Instituto encontró luces en el final, venció a Quilmes y sueña

Fue 2 a 1 en Alta Córdoba, con goles de Castillejos y Cuello, este último luego de que un apagón dejara a oscuras al estadio. Quedó a un punto de Almagro.
iacc 2
Instituto venció a Quilmes 2 a 1 con goles de Castillejos y Cuello. Bauman marcó para la visita. Foto: @InstitutoACC

Instituto reaccionó tarde pero lo mismo encontró luz al final del túnel, entendió la necesidad de jugar con mentalidad de una final y por eso, de manera agónica y en un partido accidentado, superó 2 a 1 a Quilmes para quedar como escolta y soñar con la clasificación, por la 6° fecha de la zona Reválida de la Primera Nacional. De esta forma llega a la última jornada con chances directas y dependiendo de sí mismo.

Era la gran final y el equipo de Alta Córdoba no lo habían entendido como tal. La derrota de Almagro y otros resultados lo dejaban con la obligación y el compromiso de sumar tres puntos y meterse de lleno en la clasificación.

Sin embargo fue Quilmes quien afrontó el partido como un desafío sin cuartel, como si fuera local en el Monumental. De hecho al inicio el arquero Jorge Carranza tapó no menos de tres acciones netas de gol. Y de tanto ir, llegó el gol de Jonathan Bauman a los 32 minutos de esa mitad que fue toda "Cervecera".

¿Instituto? Bien gracias, sin subestimar el pleito pero lejos de imponer condiciones y protagonismo en el partido más importante post pandemia. En eso decepcionó el elenco de Fernando Quiróz.

En el complemento hubo una reacción pero recién sobre el final, es decir, a la película le faltaba el pasaje infartante para cuando quedaba poca cinta por rodar. Las acciones se fueron concretando en el arco de Quilmes pero recién a falta de cinco minutos, el recién ingresado Gonzalo Castillejos marcó la paridad. La llama se encendió con toda la esperanza pero poco iba a durar ya que el rival replegó sus armas y firmó un empate que tampoco le era poco negocio.

Encima llegó el apagón de luces que amenazaba con enfriar el envión, sin embargo a segundos del pitazo final apareció Alexis Cuello para poner el 2 a 1 y ponerse otra vez a tiro de la clasificación.

¿Y ahora? Instituto depende casi sí mismo, un llamado a la historia y sin necesidad de rezar. Más allá de que las matemáticas le ayudan, dependerá de su carácter, el mismo que puso esta noche para torcer el destino, si quiere volver a reencontrarse con su historia. 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"