Tres lugares imperdibles, recomendados por el fotógrafo Gonzalo Granja

Turismo 23/10/2020 Por Vanina Boco
El autor del libro “Maravillas de Córdoba” nos comparte algunos de los lugares que más lo deslumbraron de la provincia. ¡A tomar nota para cuando se pueda volver a viajar!
Maravillas de Córdoba @ Gonzalo Granja

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

Hace algún tiempo participé de una excursión junto a fotógrafos profesionales y en reiteradas oportunidades los escuché mencionar a Gonzalo Granja. No lo conocía, no sabía de su trabajo. Su nombre volvió a mi cabeza cuando en una librería me crucé con el libro “Maravillas de Córdoba” y quedé fascinada. Son unas 300 páginas con fotografías increíbles y textos que sirven de invitación a salir, “a pasar tiempo en la naturaleza y volver a valorar todo lo que siempre estuvo cerca”,  en palabras del autor.

Gonzalo Granja - Bio
Gonzalo es fotógrafo y productor audiovisual y varias de sus fotografías fueron elegidas como “Foto del día” por la revista National Geographic. La cuarentena lo hizo suspender un viaje por la Ruta 40 donde se encontraba viajando y documentando para sacar su próximo libro. Y actualmente, lanzó un calendario con doce fotografías de distintos lugares de Córdoba. Toda su obra es un gran acto de difusión de los paisajes cordobeses, pero también de respeto y la valoración de la naturaleza. 

Por todo esto, lo invité a que nos recomiende tres destinos que lo sorprendieron en su recorrido por la provincia y estos fueron sus elegidos. 

1. Los Gigantes

Los Gigantes @ Gonzalo Granja
(Fotos: Gonzalo Granja)

Queda en la zona de Tanti, es un gran macizo de piedra. En mi experiencia personal, por más que haya ido muchas veces siempre encuentro algo distinto para ver, para sorprenderme. Hay vertientes, aleros, quebradas, formaciones rocosas muy llamativas: hay una que se llama El Gorila, Cerro Mogotes, Cerro de la Cruz. En este lugar se practican escaladas hace más de 50 años y es increíble para hacer trekking y acampar. Hay fotos viejas de gente escalando con cuerdas nada más, se nota que ahí hay historia, que hay un diálogo con las personas y la naturaleza y de la naturaleza en sí misma. Los Gigantes es un orgullo para los cordobeses. Si alguien viene a Córdoba sólo por un par de días, tiene que visitar Los Gigantes. 

Es un lugar emblemático en la cultura de montaña en Córdoba, por eso es uno de mis elegidos. Allí fue la primera vez que dormí sin carpa, buscamos un alero, un techito natural, y con una buena bolsa de dormir pasamos la noche. Sentí las estrellas encima, en la nariz. El agua es muy pura porque brota de las vertientes. Recomiendo visitarlo en otoño, porque todavía no está tan frío como en invierno y ya pasaron las lluvias. Está bueno que no haga tanto calor porque estás muy expuesto.

2. Laguna Mar Chiquita 

LAguna Mar Chiquita @ Gonzalo Granja
Este lugar es una muestra de la diversidad de paisajes con los que cuenta Córdoba. Tiene 8000 m2 y es la cuarta laguna salada más grande del mundo de origen natural donde desembocan varios ríos de la provincia. Se pueden ver más de 300 tipos de aves y eso lo hace un lugar súper especial para los observadores de aves y amantes de la naturaleza. En determinado momento del año es posible apreciar tres de los cinco flamencos que hay en el mundo. Es bueno que este lugar se esté preservando, porque están trabajando para que sea un parque nacional y eso es darse cuenta a tiempo de las cosas. Allí se aprecian los atardeceres más espectaculares. Al sol se lo ve cuando se esconde en el horizonte, y esto no sucede en las sierras. Lo ves como una bola de fuego, igual que en el mar. Hay unos árboles cerca de la costa que el agua los tapó y que me hacen acordar a las pinturas de Dalí, como si se estuvieran derritiendo. 

Fuimos una vez para hacer las fotos del libro y llegamos al mediodía para la preproducción porque tenemos normalmente 15 minutos para sacar fotos al atardecer. Nos subimos a unos kayak y nos sorprendimos por lo que duró el atardecer, pudimos hacer todas las fotos que quisimos, guardamos la cámara y nos quedamos mirando el atardecer sin hacer nada. 

3. Cerro La Ventana

Cerro de la Ventana @ Gonzalo Granja
Se encuentra ingresando por la localidad de Los Hornillos en Traslasierra. El recorrido al principio empieza leve, luego hay como un caracol y ya llegando a La Ventana, que es una formación natural, comienza una cuesta bien vertical. Gran parte de lo especial de este cerro es que el precio es el esfuerzo: no podés pagar para ir a conocerlo, tenés que caminar para llegar. En el camino hay un bosque de tabaquillos que parece salido de “Alicia en el país de las maravillas”, un lugar totalmente surreal, con el tabaquillo y su piel de cebolla y las ramas que casi te abrazan. Al llegar arriba hay un triángulo que es una formación casi perfecta por donde se ve todo el valle de Traslasierra, es una postal única. El trayecto se puede hacer en un día, exigido, o en dos días a un ritmo más tranquilo. Hay un refugio que se llama Los Tabaquillos, a mitad de camino, justo antes de la parte más difícil. Es un refugio gratuito, hay que cuidarlo y dejarlo igual o mejor que como se lo encontró. No se puede reservar, entonces a veces suele suceder que vas y ya está ocupado, pero podés poner una carpa al lado. Es importante tener cuidado de no hacer fuego porque está al lado de los tabaquillos. Recomiendo hacer el ascenso en otoño o primavera.

Para conseguir el libro y otras obras de Gonzalo, entrá en su web.

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar