Limia: “La gestión municipal de los últimos cuatro años ha sido lamentable”

Por primera vez, el peronismo ocupa la banca uninominal de la Capital. La tensión entre el federalismo y las necesidades urgentes. Mestre, Llaryora y las acciones por venir.
Limia02
- Foto: gentileza.

chapa_ed_impresa_01

El legislador uninominal es el que representa a los diferentes municipios y comunas que hay en cada departamento, trabaja en articulación con los intendentes y trata de llevar las obras y soluciones que cada uno de esos territorios demanda. En el caso de la banca capitalina, la Municipalidad de Córdoba aparece como único órgano ejecutivo con quien articular y ese rol de “polea de transmisión” es el que hoy le toca cumplir a Leonardo Limia.

“Hay mucho que trabajar porque tenemos el desafío de poder sacar a Córdoba de la difícil situación en la que se encuentra. Para eso, con Alejandra Vigo y nuestros equipos, nos hemos propuesto tener mucha representación territorial, algo fundamental para una ciudad que, con extensión de 576 kilómetros, casi un millón y medio de habitantes y cerca de 600 barrios, es uno de los ejidos más grandes del mundo”, dice el legislador a La Nueva Mañana.

La metropolización como opción colectiva

“Desde un análisis muy personal, creo que Mestre se enfocó mucho en los barrios centrales pero que la presencia en los sectores que se concentran fuera del anillo de Circunvalación estuvo garantizada por el Gobierno provincial. Nosotros tenemos que ir de afuera hacia adentro”, asegura Limia que entiende que las necesidades más urgentes se concentran en esos barrios en los que cada vecino tiene que “caminar 20 o 30 cuadras para encontrar un colectivo”.

En ese sentido, el legislador toma una de las propuestas a las que Schiaretti hizo mención en el comienzo de su nueva gestión: la metropolización. “Hay vecinos que viven en los lugares más alejados del centro a los que les es mucho más simple utilizar los servicios garantizados por otros municipios, por lo que hay que empezar a trabajar a partir de esa idea para establecer prioridades y acciones conjuntas con otros intendentes. Es posible que a un vecino que vive cerca de Malvinas Argentinas le resulte mucho más fácil ir hasta un hospital que depende de ese municipio y no tomarse un bondi que lo deje en el centro después de una hora y media de viaje. Para nosotros, el Estado presente es una política fundamental de Gobierno y tenemos que trabajar para garantizarlo más allá de las los límites estrictamente territoriales”, afirma.

“Las necesidades más urgentes se concentran en esos barrios en los que cada vecino tiene que “caminar 20 o 30 cuadras para encontrar un colectivo”.

Córdoba en la realidad provincial

Detrás de esa idea, Limia aborda un tema de los que prefiere señalar la oposición a la hora de acusar a la administración provincial de “preferir” el trabajo junto al municipio capitalino por sobre otras regiones del territorio. Si bien las pujas siempre están presentes (el presupuesto es finito) el trabajo legislativo conjunto busca armonizar las solicitudes que llegan desde toda la provincia y atender a las necesidades más urgentes. “Todos los ministerios han venido desarrollando una muy buena tarea durante los últimos años y se ha logrado un equilibrio bastante importante”, asegura el representante uninominal que también advierte que debido a la situación en la que se encontraba la capital, la presencia del Estado provincial tuvo que incrementarse en los últimos años.

Los datos de rigor dan cuenta que cerca del 20% de la inversión comandada desde El Panal fue a parar a obras estructurales de la capital. A la par de Llaryora, Limia entiende que hay que avanzar hacia un desarrollo cualitativo de la gestión municipal, “siempre teniendo en cuenta cuál es el lugar desde el que uno parte”. “Pero no para que eso sea una especie de excusa y estrategia permanente, sino para que el vecino sepa en dónde estamos parados. Hay cerca de 30 mil millones de deuda, y con emergencia social, ambiental y económica. Es muy complejo recibir un municipio en el estado en que se recibió, sin plata ni siquiera para pagar los sueldos, debiéndole plata a todos los proveedores y con los CPC sin poder brindar los servicios que tienen brindar”, explica.

“La gestión municipal de los últimos cuatro años ha sido lamentable. Esa es la situación, ahora estamos trabajando”, afirma.   

Urgencias y trabajo colectivo

En la tarea de simbolizar todo lo que concierne a la capital, Limia no está solo. Más allá de que la banca uninominal sea hoy ocupada por él, son 13 los legisladores peronistas que con anclajes distintos desde la experiencia militante, representan a los diferentes sectores de la capital.

Uno de los aspectos de la última gestión de Schiaretti que los peronistas cordobeses coinciden en destacar es su capacidad para mantener políticas e inversiones en tiempos en que el país entero ingresó en una crisis casi terminal. “Entre el 2016 al 2019 no sólo hubo una gran cantidad de programas sociales y de empleo que ayudó a mitigar la crisis sino que hubo inversión en obra pública por más de 5 mil millones de dólares, que es la más grande de la historia de Córdoba. Nosotros como legisladores sabemos que es fundamental seguir en ese rumbo”, asegura Limia que sabe que eso depende, en gran parte, de la solución de los problemas macroeconómicos a nivel nacional.

Hay muchas Córdobas en una sola ciudad y es necesario atender las necesidades a partir de microplanificaciones que tengan a los ciudadanos a la cabeza de las decisiones”.

En esa realidad nacional parecen enmarcarse, a su vez, las complejas situaciones de pobreza en las que Córdoba se destaca negativamente a nivel país. “Los números fríos suelen ocultar realidades contra las que se combate día a día. Desde el territorio nos enfrentamos el desafío de recuperar el tejido social”, asegura Limia que retoma la idea de la descentralización como baluarte para la gestión. “Tenemos que ir al territorio porque ahí están las necesidades de los vecinos. Hay muchas Córdobas en una sola ciudad y es necesario atender las necesidades a partir de micro planificaciones que tengan a los ciudadanos a la cabeza de las decisiones”, afirma.

“Desde nuestro espacio nos queda la tarea de acompañar las políticas que el Estado provincial vaya desarrollando y defender a la ciudad para que podamos tener mayores posibilidades de crecer a la par de toda Córdoba”, asevera el primer representante uninominal de la historia capitalina. 

 

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar