Aprendizaje, evaluación y Respondus en la UNC

Sociedad 03/07/2020 Por Barbi Couto
La Casa de Trejo compró software de reconocimiento facial y abrió el debate sobre las herramientas de exámenes virtuales. La privacidad de los estudiantes y el software de control, ¿se evalúa obediencia o contenidos?
María Cecilia Cargnelutti
María Cecilia Cargnelutti.

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

Durante los últimos días tomó relevancia pública y abrió las puertas a un fuerte debate la compra -por parte de la UNC por un valor anual de 17.545 dólares- del software de reconocimiento facial “Respondus. “Se describe como una herramienta de control para validar la identidad y detectar posibles fraudes cometidos por los estudiantes, a la hora de rendir un examen” según indica el informe del Área de Tecnología y Equipo de Investigación de la FFyH que se adjunta para su lectura. Se trata de un programa que el estudiante debe instalar para que tome el control de su computadora y le impida usar nada más que la pantalla del examen, además de filmar su rostro y el entorno que lo rodea mientras rinde, para “disuadirlo” de no levantarse o hacer movimientos extraños que pudieran ser indicadores de fraude, todo por la necesidad de rendir exámenes desde su casa en este contexto de cuarentena.

Con el correr de unos pocos días, se han levantado voces indicando los peligros de usar este tipo de tecnología y también la defensa de la compra por parte de la Universidad. Lo interesante es que se abren posibilidades de debate y reflexión sobre temas importantes. Por un lado, sobre la importancia de la privacidad y por el otro, sobre la evaluación.

Para profundizar en estos temas, La Nueva Mañana entrevistó a María Cecilia Cargnelutti, docente y tutora, trabajadora en entornos de aulas virtuales e integrante del grupo de difusión de software, tecnologías y cultura libre del N.O. de Córdoba “Uritorco Libre” y Javier Jorge, docente de la UNC en la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, miembro de LibreBase y promotor del software libre.

Respondus - Software de reconocimiento facial
Software de reconocimiento facial “Respondus”.

¿Por qué muchas veces autojustificamos dar información sensible “total Internet ya sabe todo de nosotros”? 

Javier Jorge: Las empresas que brindan servicios vienen trabajando fuertemente en acostumbrarnos a ceder toda nuestra información personal sin mayores preguntas, a cambio de servicios, que sin duda son de gran utilidad. No es fácil salirse de ese paradigma. El típico ejemplo es el concepto de “ponerlo en la nube” y despreocupate. Y la nube no es más que la computadora de alguien más. 

¿Por qué es importante prestar atención a la privacidad de los datos personales?

Javier: Hay quien piensa que si uno no está haciendo nada malo o ilegal, entonces no tiene por qué preocuparse de estar siendo vigilado. Como leí hace un tiempo la privacidad es SALUD MENTAL, es el lugar donde podemos expresarnos y podemos practicar ideas, actitudes y posturas hasta refinarlas para compartirlas.

¿A qué modelo de educación/ evaluación responde el uso de esta tecnología?

Cecilia: Hay que reconocer que las evaluaciones virtuales mediadas por tecnología son una respuesta legítima y absolutamente válida para cátedras masivas. Por eso no se trata de demonizar ni una estrategia ni una herramienta de evaluación, que son dos cosas diferentes. Pero este programa, no tiene que ver con ninguna de esas palabras que están vinculadas a los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Javier: Responde a un modelo simplista y tecnicista. Es un software extremadamente invasivo. Los estudiantes se ponen nerviosos, es incómodo, no les permite utilizar herramientas, ni siquiera cambiar de posición. Son tremendas las implicancias de su uso y lamentables desde el punto de vista pedagógico. La integridad académica es el concepto bajo el cual se agrupa un ideal de estudiante que conoce el costo y el valor que la educación pública tiene para la sociedad y por lo tanto no tiene intenciones de copiar. Esa integridad académica es un concepto que hay que trabajar y permite que los recursos económicos que se iban a destinar para el proctoring puedan ser destinados a que mayor cantidad de estudiantes puedan acceder a la Universidad pública.

¿Qué es evaluar? ¿Cuáles son las diferencias entre evaluar presencialmente y a distancia? ¿Diferentes áreas de conocimiento requieren otras formas de evaluación? 

Javier: Para entornos virtuales, un proceso de evaluación continua y gradual de cada estudiante durante un período de tiempo suele ser más adecuado. Cuando hablamos de exámenes finales o “libres” la situación se complica y muchos docentes nos vemos tentados a replicar lo que hacíamos en la presencialidad, pero cada asignatura debe empezar a trabajar formas de evaluación acordes, y la creatividad es fundamental: Informes en los que el estudiante demuestre los conocimientos de la materia y los pueda aplicar. Algunos docentes proponen la realización de videos donde expliquen alguna actividad, otros realizan entrevistas telefónicas y videollamadas, o proponen la creación de programas que cumplan con algunos requisitos y que pasen con algunas pruebas automáticas. Sin lugar a dudas, las áreas de tecnología y educación y pedagogía vienen trabajando de manera muy ardua, haciendo recomendaciones más idóneas y seguramente surgirán más.

Cecilia Cargnelutti: Evaluar siempre tiene que ver con tomar un parámetro de un recorrido particular (de un estudiante o un grupo) en relación a un objetivo esperado o esperable que define la cátedra. La evaluación siempre es relativa a los entornos en los que se trabaja, por lo tanto, claramente no es válido el mismo tipo de evaluación en todas las carreras ni en todas las áreas de conocimiento, pero sí en todas es posible investigar diferentes formas de evaluación, porque además no solamente evaluamos contenidos. Evaluamos habilidades, estructuras en las que ese contenido se inserta, un recorrido particular... También evaluamos la cátedra porque esa respuesta también habla de nuestro trabajo como docente, de nuestra propuesta, de nuestra llegada, del contexto en este caso. Evaluamos muchas cosas y el problema en las propuestas unicistas de este tipo es que apuntan específicamente a una forma de evaluación que es la de contenido y de tipo memorística. No es que una herramienta de evaluación, como un múltiple choice, implique en sí el aprendizaje memorístico; uno puede tomar un múltiple choice que trabaje habilidades profundas de comprensión, de análisis y de síntesis. Pero vale aclarar algunas cuestiones simples: este programa no es una técnica ni una estrategia ni una herramienta de evaluación, es una herramienta de control no solo de la acreditación de identidad de quien es el que está haciendo el examen, sino además al control sobre el momento del examen. ¿Qué se evalúa entonces? ¿Obediencia?.

Más info:

Informe del Área de Tecnología Educativa y el Equipo de investigación de la FFyH.

Javier Jorge recomienda esta lectura sobre la privacidad.

Martes 7 de julio a las 18hs. Conversatorio: Proctoring en la UNC.

 

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"