“Las mujeres deben participar para tener libertades económicas”

Economía social 25/07/2020 Por Mónica Hernández
Mujeres de Tierra es un grupo de vecinas de Villa Giardino que armaron un emprendimiento laboral para desarrollar su vocación de amor por las plantas.

chapa_ed_impresa_01

 

Esta Tienda de Viveros y Jardinería funciona desde hace poco más de un año, en abril de 2019, en la ciudad de Villa Giardino, cuando “se convocó a varias personas abiertamente y a medida que fueron pasando los días se achicó el grupo y hoy en día somos aproximadamente 12 mujeres, pero fijas quedamos Celia Lemos y yo que vivimos aquí en Giardino. Las otras mujeres siguen estando pero con esto de la cuarentena no pueden salir de sus localidades de origen”, comenzó contando Florencia Annuiti, una de las emprendedoras de Mujeres de Tierra.

El vivero está ubicado en la calle Lapacho 325 de Villa Giardino y “al tema del horario lo estamos manejado por el frío y recibimos consultas a través del celular y si alguien nos pide una visita ahora que se puede, la misma se realiza con todos los protocolos y entran al predio de a grupos pequeños”, añadió Florencia.

A su vez, reciben capacitación durante el año a través de clases brindadas por el INTA, que es agencia de extensión rural, y Pro Huerta Cruz del Eje, desde donde las asesoró Sandra Ledesma.

Respecto del origen del vivero, Karina Lucero, de la Fundación Ceprofa (Centro de Protección Familiar) de La Falda, contó: “Un poco nosotros habíamos propuesto junto con el INTA y Pro Huerta de Cruz del Eje hacer un proyecto destinado para la zona de Punilla con un dinero que habíamos recibido, como una salida laboral para mujeres que hubiesen pasado por situaciones de violencia o con problemas económicos y que fueran cabeza de familia. Si bien ese proyecto no se dio, entonces se le otorgó prioridad a aquellos que estaban en marcha”.

Entonces después el INTA, hablando con algunas personas, surgió que Lucía Sitto (la dueña del terreno donde se levantó el vivero) estaba interesada y podía prestar el espacio para que un grupo de mujeres pudiera seguir con ese proyecto que habían presentado y no había salido. 

A partir de allí “se presentó un segundo proyecto con el mismo fundamento, es decir que necesitábamos que las mujeres tuvieran una participación sobre todo para tener libertades económicas, lo cual era la finalidad del proyecto, además de encontrar un espacio de contención y todo lo que tuviera que ver con el medio ambiente”, añadió Lucero. 

Mujeres de Tierra_03
Esta nueva iniciativa sí fue aceptada y se proveyeron las herramientas además de tener cedido el espacio por dos años, “de los cuales nos queda uno por delante y la idea, asimismo, es formar una cooperativa más adelante, pero por ahora no se puede”, comentan con entusiasmo.

“El proyecto estuvo pedido por la Fundación de Protección Familiar con ayuda económica del INTA y los profesionales técnicos son del Movimiento de los Trabajadores donde está Facundo Monguzzi y así logramos tener de todas estas patas todo el acompañamiento”, agregaron.

Al día de hoy están ofreciendo cactus, crasas, margaritas, plantas de interior y hortalizas y lo que quedó de la producción del verano hasta que se terminaron. En tanto, insumos por ahora no venden ni tampoco pueden organizar talleres por esta pandemia. 

Asimismo, el vivero funciona en la casa de Lucía Sitto, quien es la dueña del local “Serrana” que tiene venta de insumos para jardinería y huerta. También reciben a clientes del MET o desde el INTA regional.

Tiempos de cuarentena

Si bien comenzaron las actividades en el vivero el año pasado durante el invierno e hicieron  para esa fecha también el cerramiento del vivero con vigas y nailons, en estos meses de aislamiento social obligatorio aprovecharon para organizar las plantas, crasas y suculentas, a partir de las cuales se hicieron repliques.

“Con todo esto del confinamiento estamos Celia y yo trabajando, y al principio hicimos nuestra labor a puertas cerradas y aprovechando para hacer el reordenamiento pero como volviendo a planificar con todo esto cómo nos íbamos a manejar y cómo íbamos a hacer cuando se abran las actividades. Volvimos a acomodar los cactus y crasas, los cambiamos de macetas, agregamos estantes, y una vez que terminamos con esto comenzamos a hacer plantines de stevia, lavanda y romero”, cuenta Florencia.

Estas mujeres emprendedoras, además, tienen la idea y el entusiasmo de poder comenzar a mediados de agosto con los plantines de hortalizas para la primavera y plantas con flores. 

Por otra parte, están terminando de acomodar algunos lugares del vivero para cerrarlo. “Para estos días armamos algo y pusimos carteles con promociones por el Día del Amigo, que se celebró el lunes pasado, y que seguirán todo el mes”, relataron. 

Durante este año Mujeres de Tierra ha participado de algunas ferias agroecológicas “pero no mucho, pues nos faltó una logística, así que esperamos que cuando finalice esta larga cuarentena se pueda solucionar este tema. También estuvimos en ferias en Capilla del Monte, en una que organiza la Radio Panamericana sobre huertas, y durante el verano pasado en la Feria de Giardino con nuestro puesto del vivero. Estamos esperando que pase todo este período de aislamiento obligatorio para poder conformar nuestra cooperativa, paso a paso”, finalizaron. 

Los clientes que se acercan, por lo general, toman contacto por Internet, por WhatsApp o por la página de Facebook, Mujeres de Tierra, donde se exhiben los productos y las promociones, que se extenderán al mes próximo.

Promociones 

Mujeres de Tierra_05
Para este mes el vivero ha lanzado ofertas para celebrar el Día del Amigo y apoyar a los vecinos para organizar sus huertas hogareñas. 

Los combos de promociones son de semillas de tomate y albahaca; 3 plantines de tomate, berenjena y morrón; minicactus y suculentas, y un “semillero cósmico” (un sobre con variedad de semillas). 

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar