Peirone: “No estuvimos en el nivel que se propuso en un inicio de la temporada”

Deportes 07/05/2021 Por Juan Pablo Casas
El DT habló sobre la temporada que se terminó para Instituto en la Liga Nacional de Básquetbol, tras haberse hecho cargo del equipo por el alejamiento de Ginóbili.
peirone1
Gustavo Peirone, entrenador de Instituto. Foto: gentileza.

chapa_ed_impresa_01  

Instituto cerró una temporada que fue bastante particular para todos en la Liga Nacional de Básquetbol. Y, en ese marco, en diálogo con La Nueva Mañana, el entrenador del equipo, Gustavo Peirone, habló sobre lo que representó la campaña y su oportunidad de hacerse cargo del equipo como coach principal. Cabe recordar que debió reemplazar a Sebastián Ginóbili.

- ¿Cómo definís lo que pasó con el equipo en la temporada?

- Se siente que no estuvimos en el nivel que se propuso en un inicio de la temporada. Se empezó con un armado de equipo con nombres importantes como para ser protagonistas, para afrontar los dos torneos que nos tocaban, tanto la Liga Nacional como la Champions. En el torneo internacional nos tocó enfrentar a los dos mejores equipos en la tabla de posiciones y no se pudo clasificar. En Liga se terminó en un puesto que no era el esperado al comienzo de la temporada. Del objetivo propuesto inicialmente, estuvimos bastante lejos.

- ¿Cuál fue tu reacción y cómo tomaste el hecho de ser el entrenador principal?

- Lo tomé con sorpresa, no era algo que esperaba, que me hubiera propuesto o que tenía como objetivo. Estaba tranquilo trabajando como asistente del “Sepo”, cómodo, con muy buena relación con él y con el resto del cuerpo técnico. Cuando se dio la salida del él, primero me sorprendió, no lo esperaba, y después, una vez que Juan Manuel Cavagliatto me dio la posibilidad o el ultimátum para que tomara el equipo en ese momento, lo tomé bien, con alegría, aunque algo disociado porque se iba un compañero, un entrenador, pero yo tenía la posibilidad de dirigir.

- ¿Qué te generó esto?

- Me puso bien, me despertó ganas y deseos de prepararme, si bien estaba trabajando tranquilo. Esto me dio un sacudón grande, me hizo preparar, tomar otras decisiones, otras responsabilidades. Pero lo tomé como algo normal, hace mucho tiempo que trabajo en el club, era parte del staff fijo, ya venía siendo asistente de varios entrenadores y ante la salida del “Sepo” se dio esa posibilidad. Lo tomé bien, con tranquilidad, ya conocía a varios jugadores, lo que me daba ventaja y había una muy buena relación.

- ¿Cuál es tu definición de esta temporada en tiempos de pandemia?

- Fue una Liga rara, distinta, tampoco esperada; creo que nadie se esperaba jugar como se jugó este año desde la cabeza, lo físico, del estar mucho tiempo encerrado, de tener poco tiempo de entrenamiento. Insisto, nadie estaba preparado para eso y nosotros éramos parte. No fue fácil. Fue una Liga por momentos complicada, por momento dura y por momentos con muchos deseos de volver a casa, de ver a los tuyos y de estar con tu familia. Nosotros permanentemente estábamos viajando, pero a veces eran giras de diez, doce días y por momentos se hacía largo, tanto para los jugadores como para el cuerpo técnico, con partidos muy seguidos.

- Con muchos protocolos mediante…

- Debíamos tener muchos cuidados por los contagios que pudieran aparecer, que se enfermara alguno del equipo y saber cómo la iba a pasar. Nosotros tuvimos varios contagios en el equipo y estuvimos mucho tiempo encerrados. No era fácil controlar la cabeza en eso, era difícil preparar los partidos, para entrenar porque por ahí había medio equipo que estaba afuera, el tiempo de entrenamiento era poco y no eran condiciones normales, pero era la única forma de jugar en este contexto. Tuvimos que ponernos duros, tratar de dar lo mejor cada uno, cuando uno estaba bajoneado, el otro tratar de ayudarlo y de contenernos entre todos.

- ¿Te gustaría comenzar la próxima temporada como entrenador principal?

- Creo que a cualquier entrenador le gustaría comenzar la temporada como entrenador principal porque implica un montón de cosas que yo no las viví, desde negociar con los dirigentes por incorporaciones, hablar con jugadores y representantes para que sean parte del proyecto de la institución, armar una pretemporada. Sin dudas que me gustaría. Sabemos que por ahí estamos para momentos determinados y después se verá en un futuro qué puede pasar, pero estoy contento con lo que pude hacer este tiempo dirigiendo al equipo.

- ¿Hay algo para la temporada que viene?

- No hay nada planteado, terminó el torneo, tuvimos unas charlas muy cortas con Juan (Cavagliatto) para saber qué va a pasar. Yo estos años terminaba la Liga y volvía al torneo local y seguía entrenando con los juveniles y el ritmo era otro, es la primera vez que termina una Liga y me encuentro como medio perdido en este momento porque no tenés entrenamientos. Habrá que sentarse a hablar o no, seguramente los dirigentes tendrán que evaluar un montón de situaciones, desde el rendimiento del equipo, las funciones de cada uno, evaluar el pequeño tiempo que yo estuve a cargo del equipo, si les interesa o no que yo siga siendo parte del equipo, seguramente ellos necesitarán un tiempo para evaluar estas situaciones.

- ¿Qué esperás ahora?

- Yo sabía que, tomando esta decisión, podía correr el riesgo de que me vaya bien, medianamente bien o medianamente mal como me fue a mí; y esperando que sea lo mejor para uno. Pero no tengo nada propuesto todavía en mente. Hace una semana que estamos libres así que esperando, seguramente habrá una charla porque hay una buena relación con la dirigencia del club y sabremos si seguimos o no. 

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar