En guardia: fin de semana largo sin viajeros y con emergencia sanitaria

Las autoridades nacionales, provinciales y municipales implementan medidas drásticas tendientes a que la sociedad ingrese en cuarentena con el fin de contener el virus.
Ed 146 © Pito Campos
Ilustración: Daniel "Pito" Campos

chapa_ed_impresa_01


CORONAVIRUS: LA PANDEMIA

Sesion
Con una provincia paralizada por la pandemia del coronavirus, el Gobierno de Córdoba decidió reunir a la Unicameral para que, a puertas cerradas y sin siquiera asesores en el recinto, convirtiese en ley a la emergencia sanitaria. 

La norma faculta al Ministerio de Salud para que “dirija y organice el sistema sanitario provincial, público y privado, para lograr una respuesta integral y efectiva a la situación de emergencia actual”; y, a tal fin, crea un Fondo para Atención Del Estado De Alerta, Prevención y Acción Sanitaria de Enfermedades Epidémicas, integrado por mil doscientos millones de pesos.

Los alcances de la normativa serán de acatamiento obligatorio por los prestadores del sector privado y los financiadores del servicio de salud cuyos afiliados sean residentes permanentes en la provincia de Córdoba, como así también por los establecimientos sanitarios dependientes del ámbito municipal y comunal.

El marco de la discusión parlamentaria sirvió, en medio de la pandemia, para dar cuenta de dos realidades que la emergencia parece dejar al descubierto: el fin de las divisiones políticas en pos del trabajo conjunto y la crisis, tantas veces denunciada, de la salud pública provincial. Ambos fenómenos, vale señalar, no son sólo exclusivamente mediterráneos. 

“La importancia del sistema de salud provincial”

Así, durante la sesión, mientras por izquierda y por derecha anticipaban que el sistema se iba a ver “colapsado” en caso que el pico de la pandemia se manifieste en las próximas semanas, Francisco Fortuna evaluaba que la sanción de la ley “pone de relevancia la importancia que tiene el sistema de salud provincial que es el la columna vertebral de todo el sistema de salud” cuya efectividad garantiza “el acceso universal” a la salud para todos los cordobeses.

“Si ustedes creen que la salud pública está bien, no van a tomar las medidas profundas que son necesarias. La pandemia no genera crisis en el sistema de salud, sólo desnuda el colapso previo y lo profundiza”, advertía Luciana Echevarría desde la otra punta del recinto, a la par de Soledad Díaz García que aseguraba que “1.200 millones de pesos no alcanzan para revertir la situación en la que se encuentra el sistema sanitario”. Nadie quiso enredarse en esa discusión, tal vez porque pensaron que la situación demandaba otra actitud, y por eso decidieron “confiar”. 

Francisco Fortuna
Fortuna:  La ley “pone de relevancia la importancia que tiene el sistema de salud provincial que es el la columna vertebral de todo el sistema de salud”.

“En este momento de emergencia debemos estar todos poniendo el hombro”, dijo María Rosa Marcone, en una clave a la que se sumaron los radicales y los cambiemitas que decidieron dejar a un lado los cuestionamientos a la gestión de Hacemos por Córdoba. Apenas si hubo una advertencia: la situación económica por venir. “Debemos genera conciencia y no alarma. Para eso el Poder Ejecutivo deberá arbitrar algún tipo de medida para atender a las consecuencias económicas que ya se sienten”, señaló sobre el final de la sesión Orlando Arduh. “Debemos darle a los cordobeses la absoluta seguridad de que se está trabajando por el bien común”, aseguró. 

Fin de semana largo sin turismo

Con el país entero en cuarentena, con la Gendarmería estableciendo retenes en las rutas argentinas para “dificultar el tránsito y sólo permitir el paso de transporte de carga”, y sin transporte público terrestre y aéreo, el fin de semana largo que comienza tendrá características bien diferentes a las que habitualmente estamos acostumbrados a analizar.

Las necesidades colectivas demanda actitudes y políticas diferentes, por lo que más allá de las expectativas económicas que un mes atrás se depositaban sobre estos días, el turismo será nulo. 

Los alojamientos, hoteles, complejos turísticos deberán suspender reservas y cerrar sus puertas hasta el 31 de marzo y eso, naturalmente, perjudicará a uno de los sectores más dinámicos y golpeados de la realidad nacional de los últimos años. 

“Obviamente que estamos de acuerdo con las medidas que se están tomando en materia de prevención, pero nos parece que no han tenido en cuenta el grave perjuicio que le están ocasionando a todos los sectores que trabajan en el turismo”, advierte José Alejandro González, de la Cámara de Turismo de Córdoba.

La queja principal pasa por la devolución de los montos por las reservas y los viajes suspendidos. “El eslabón más chiquito, que percibe tan sólo el 10% por intermediación, ahora se va a tener que hacer cargo de la devolución y eso no es algo posible. A lo mejor hubiese sido más coherente obligar una reprogramación porque el dinero ya está en manos de los prestadores, que tampoco están en condiciones de devolver”, dice González que en el peor de los vaticinios habla de “quiebres en cadena”. 

“Es la primera vez en la historia que los sectores del turismo piden que no se viaje”

“Es la primera vez en toda la historia del turismo que todos los sectores que  forman parte de la actividad les piden a los argentinos que no viajen, pero eso no se puede hacer si no se toman algunas medidas paliativas. Las pymes no van a poder hacer frente a esta situación y, hasta ahora no han tirado ningún centro respecto a qué tipo de solución van a encontrar ante la inactividad del sector, que es de 100%”, asegura González, que estipula que durante el fin de semana largo se preveía una ocupación de entre el 85% y el 90%. 

El daño económico también es reconocido por el secretario de Turismo de Villa Carlos Paz, el centro más importante de afluencia de visitantes en la provincia. “Está claro que desde la administración local estamos de acuerdo con las medidas que se toman desde el Gobierno nacional y el provincial. Ya tendremos tiempo de tomar las medidas específicas para paliar la situación que esto genera, pero nosotros no estamos aislados de lo que pasa a nivel mundial y vamos a respetar y apoyar las decisiones que se tomen a nivel nacional como lo están haciendo todas las ciudades turísticas”, dice a La Nueva Mañana Sebastián Boldrini

Respecto a la situación actual del sector, el responsable del área turística de la ciudad estrella del Valle de Punilla asegura que “se trabaja permanentemente con las cámaras” y, en ese sentido, afirma que “la mayoría de los hoteleros y los gastronómicos de la ciudad han acatado todas las medidas que se han implementado y la mayoría se pusieron a disposición para todo lo que haga falta. Hemos tenido un compromiso muy importante por parte del sector privado más allá de los daños que se vendrán cuando todo esto pase”. 

Sebastián-Boldrini © La Jornada
Boldrini: “La mayoría de los hoteleros y los gastronómicos de la ciudad de Carlos Paz han acatado todas las medidas que se han implementado y se han puesto a disposición para todo lo que haga falta”.

Licencias con goce de sueldo

Atendiendo a la situación de los trabajadores, Boldrini asegura que la mayoría de los hoteles han dado licencias con goce de sueldos a los empleados y otros han dejado una guardia mínima, aunque esos son los menos que todavía cuentan con algún huésped en sus instalaciones. “No hemos tenido reportes de mayores problemas en ese sentido”, afirma. 

En ese sentido, pero del “otro lado del mostrador”, desde la Cámara de Turismo señalan que el comportamiento del turista promedio ha sido positivo. “La mayoría acepta las reprogramaciones y esa es la mejor de las opciones porque ninguna de las partes pierde dinero”. De hecho, es posible que por los procesos inflacionarios, el usuario termine beneficiándose de algún modo. De todos modos, también señala que hay “casos excepcionales” que, por momentos, ponen en jaque a algunas empresas. 

En relación a eso, Boldrini asegura que hacia mitad de semana, el 95% de los turistas que estaban en la ciudad han ido abandonando los hoteles a sabiendas de que la restricción para la circulación se avecinaba. Vale recordar que a partir de hoy ya no se podrá circular por las rutas y por los cielos argentinos hasta mediados de la semana próxima. “Creemos que va a ser un fin de semana en que no va a quedar nadie en la ciudad. De todos modos estamos aplicando todos los controles de sanidad necesarios y concientizando a los turistas que puedan quedar, ya que la gente de Carlos Paz ya ha comprendido que la mejor forma para prevenir la enfermedad es quedándose en sus casas”, afirma finalmente el secretario de Turismo carlospacense. 

 

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar