Talleres presentó su modalidad de trabajo en tiempos de cuarentena

El plantel superior tendrá entrenamientos particulares, con un planeamiento personalizado, para no perder ritmo de competencia.
entrena tall
Los jugadores en la Boutique. Una imagen que no se repetirá por un tiempo.

Talleres anunció su planeamiento de contingencia en tiempos donde rige la suspensión del fútbol profesional a causa del coronavirus, y a la vez, un plan de actuación en tiempos de cuarentena para no resentir la atención, la actividad ni el rendimiento.

Por eso es que presentó la modalidad de trabajo del plantel superior frente a la situación de emergencia sanitaria.

“En el marco de las instrucciones definidas por el gobierno nacional frente a la crisis sanitaria y atento a las recomendaciones del departamento médico del Club, la Comisión Directiva ha tomado decisiones con el objetivo de cuidar a nuestra gente sosteniendo el funcionamiento básico de la institución; resguardar el patrimonio institucional y asegurar la prestación de la operatividad básica y los servicios esenciales”, comienza diciendo el texto.

Sobre el plantel superior y el cuerpo técnico del primer equipo:

* Los jugadores permanecen en sus domicilios, ya que continúa la actividad bajo otra modalidad, en razón de que esta etapa no significa un periodo de licencia o vacaciones.

 * Los jugadores continúan con un PLAN DE ENTRENAMIENTO PERSONALIZADO, que incluye aspectos físicos, médicos, nutricionales y técnicos.

 *Dicha rutina, es diseñada por el cuerpo técnico y deberá realizarse en un entorno seguro, ya sea en cada domicilio particular en la ciudad de Córdoba o en un espacio que el Club acondicione para tal fin con el objetivo de minimizar la circulación de personas en la vía pública.

*Los profesionales del cuerpo técnico están a cargo de ese seguimiento y coordinación operativa.

Toda novedad de salud debe ser comunicada inmediatamente al cuerpo médico institucional.

*Es importante tener en cuenta que las disposiciones del gobierno promueven la continuidad del trabajo con normalidad siempre que se garanticen todas las medidas de prevención.

Este es un momento difícil, inédito y muy complejo, que plantea la oportunidad de ser testimonio de responsabilidad, sensibilidad y profesionalismo.

Es decir, lejos de licenciar al grupo o mantenerlo aislado, otorga tareas individuales, personalizado y con un seguimiento, todo con la finalidad de no perder ritmo de competencia hasta el 31 de marzo, fecha prevista para finalizar el aislamiento.

Te puede interesar