“Nona llamá a la ambulancia y a la policía que acá están todos muertos”

Ese fue el conmovedor mensaje que recibió la abuela del niño que escondido por más de cinco horas en el baúl de un auto dio aviso del múltiple crimen en Mendoza por el que está imputado Daniel Zalazar, quien hoy fue traslado desde la Comisaria para ser alojado en un sector especial de la penitenciaría local.
traslado de Zalazar
Zalazar será alojado en un sector especial de la Penitenciaría local. Foto Diario El Sol.

Paula Arias, hermana de una de las mujeres asesinadas por Daniel Zalazar ayer  domingo, relató al diario mendocino El Sol detalles del triple crimen que provocó conmoción en todo el país.

La joven sostuvo que el instructor de Artes Marciales llegó alrededor de las 3 a la casa de su hermana, Claudia, ubicada en la calle Entre Ríos de Godoy Cruz. “No sabemos cómo Claudia no se dio cuenta que algo mal pasaba”, dijo la mujer aunque aclaró que Arias no mantenía una relación formal con Zalazar.

“La llamó y le dijo que le iba a acercar dinero para comprar leche. Mi hermana tenía la ilusión de que él se hiciera cargo de la beba, por eso creo que le debe haber abierto la puerta”, agregó.

Su pequeño sobrino de 9 años -que salió ileso del ataque- le contó que debió esconderse en el baúl de un auto junto a su perro. Allí permaneció por varias horas -se cree que desde las 3.30 a las 8- hasta que pudo comunicarse con su abuela para contarle lo que había sucedido.

“Le dijo 'nona por favor llamá a la ambulancia y a la policía que acá están todos muertos' y fue mi mamá quien dio aviso”, dijo Paula.

Mientras el niño estaba escondido, Zalazar lo buscó por toda la casa y llegó hasta el auto que intentó abrir, pero sus esfuerzos fueron en vano, por lo que optó por irse. Antes prendió las hornallas de la cocina y encendió una vela.

El pequeño no sufrió ninguna lesión en el hecho, mientras que dos de sus hermanos permanecen internados en grave estado en el Notti.

Traslado

El mismo periódico El Sol informó hoy que Daniel Zalazar fue trasladado este lunes de la Comisaría 7ª y será alojado en un sector especial de  la Penitenciaría local.

El hombre de 30 años pasó la noche en la seccional ubicada en Godoy Cruz, lugar donde fue imputado por homicidio agravado, dos homicidios simples y tentativa de dos homicidios.

Tras la notificación formal declaró y volvió a dar la versión que le dijo a la Policía cuando lo detuvieron: que fue víctima de un robo.

Minutos antes de las 14, Zalazar fue enviado a Contraventores y desde allí iría a la penitenciaria ubicada en ciudad. Trascendió que quedará alojado una celda del sector destinado al Resguardo de la Integridad Física, asegura la publicación.

Te puede interesar