Tuitazo mundial a cinco años del crimen de la ambientalista Berta Cáceres

Mundo 02/03/2021
La dirigente social fue asesinada cuando defendía los derechos del pueblo lenca, perjudicado por el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca. El tuitazo exigirá justicia para el caso.
Berta Cáceres by gentileza
La activista Berta Cáceres fue asesinada hace cinco años. Foto: sicnisalc.org

Un tuitazo mundial convocado por el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh) rendirá homenaje este martes a su fundadora, la líder del pueblo originario lenca Berta Cáceres, al cumplirse cinco años de su asesinato.

“El 2 de marzo se va a hacer un tuitazo mundial exigiendo justicia para Berta y castigo a los autores intelectuales. Cinco años son los que se conmemoran de su siembra”, dijo a la agencia de noticias Sputnik su hija, la diputada Olivia Zúñiga.

El Copinh convocó además a un concierto virtual con artistas de al menos siete países.

Zúñiga destacó el hecho de que las acciones de homenaje tendrán un carácter virtual, dada la situación de la pandemia de Covid-19 en Honduras, donde “sigue creciendo los niveles de contagio y la letalidad es bastante grande en un país en el que no hay acceso (universal) a la salud y donde no hay vacunas”.

“Tenemos previsto que haya cobertura en los medios alternativos, las radios comunitarias y a través de los periodistas dignos, para informar sobre el caso de mi madre cómo avanza el proceso judicial con sus constantes estancamientos”, adelantó la legisladora por el Partido Libertad y Refundación.

Todas las referencias en la red social al aniversario llevarán el hashtag #BertaCáceres.

Aventuró que el escenario internacional, a partir de la iniciativa de ley presentada el 23 de febrero al Senado de Estados Unidos por el congresista Jeff Berkley que en caso de aprobarse impondría sanciones al presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, por corrupción y abusos de derechos humanos, puede ser más favorable y alentador para las víctimas.

La diputada Zúñiga enumeró entre las víctimas al pueblo hondureño, el Copinh, la comunidad lenca y de manera especial la familia de la ambientalista asesinada en la ciudad de La Esperanza (oeste) el 2 de marzo de 2016.

En el crimen de la acreedora en 2015 del Premio Goldman a los defensores de la naturaleza, cometido por sicarios, está implicada la familia Atala Zablah, una de las más poderosas de Honduras en términos económicos.

Cáceres defendió los derechos del pueblo lenca, perjudicados por el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca que pretendían desarrollar los Atala a través de la empresa DESA sobre el río Gualcarque, que esa comunidad considera sagrado y vital para su supervivencia.

Fuente: Télam

 

 

Te puede interesar