Nuevo espacio referencial para adquirir habilidades clínicas

Sociedad 28/05/2021 Por Mónica Hernández
En abril se inauguró el Centro de Simulación Clínica San José de la UCC, en el cual los estudiantes de Ciencias de la Salud podrán obtener destrezas con simuladores de tamaño real.
Centro de simulación clínica
En el actual y complejo escenario de la salud los estudiantes adquieren herramientas como comunicación efectiva y liderazgo. Foto: gentileza.

chapa_ed_impresa_01  

Hace más de 10 años la UCC cuenta con un gabinete con simuladores de mediana y baja fidelidad, a lo cual se agregaron los de alta fidelidad, para lo que se han guiado de los centros de simulación a nivel mundial, contando con 250 metros cuadrados en una primera etapa para las prácticas de habilidades.  

No hay un modelo básico sino que se respeta lo que se venía haciendo en esta unidad académica, basada en los valores que sostienen y en la innovación de la educación, en un ambiente seguro tanto para estudiantes como para pacientes.

En diálogo con La Nueva Mañana, la coordinadora del Centro, Marisa Quinteros, comentó: “Con una inversión cercana a los 30 millones de pesos se ha convertido en un centro referencial en la provincia de Córdoba y está equipado con dos simuladores de alta y media fidelidad que representan toda la sintomatología de una persona enferma. Además, cuenta con tres salas de habilidades, simuladores de cuerpo entero y de partes; simuladores con auscultación cardíaca, respiratoria y abdominal, y Cámara Gesell”.

Con estos equipos, los docentes podrán entrenar “reconocimiento de signos y síntomas de distintas patologías, evaluar parámetros neurológicos; respiratorios; cardíacos; cardiovasculares; urológicos y otras prácticas clínicas como sutura y manejo del parto. En el actual y complejo escenario de la salud los estudiantes adquieren herramientas como comunicación efectiva, liderazgo y trabajo en equipo con pacientes estandarizados”, sostuvo.

Ante la consulta acerca de para quiénes está abierto este recinto, Quinteros explicó: “Para los estudiantes de grado de todas las carreras de Ciencias de la Salud, en lo que se incorpora instrumentación quirúrgica, terapia ocupacional, nutrición, odontología, kinesiología, incluido, por supuesto, medicina, que es la que tiene más cantidad de estudiantes. Estas seis carreras van a estar utilizando el Centro de Simulación y además de los estudiantes de grado lo usan los profesionales de posgrado y de educación continua”.

Salas y protocolos

Asimismo, en relación a la cantidad de practicantes que pueden entrar en cada caso que se simula, “de momento como está distribuido el espacio tenemos una sala de alta fidelidad en la cual por protocolo pueden ingresar hasta 4 o 5 personas con el docente, pues es de acuerdo a los metros y al movimiento que se debe realizar. Después contamos con una Cámara Gesell con capacidad de hasta 30 personas, pero con las nuevas disposiciones por la pandemia pueden ingresar hasta 15. En la sala de mediana fidelidad ingresan 7 personas, incluido el paciente”, agregó Marisa.

Las simulaciones que se realizan son de alta, media y baja fidelidad, con una experiencia muy buena hasta el momento ya que cuentan con distintos tipos de simuladores, por ejemplo, algunos comprados a una empresa, con los que cada estudiante adquiere la habilidad luego de pasar por diversas instancias.

Estos equipos de simulación son con pacientes estandarizados, donde se toman como reales pues son actores a los que luego se procede a hacer el informe en la Cámara Gesell.

Asimismo, cuentan con tres salas de habilidades en las que ahora para el ingreso se admiten hasta 10 estudiantes, respetando el protocolo del COE según los metros cuadrados asignados, además de contar con un sistema de aireación en el cual los acondicionadores de aire poseen un filtro especial. 

Con respecto al ingreso de los estudiantes se va haciendo la rotación, por lo que cada docente fija una permanencia de 40 o 45 minutos para realizar las prácticas, transcurrido ese tiempo se hace la limpieza y aireación, y comienza el otro equipo de práctica.


Qué es la simulación clínica

Cuando se habla de simulación se refiere a “una pedagogía especial en el proceso de enseñanza-aprendizaje y esa especificidad que da la simulación la vamos a tener en las competencias que hacen a la misma”, explicó la coordinadora. Esas competencias a las que se refiere la catedrática son aquellas que hacen a la simulación y se clasifican en duras y blandas. Las duras son las habilidades y destrezas que los estudiantes adquieren para un área específica. Por otra parte, las blandas son el trabajo en equipo, la comunicación de malas noticias, toda la parte de cómo se realiza un informe y cómo se comunica a los familiares de un paciente.

Dentro de la simulación misma, “cuando hablamos de fidelidad referida a un diseño de un escenario de un caso simulado es el que va a permitir el razonamiento clínico realista; por ejemplo, cuando es baja, al ser competencia de habilidades, entre ellas, preparar una mesa quirúrgica, el examen físico de un paciente, o cómo realizar una valoración en la boca por un odontólogo, etcétera”, contó.

La de mediana fidelidad sería “una actividad más compleja donde el estudiante pueda aplicar distintos razonamientos clínicos; y, por último, la de alta fidelidad es más compleja y en la que el practicante puede aplicar en pacientes estandarizados, para lo cual contamos con un área de alta complejidad con un shock room para entubar, practicar maniobras de reanimación, etcétera”, finalizó la docente. El Centro funciona en la Facultad de Ciencias de la Salud de la UCC, en barrio General Paz, Córdoba.

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar