Virus de la hepatitis E: su presencia en Córdoba y vías de contagio

Sociedad 22/05/2020 Por Mónica Hernández
Se disparó la alarma por una docena de casos reportados en Hong Kong. LNM dialogó con dos especialistas cordobesas que hace nueve años investigan la cepa de este virus.
Investigadoras
- Belén Pisano y Viviana Re, del equipo de investigación del Laboratorio de Hepatitis Virales del InViV.

chapa_ed_impresa_01

 

En el contexto de una noticia dada a conocer días pasados y que generó alarma con la publicación de un artículo donde se reportó una docena de casos en Hong Kong, cuyo contagio podría ser a través de excremento de ratas, La Nueva Mañana dialogó con las especialistas Viviana Ré y Belén Pisano del Instituto de Virología José María Vanella, quienes junto a un equipo investigan hace nueva años la cepa de este virus de hepatitis E

Comenzaron a investigar la enfermedad inflamatoria en el Laboratorio de Hepatitis Virales a raíz de que no se conocía nada del HEV (virus de hepatitis E) en Córdoba y se habían hecho algunas detecciones esporádicas de casos agudos en otras regiones de Argentina y en cerdos, uno de los animales hospedadores y transmisores a humanos. 

Esto despertó mucho interés en saber si circulaba este virus o no en nuestro medio “y comenzamos a estudiarlo en el 2010. Lo primero que analizamos fueron las aguas del río Suquía y cloacales, además de los sueros de personas sin síntomas para ver si tenían anticuerpos para esta enfermedad, lo que indicaba que en algún momento estuvieron en contacto con el virus. A raíz de estos estudios se detectó el genoma del agente”, sostuvo Ré.

“Este virus circulaba en Córdoba”

Por otra parte, “al detectarse los anticuerpos en humanos significaba que este virus circulaba en Córdoba y al hallarse en cloacas significa que hay excreción de microorganismos en humanos, lo cual es un indicativo directo de circulación en la provincia”, añade Pisano.

En general cuando se habla de las hepatitis virales se refiere a que constituyen un grupo de enfermedades caracterizadas por una inflamación del hígado, producidas por agentes virales (virus A, B, C, D y E) con un alto impacto en la salud humana, también dependiendo de su etiología pueden ser de contagio sexual y su causa inmunitaria, infecciosa o tóxica.

Las expertas comentaron que “dentro de estos agentes virales se encuentra el virus de la hepatitis E (HEV), una de las causas más frecuentes de hepatitis aguda e ictericia en el mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estimado que ocurren aproximadamente 20 millones de infecciones por este virus a nivel mundial cada año, que producen 3,3 millones de casos sintomáticos”. 

-¿Cómo se produce la transmisión de este tipo de virus?

Es de transmisión entérica (fecal-oral), zoonótica (puede transmitirse de animales a humanos) y endémica (circulación natural) en varios países en desarrollo, y emergente en países industrializados; es decir, que están apareciendo casos autóctonos en regiones que antes se consideraban libres de este virus. 

-¿Se puede detectar a tiempo el contagio?

Al detectarse la presencia se supone que proviene de lugares aledaños o de animales de la zona, además de humanos que están excretando el virus. También se busca detectar en verduras de hojas verdes (por las aguas de riego), y por otro lado en salames (derivados de cerdo), en patés y en aquellos alimentos de consumo crudo. En jabalíes también se encontraron los anticuerpos, por lo tanto también podrían ser transmisores.

-¿En quiénes se puede alojar más rápidamente?

En personas inmunocompetentes (cuyo sistema inmune está en buen estado y puede generar una respuesta adecuada), el HEV puede ser clínicamente silente o asintomático, es decir, no producir síntomas, por lo que la persona no se entera de la infección, o producir hepatitis aguda. En individuos inmunosuprimidos (cuyo sistema inmune no tiene la capacidad de responder correctamente, por ejemplo, trasplantados) y pacientes con hepatopatías crónicas (con enfermedad previa en el hígado de duración prolongada), se han reportado mayores tasas de infección por HEV, reactivación y progresión a hepatitis crónica (inflamación del hígado que dura más de 6 meses). En mujeres embarazadas se han observado mayores tasas de hepatitis severas o fulminantes. 

-¿Cuáles son los genotipos característicos?

Actualmente se reconocen cuatro genotipos (información genética de un organismo) principales de HEV. Los 1 y 2 fueron reportados en Asia, África y algunas regiones de América, y son agentes causales de grandes epidemias de hepatitis agudas en humanos, de transmisión fecal-oral, debida principalmente al consumo de aguas contaminadas. Los 3 (de distribución mundial) y 4 (hallado en Asia y Europa) no se asocian a brotes epidémicos y han sido hallados en humanos y animales, principalmente cerdos, jabalíes y ciervos. Curiosamente, la ingesta de carne de estos animales y sus derivados está vinculada con la infección. Si bien existe una vacuna, ésta solo ha sido licenciada en China. 

¿Todas las variantes de hepatitis E infectan humanos? 

Sí. Las variantes mencionadas previamente pertenecen a la especie Orthohepevirus A (HEV-A). Existen otras especies capaces de infectar animales, como la B, que infecta aves; la C, que produce infección en ratas y hurones, y la D, que afecta murciélagos. En el año 2018 se registró, por primera vez en el mundo, un caso de hepatitis producida por HEV de la especie Orthohepevirus C (HEV-C) relacionado a infecciones en ratas en un paciente trasplantado de hígado en Hong Kong, China. La vía de transmisión para este caso no pudo ser confirmada. 

Estudios en nuestro país

Con respecto a las publicaciones acerca de esta enfermedad hepática, Ré comentó: “En Argentina, en los últimos años han aumentado los artículos que evidencian la circulación de HEV. Se han informado casos de hepatitis aguda y crónicos en Córdoba, Salta, Buenos Aires, Mendoza y Río Negro. Resultados obtenidos por nuestro grupo y otros equipos de trabajo, provenientes de varias regiones del país, describen prevalencias de infección en humanos que varían entre 0,15% y 35%, según las comunidades estudiadas: pobladores en general, donantes de sangre, embarazadas, VIH+, dializados y trasplantados”. 

En cuanto a los estudios locales, se reportó presencia del virus en muestras de aguas (ríos y embalse San Roque), cloacas de la ciudad de Córdoba, cerdos y jabalíes, todos pertenecientes a HEV genotipo 3
“Si bien los reportes de casos son muy pocos en nuestro medio, su detección se cree que está subestimada, debido, probablemente, a su escaso conocimiento y acceso al diagnóstico”, añadieron.

“Las crecientes publicaciones de casos a nivel mundial, sumados al mejoramiento en el acceso al diagnóstico y la evidencia reciente de circulación de HEV en nuestra Región, nos invitan a profundizar en su seguimiento y detección, así como a alentar al sistema de salud y a la comunidad médica a considerar este virus en aquellos casos de sospecha de hepatitis virales sin causa aparente”, sostiene el informe del laboratorio.

Características y síntomas de la enfermedad

El período de incubación de la enfermedad es de 3 a 8 semanas y es más frecuente en adultos que en niños.
Las características son: ictericia (color amarillento de la piel y en la esclerótica de los ojos; orina oscura y heces claras); anorexia; hígado agrandado y con dolor a la palpación; náuseas y vómitos, y fiebre.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar