Los Cuadraditos: “Queremos ser reconocidos como servidores urbanos”

Sociedad 14/08/2020 Por Mónica Hernández
Por la cuarentena, recién pudieron salir a recolectar materiales en mayo, aunque dicen que mucho no pueden conseguir porque aumentó el triple la cantidad de gente en las calles.
Ver galería Coop Los Cuadraditos_03
1 / 3 - Miembros de la Cooperativa "Los Cuadraditos".

chapa_ed_impresa_01

 

La tarea de recolector es un trabajo que necesita de toda una logística para concientizar a la gente a que junte bien los materiales, por ello los miembros de la Cooperativa Los Cuadraditos piden que el intendente los "reconozca como servidores urbanos". 

Por otra parte, por el aislamiento que demandó la pandemia del coronavirus, han hecho campañas durante la cuarentena yendo casa por casa recomendándoles a los vecinos que guarden los materiales hasta que ellos pudieran salir a recolectar. “Hemos trabajado mucho, aunque la gente junta poco, en muchos casos tienen cocinas, heladeras, etcétera, de las cuales debemos quemar las gomas que tienen en su interior para poderlas vender como lata, es todo un tema”, comentó la presidenta de esta cooperativa de trabajo Charo Varela a La Nueva Mañana.

En realidad, conformaron dos cooperativas: la de reciclado y la de vivienda, para la cual tenían unos bloques abandonados con los cuales construirían una escuelita. “Comenzamos a trabajar con los jóvenes, pero como a ellos no les interesaba nos agrupamos con un grupo de mujeres y con los carreros, pero a estos últimos tampoco les interesó, pues no teníamos mucho material con el cual trabajar y ellos querían cobrar día a día”, agregó. En el 2012 obtuvieron la personería jurídica y por el momento recolectan preferentemente cartón y botellas blanco cristal, material que se entrega a los intermediarios.

Seleccionadores urbanos

“Queríamos juntarnos con otras cooperativas, pero bueno, cada uno hace lo que puede. Estamos con muchos proyectos para ver si el municipio nos reconoce como servidores urbanos; realmente, brindamos un servicio. Si no lo hiciéramos, estaríamos tapados de basura que la gente arroja en cualquier lado. En una oportunidad estuvimos en la Municipalidad, nos atendieron pero nos dijeron que la basura era del municipio, entonces les contestamos que nosotros levantábamos los residuos que ellos dejaban en las calles”, sostuvo Charo. 

Desde el año pasado, pusieron los contenedores verdes y negros y en general la gente no selecciona los residuos secos y húmedos. “Cuando vos metés la mano encontrás cualquier cosa, desde materia fecal de animales hasta comida podrida. Cuando lanzaron esas campanas, también nos limitaron desde el municipio, porque son muy cerradas y, por ahí, los recolectores que van en los camiones tienen buena onda y dejan el cartón o los mismos comerciantes los apilan en la vereda”, comentaron los cooperativistas.

Coop Los Cuadraditos - Rosario Charo  Varela - Presidenta
Rosario “Charo” Varela, presidenta de la Cooperativa Los Cuadraditos.

Reciclar para sobrevivir

Charo comentó cómo es el circuito de trabajo. Primero llega el material a la planta y deben separarlo, pues allí se puede encontrar muchas cosas mezcladas entre los cartones, como residuos patógenos de los hospitales. En esta tarea deben ser muy minuciosos y utilizar guantes y barbijo. Después se limpian los materiales, que acopian y enfardan para recién salir a la venta.

Para poder vender tienen que hacer un volumen importante y, según indicaron, "ahora con el tema de la pandemia todo el mundo junta papel y busca cosas en la calle para poder vender algo y juntar unos pesitos para la comida"

En tanto, señalan que por las botellas de vidrio se paga muy poco el kilo, y por esta razón no conviene recolectar este material en los tiempos que corren. “El cartón y la botella de plástico los vuelven a reciclar. Lo que pasa es que están los intermediarios, por eso queremos que el municipio nos reconozca. El MTE nos ayuda con gente de distintas ramas y con el salario social. Hay muchas cosas para hacer, pero antes se podía trabajar mejor”, afirma Charo. 

Asimismo, explicó: “Es una cadena. Si la gente entrega en condiciones los materiales, se puede aprovechar mejor la basura. Es necesario que haya gente a trabajar en las calles y que vayan a las escuelas a concientizar. Pero la iniciativa debe surgir de las propias autoridades. No todos los materiales se pueden reutilizar y muchos van hacia los centros de enterramiento y contaminan. Queremos que nos incluyan en el servicio de recolección diferencial”, finalizó Charo. 

La planta de acopio de Los Cuadraditos funciona desde hace 15 años en bajada San José, detrás del cementerio de San Vicente, en barrio Maldonado, solo con ayuda de las organizaciones de base y con muy poco apoyo del Estado.

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar