“La prevención de lesiones es el nuevo paradigma de la preparación física”

Deportes 08/08/2020 Por Juan Pablo Casas
El cordobés Lardone, preparador físico del Narbonne, de la Ligue A de voleibol en Francia, le explicó a LA NUEVA MAÑANA algunos puntos sobre la vuelta a la actividad.
Lardone00002

chapa_ed_impresa_01

 

Leandro Lardone tiene una amplia trayectoria como preparador físico en diferentes equipos de diversos deportes en los que fue adquiriendo experiencia, pero además se ganó el respeto con el paso de los años, hasta llegar hoy a estar en Francia. En el país europeo, será PF del Narbonne, de la Ligue A de voleibol.

Lardone dialogó con La Nueva Mañana y explicó cómo se imagina que serán las vueltas a los entrenamientos en los diferentes deportes y cuáles son los trabajos que deberán realizarse para evitar lesiones y complicaciones, después de varios meses sin actividad formal. Destacó que es necesario realizar actividades progresivas para que no se produzcan males físicos para los deportistas que vuelvan a los entrenamientos.

- ¿Cuáles son los riesgos que corre un deportista de alta competencia al volver a la práctica tras meses sin hacerlo?

- El riesgo mayor que sufre un deportista al estar tanto tiempo inactivo es la pérdida del estado de forma, del estado de forma físico, del estado de forma técnico, ni hablar de lo emotivo y emocional que muchas veces se pasa por alto. La escuela del Barcelona hace mucho tiempo que viene dándole hincapié a esto y no por eso vamos a dejar de darle importancia a los trabajos de fuerza de resistencia, de velocidad, de potencia. Va a tener que ser progresivo el trabajo del deportista, tener en cuenta qué nos vamos a encontrar con un deportista que si bien lo conocemos, trabajamos con él, sus prestaciones actuales, no serán las mismas que el último día de entrenamiento, vamos a encontrarnos con jugadores que por primera vez en la historia estuvieron tanto tiempo inactivos y lo principal será realizar una muy buena evaluación. A veces en los deportes en diferentes disciplinas se cree que se pierde el tiempo evaluando y es un error muy grande que cometemos. Es fundamental para saber muy bien donde está parado cada jugador y a partir de ahí, empezar a buscar un entrenamiento óptimo e individualizado, por más que el deporte fútbol, básquet, vóley, rugby o hockey. 

- ¿Qué debería hacerse para evitar correr riesgos de lesión?

- Buscar un entrenamiento súper individualizado y una adaptación de cargas muy progresivas. Va a ser un momento en el que vamos a estar todos muy ansiosos, los jugadores después de mucho tiempo sin jugar, los entrenadores sin entrenar, y con esa ansiedad nos vamos a tener que manejar. El entrenamiento va a tener que ser acorde al nuevo nivel de cada jugador y eso me parece que es la clave número uno. Nosotros comenzamos el lunes y lo primero que vamos a hacer es evaluar el plantel en diferentes capacidades y sabemos que nos vamos a encontrar con diferentes posibilidades, que los deportes de equipo tienen esta característica que son planteles súper heterogéneos. Tengo un jugador de Alemania que ya hace dos meses entrena, los jugadores argentinos no pudieron entrenar, los franceses tuvieron cuarentena más libre y podían salir a correr, entonces por eso hay que buscar cuál es el estado de forma actual de cada uno de ellos, físico, técnico, táctico, volitivo y emocional. 

Lardone00007
“El riesgo mayor que sufre un deportista al estar tanto tiempo inactivo es la pérdida del estado de forma físico y técnico, pero también de lo emotivo y emocional”.

- ¿Trabajar puntualmente sobre cada jugador?

- Creemos que debemos continuar con lo que veníamos haciendo, la prevención y la protección de lesiones es quizás el nuevo paradigma de la preparación física. Durante muchos años los preparadores físicos eran aquellos que aplicaban altísimas cargas y los que sobrevivían a esas cargas súper voluminosas e intensas eran quienes finalmente podían jugar. Cambió y casi te diría que el cuidado del deportista, la prevención de lesiones e intentar que nuestros deportistas estén presentes en todos los partidos es el primer objetivo. Los trabajos preventivos responden a las evaluaciones funcionales de cada jugador no son generales, por eso es muy individual.

- ¿Entrenar en casa durante meses sirve para volver a la práctica formal?

- Entre nada y algo, algo siempre es superior a nada. En Argentina particularmente la cuarentena fue súper súper larga. Al comienzo todos tuvimos que empezar a utilizar estas herramientas que estamos agradecidos de tenerlas, es una gran posibilidad, pero claramente que no es lo mismo. No se puede replicar el volumen, la intensidad y la especificidad de los entrenamientos para nada. Charlando con deportistas, la mayoría nos comentaba lo mismo, que el primer mes, mes y medio comenzaron muy motivados entrenar, aprovecharon para trabajar sobre sus puntos débiles, sobre desarrollar capacidades que durante la competencia no tienen tiempo y en este momento lo tenían, pero una vez superado ese mes y medio el deportista de deportes de equipo, no el de tiempo y marca, no el atleta que compite una o dos veces al año, si no los deportistas como futbolistas o basquetbolistas que están acostumbrados a jugar todos los fines de semanas, lo cual los mantiene motivados, comenzaron a bajar la intensidad y a no sentirse tan cómodos con los entrenamientos vía zoom. Por lo tanto, por más que se hayan entrenado, su estado de forma va a estar muy por debajo de lo que fue su última impresión, tenemos que tener en cuenta que   será casi un nuevo jugador.

- ¿Cuáles son las lesiones más comunes que podrían producirse?

- Las lesiones son específicas de los deportes, cada deporte tiene las lesiones típicas, en el fútbol sabemos que el 37 por ciento de las lesiones corresponde a problemas en el isquiotibio peroneos, antes llamado isquiotibiales, en el vóleibol sabemos que las lesiones típicas por ejemplo son el síndrome de hombro de lanzador que es por el ataque con el hombro, el síndrome de rodilla de aterrizador, que es por el aterrizaje de tanto volúmenes salto y quizás problemas en los dedos y los tobillos. Como tenemos muy claro cuáles son las lesiones de cada deporte, nosotros ya tenemos modelos de trabajo donde antes que sucedan estos problemas ya estamos trabajando, esto no te asegura para nada la máxima prevención de lesiones, pero es un plus.

- ¿Existe un tiempo de entrenamiento en esta situación antes de volver a la competencia?

- Quizás existen tiempos, pero la alta competencia no te lo permite nunca, cada vez que armamos una pretemporada o cuando nos toca dar cursos incluso en nuestros alumnos es una pregunta muy recurrente, cuál es el ideal de una pretemporada. Los ideales nunca son posibles en el alto rendimiento, en las últimas décadas la cantidad de competencias anuales ha crecido de forma significativa y ha decrecido el entrenamiento. Muchas veces se habla de una pretemporada ideal, pero cuando ves los grandes, ves a Boca y River que en una pretemporada salen a jugar a Estados Unidos, de ahí bajan a Panamá, pasan por Colombia y luego vuelven. La verdad es que la pretemporada es muy corta o el 4 de enero ya tienen que jugar un partido amistoso en Mar del Plata, la competencia manda.

Lardone00004
“En el vóleibol sabemos que las lesiones típicas son el síndrome de hombro de lanzador, el síndrome de rodilla de aterrizador y quizás problemas en los dedos y los tobillos”.

- ¿En Atenas te pasó algo similar?

- En Atenas nos pasó lo mismo el último año que estuvimos con el staff de Nicolás Casalánguida, la Agencia Córdoba Deportes había organizado un torneo con los equipos de Primera, Segunda y Tercera división del básquetbol cordobés que jugaban en las máximas competencias y en la segunda semana ya teníamos que jugar ese torneo que constaba de cinco partidos en siete días, lo cual era una exigencia muy grande para el momento de la pretemporada donde uno lo que siempre busca es ensamblar el juego desarrollar algunas capacidades físicas. Cuando la competencia te lo permite, tenés más tiempo para desarrollar estas capacidades, para hacer trabajo, pero cuando la competencia no te lo permite el técnico rápidamente busca la forma deportiva del equipo. 

- ¿Qué tenés pensado en cuanto a tu trabajo en Francia en función de esto?

- En referencia al trabajo que nosotros vamos a hacer en Francia, el primer día vamos a hacer evaluaciones funcionales para saber cuál es el nivel y el estado de forma tanto en fuerza para el control motor, diferentes tipos de ejercicios de flexibilidad y amplitud de movimiento y otros de estabilidad. A partir de ahí, si bien es un deporte de equipo, durante muchos años nos hicieron creer que éramos todos iguales y que todos debían hacer lo mismo y hoy entendemos que eso no debe ser así por lo menos desde nuestro humilde punto de vista. Lo que hacemos es individualizar las cargas que vamos a hacer en el caso del vóleibol la primera semana no vamos a hacer ningún tipo de salto, imagínense que el salto es una de las acciones predominantes, pero como en ese es la acción predominante y donde se da la mayor cantidad de lesiones, vamos vamos a hacer trabajos para ir de forma progresiva y luego vamos a hacer algunos trabajitos en arena para progresivamente ir haciendo trabajos. Por esta situación del coronavirus, por ahora vamos a comenzar a trabajar con tres grupos diferenciados doble turno con el objetivo de cumplir los protocolos que nos exigen. 

- ¿Y después?

- Una vez que tengamos las evaluaciones vamos a hacer trabajos de las capacidades fundamentales y específicas de este deporte, trabajos de fuerza, potencia, trabajos preventivos; y debido al nivel de nuestro club, a los objetivos de nuestro club y a lo pareja que es la Liga, vamos a intentar hacer una pretemporada para que luego, durante la competencia, podamos estar entre el ochenta y el noventa por ciento siempre. Creemos que es un error decir que vamos a estar al cien por ciento, muy pocas veces un deportista de equipo está al cien por ciento, quizás una vez lo ideal es tenerlo entre el ochenta y noventa durante todo el año y que no se pierda ningún partido, que puede afrontar los entrenamientos, por eso vamos a prestar mucha atención no solamente al entrenamiento en sí, sino también a los trabajos de restablecimiento que le llamamos nosotros que son los trabajos para acelerar los procesos de recuperación, este tipo de trabajos si no van acompañados con una buena conducta del atleta, si no van acompañados con una buena alimentación y con un buen descanso, de poco sirven.

- ¿Cada deporte es un mundo particular en esta situación?

- Cada deporte será una situación particular y cada país es una situación particular y porque estamos a un año de los Juegos Olímpicos. Sin embargo hay países que comenzaron a trabajar y otros que no, eso es una ventaja deportiva muy grande que no había pasado nunca. Estoy muy contento porque en Argentina la gente del Enard se movió rápido y todos los deportistas olímpicos que ya tienen la clasificación en el bolsillo o que están en proceso de buscar una clasificación, rápidamente pudieron volver a entrenar y están trabajando… Estamos haciendo mucha fuerza para que los profesores de educación física y los profes de gimnasio de a poco vayan retomando, están pasando una situación muy particular y queremos apoyarlos a todos y a todas.

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar