llegar más lejos, a intentar un campeonato? ¿Persistirá la idea institucional de un club sustentable con necesidad de ventas para nutrir las arcas y el giro ordinario económico, que de por sí es elevado?.

A viva voz se expresó el “Cacique” sobre dicha temática sin perder gratitud con Fassi. 

Antes de su llegada a Talleres su nombre era una incógnita, un desconocido, la mayoría lo consideraba neófito y sin embargo se hizo valer al punto que sus servicios son tentación para varios clubes grandes de Buenos Aires. Se lo ganó en cancha, pero para eso estuvo a su lado un aliado, un modelo de organización que acompañó al proceso, sin perder sus lineamientos básicos y cuyos resultados fueron fruto de esa línea editorial. Pero esa romántica idea tiene sus límites, su techo.  

De todas formas, eso no indica que Medina haga valer su posición de aspirar a algo más que a la supervivencia y al protagonismo en base a las apuestas. Ahora Fassi es quien tiene la pelota y la decisión de animarse a trepar al otro nivel que reclama la gente, a pura ilusión, o a mantener una estructura de supervivencia, pero con utilidades netas no habituales en cualquier gestión. Está claro que hay remodelaciones en el predio, creación de gimnasios sofisticados y otras obras edilicias a la par. No obstante, en el ánimo del socio y del hincha (y también del “Cacique”) ya impera la necesidad de sentirse vanguardista, de apuntar como objetivo a hacer historia dentro de la cancha y no tanto en el monedero de la institución. Al sueño de que el máximo tesoro sea un título y no una venta inaudita al exterior, para dejar de festejar transferencias y empezar a llenar la vitrina que ya cuenta con una rica historia para ostentar.

¿Qué determinará Fassi con la pelota en sus manos? ¿Apostará a pisarla, pensar y elaborar un plan o la pateará para adelante, para ir a buscarla corriendo, y decidir sobre la marcha? ¿O la llevará a puro dribling, esquivando las presiones y anotar el gol más inmortal de toda la historia en barrio Jardín?.

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

 

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"