Abigail Breno, otra forma de ver el deporte desde Córdoba

Deportes 30/04/2021 Por Juan Pablo Casas
La atleta observó la falta de apoyo que reciben los deportistas amateurs y decidió darles un espacio para que se expresen, lejos de los medios tradicionales que solo miden “éxitos”.
abigail breno
Abigail Breno practica atletismo desde los 17 años. Actualmente brinda charlas y ayuda a deportistas amateurs. Foto: gentileza.

chapa_ed_impresa_01  

Abigail Breno tiene 22 años, nació y vivió en Buenos Aires hasta los 15 años, después se mudó a Traslasierra, en donde tiene un complejo de cabañas con su familia de alquiler temporario. A los 17 años comenzó a practicar atletismo en la Escuela Municipal de Mina Clavero.

Me enamoré de este deporte y decidí hacerlo lo mejor posible para saber hasta dónde podía llegar”, resalta. A los 18 años, cuando terminó el secundario, volvió a Buenos Aires para estudiar, estuvo un tiempo, pero no aguantó el ritmo de la ciudad, volvió a Córdoba, donde siguió estudiando por dos años hasta dejar la carrera. “Hoy sigo acá, vivo en un lugar con montañas y mucha naturaleza, algo que disfruto mucho todos los días. Me sigo formando desde casa, estudiando, trabajando (como entrenadora de Atletismo más mis proyectos digitales) y entrenando”, le explicó Abigail a La Nueva Mañana.

La joven le dedica una parte grande de su energía y tiempo a ser deportista. Practica atletismo desde hace seis años, por lo cual se dio cuenta rápidamente de la falta de apoyo que reciben.

Ella entiende que es un hecho que esto lleva a muchos a abandonar su deporte antes de tiempo, debido muchas veces a una elección en cuanto a formarse profesionalmente y/o trabajar. “Considero que se pueden hacer ambas cosas, pero ese ya es un tema aparte de organización y apoyo familiar”, indicó.

Aprendiendo de la experiencia

“Me venía haciendo algunas preguntas que sentía tenía que responder. Como por ejemplo: ¿Cómo puede cualquier deportista obtener ingresos económicos sin preocuparse que eso afecte la práctica de su deporte? ¿Cómo hacer que más chicos practiquen deporte? y ¿Qué pasa cuando el deportista finaliza su carrera deportiva?”, analizó la atleta en la charla con este medio. Entonces, pensando en estas preguntas, asegura que se dio cuenta  que los deportes amateurs en los medios tradicionales de comunicación (radio, televisión) de nuestro país se difunden únicamente cuando los deportistas más destacados ganan una medalla u obtienen un récord, algo que no todos tienen la suerte de lograr e incluso los mejores deportistas de nuestro país no siempre lo consiguen. Pero eso no los hace mejores o peores porque el deporte es todo menos una medalla.

“Por suerte me di cuenta de que gracias al avance de la tecnología no necesitamos como antes de la televisión, porque hoy en día hasta las abuelas/os se cansaron de ver el noticiero y eligen ver sus propias noticias a través de sus celulares. No todos tenemos récords o medallas, pero sí todos tenemos algo que aportar a los demás. De eso se trata el proyecto que decidí llamar ‘Más que deportista’. La idea principal es que somos mucho más que solo deportistas, personas con conocimientos, habilidades y pasiones que combinadas nos vuelven únicos”, agregó la deportista. 

Abigail  -der-decidió crear el proyecto Más que deportista
Abigail decidió crear el proyecto “Más que deportista”.

Y en ese marco, contó: “Mi trabajo es asesorar y guiar a deportistas en la construcción de su marca personal, pero para que ese trabajo funcione el deportista tiene que entender que es una labor en conjunto que requiere energía y ganas de trabajar de su parte, ya que no es algo que pueda delegarse a otro (algo que muchas personas hacen). Construimos juntos su marca personal en base a sus conocimientos, habilidades y pasiones pensando en cómo puede ayudar a los demás con eso para construir una comunidad de seguidores fieles”. 

A esto, agregó: “Hoy podemos comunicar gratuitamente en redes sociales, una herramienta que nos permite hacer llegar nuestra voz a las personas correctas; de esa manera haciendo crecer nuestra comunidad y relacionando nuestra imagen con ciertos valores, podemos conectar con los mismos valores de una marca y así conseguir sponsors. A la vez podemos ser una fuente de inspiración auténtica para otras personas que no nos conocen aún. Y no solo eso, cuando nuestra vida activa como deportistas termine, un buen trabajo sostenido en el tiempo sobre la marca personal puede ayudarnos a crecer en otros proyectos, como por ejemplo ejercer una profesión, porque ya tenemos un ‘nombre’ y de esa forma es más fácil diferenciarse de la competencia. Para resumir, la marca personal es lo que años atrás se conocía como reputación, pero hoy en día se construye de manera digital”.

Desde el punto de vista de Abigail, el marketing es una gran herramienta que considera fue y es utilizada mal por muchas personas.

“El marketing no es el famoso ‘compre ya’. Me gusta definirlo como un puente entre vos o tu producto y la persona que está del otro lado, ya sea un cliente o alguien con quien quieras conectar para que forme parte de tu comunidad. Pero para que el marketing funcione como herramienta multiplicadora, se necesita de un buen producto, no sirve de nada comunicar o vender algo que es malo o que no es real, porque ahí es cuando el marketing se convierte en una mentira o una estafa. Por eso una parte importante es trabajar sobre las bases pensando en el largo plazo, como todo en la vida se trata de paciencia y trabajo constante, no hay atajos que puedan terminar en algo bueno”, explicó la atleta.

Pasión por la educación

En cuanto a mi formación, desde muy chica me apasiona la educación, pero no el tipo de educación que encontré en la Universidad, cuando me di cuenta, su sistema de enseñanza me dejaba sin energía y ganas de aprender, sentía que desperdiciaba mi tiempo y no aprendía nada”, explica.

‘Abi’, como la conocen, piensa que lo que enseñan en las universidades es bastante obsoleto porque ha quedado en el tiempo, no avanza al ritmo que avanza el mundo, no brindan las herramientas que se necesitan. Entonces, cuenta: “Yo estudié educación física por tres años antes de dejar la carrera, a la par fundé una marca de mates de la cual empecé a aprender sobre marketing, redes sociales, tecnología... Aposté de nuevo por la educación tradicional y me formé en Gestión Deportiva, en lo cual volví a sentir que aprendí poco y nada”. 

Actualmente estudia diseño y programación web en la UTN y asegura que es una capacitación que enseña muchísimo y de manera práctica, algo que cree es lo que hace falta tanto en escuelas como universidades.
Pero no se queda ahí. “Por otro lado me capacito todos los días de manera autodidacta en lo que respecta a marketing, diseño gráfico y publicidad, a la par aplico lo que aprendo día a día en proyectos propios y ayudando a otros. Hoy en día podemos aprender lo que se nos ocurra de la mano de los mejores en esa área, simplemente requiere de voluntad y ganas de aprender”, argumenta la atleta.

Charlas con deportistas

En su perfil personal realiza charlas sobre temáticas especificas con deportistas, llamando a este formato de charlas “Detrás del Deporte”, porque la idea principal no es hablar de logros u objetivos. Y vale resaltar que en los medios hegemónicos generalmente es de logros u objetivos lo único que se le pregunta a un deportista en entrevistas. Entonces ella ni siquiera toca ese tema. La idea es hablar de experiencias, aprendizajes y altibajos del deporte. 

“Charlamos sobre procesos que es la parte más importante, ganar medallas o no ganarlas es el final del camino, como la punta del iceberg, pero detrás de eso ocurren miles de cosas que muchos chicos que empiezan en el deporte no conocen porque en general es lo que no se ve, y me gustaría que se hable más sobre eso y se naturalice, porque son cosas que van a pasar, como surgió en la última charla con el nadador Facundo Arregui. ‘No siempre se puede estar en la cresta de la ola’, hay que bajar para volver a surfear una más alta, de eso se trata este camino, de aprender y disfrutar, no podemos rendirnos en la primera mala que nos toca, no solo en el deporte sino en la vida”, concluyó Abigail.

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar