Instituto empató 1 a 1 en Alta Córdoba con Brown de Adrogue

Una igualdad que deja una sensación amarga por el lugar en la tabla de posiciones. Silva hizo un golazo de tiro libre, pero se fue insultado por la gente.
instituto brown @InstitutoACC
"La Gloria" se ubica a solo dos puntos de la zona del descenso y por ahora empata 1 a 1. - Foto: prensa Instituto.

Instituto buscaba, en Alta Córdoba, volver a sonreír. Volver a creer. Y no parece ser una tarea fácil. 

Ante un muy buen marco de público en el estadio Juan Domingo Perón, la Gloria empató 1-1 ante Brown de Adrogue.

El primer tiempo fue un juego con muchos toques, pero con escasas aproximaciones a los arcos. 

La idea inicial de los dirigidos interinamente por Pablo Álvarez era atacar. Y tuvo la posición y las intenciones, pero le costó llevarlo a la práctica.

A los 6 minutos, un cabezazo de Mateo Bajamich, con gran atajada de Ríos, fue lo más peligroso. Aunque dos minutos más tarde otra vez cerca el albirrojo a través de un cabezazo, esta vez de Agüero, que pasó cerca.

A los 16 minutos, Fernando Enrique remató desde afuera dle área. Buena intervención de Petruchi.

Después entró en un bache, donde la pelota era bien tratada pero lejos del arco. Y en los minutos finales del primer tiempo hubo más adrenalina, mientras desde las tribunas pedían por más actitud. 

En tanto, el complemento fue muy aburrido. Nada para rescatar o analizar. Demasiado cortado y ya los toques no tenían la fluidez del primer tiempo. ¿Los arcos? Un decorado habitado por los arqueros.

A los 28 minutos, llegó la primera aproximación aislada de un remate sin destino de Bajamich.

Pero a los 31 minutos llegó ese momento fatal habitual en estos tiempos de la Gloria. Un tiro en el palo de Brown, contraataque mal resuelto de Silva y a la vuelta el gol visitante de Felipe Cadenazzi. Y se terminó la modorra. De las tribunas bajaron insultos por doquier. Es que ahora la tabla de posiciones es una preocupación importante.

Los minutos finales fueron pura desesperación en Instituto. Atacando sin ideas y a puro coraje comandados por Arce, Antonio y Estigarribia, que entendieron el momento que atraviesa el equipo.

A los 46, cuando el juego se extinguía el Monito Silva hizo un golazo de tiro libre para empatar el juego. 
Silbidos, aplausos, insultos, mezcla de sensaciones al final del juego.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"