Río Cuarto: piden la libertad del albañil condenado a 15 años de prisión

Córdoba 29/02/2020
Por el caso del crimen de Claudia Muñoz, organismos de Derechos Humanos piden la liberación de Sergio Medina quien fuera condenado por un jurado popular.
Marcha por Medina Rio cuarto
Vecinos y organismos de DD HH marcharon para pedir la libertad de Medina. - Foto: Puntal

Por segunda vez desde la sentencia de Sergio Medina, condenado por un jurado popular a 15 de años de prisión por el crimen de la comerciante Claudia Muñoz, familiares y vecinos de Río Cuarto y Las Albahacas marcharon para pedir “¡Libertad para Medina!”.

Fueron acompañados ademas por Organismos de Derechos Humanos, quienes se pronunciaron mediante un documento, que fue leído por Hernán Vaca Narvaja en nombre de las organizaciones, donde demuestran una vez mas el descontento con el fallo unánime de los jurados populares y jueces de la Cámara Primera del Crimen.

El próximo 9 de marzo se conocerán los fundamentos del fallo y ambas partes aseguraron que intentaran medidas mediante casación. Desde la defensa de Medina consideran que no hay elementos para la condena, y por parte de los familiares de Muñoz cuestionan que el tribunal, descartó las acusaciones de femicidio y de homicidio agravado para dejar la carátula en homicidio simple.

Transcribimos a continuación el comunicado completo

“Los organismos de Derechos Humanos de Río Cuarto adherimos al reclamo de justicia de la familia Medina y exigimos la nulidad del juicio oral y público que condenó a Sergio Medina a 15 años de prisión, su inmediata puesta en libertad y la realización de una nueva investigación del homicidio de Claudia Muñoz que se ajuste a los códigos procesales y penales vigentes y no viole garantías constitucionales básicas como el derecho de defensa y la presunción de inocencia.

Entendemos que el largo proceso judicial que culminó con la condena de Sergio Medina como supuesto autor material del homicidio de Claudia Muñoz está viciado de una serie de irregularidades de origen que no hacen más que confirmar la profunda crisis que vive el Poder Judicial de nuestra ciudad, cuya incapacidad, parcialidad, arbitrariedad y clasismo ya han quedado en evidencia en otros casos resonantes como el homicidio de Alejandro Flores, la desaparición de Nicolás Sabena y el asesinato de Nora Dalmasso.

Lamentamos que el Tribunal Superior de Justicia y el Ministerio Público Fiscal de la Provincia no hayan adoptado en todos estos años las medidas imprescindibles que tiendan a corregir, enmendar y superar las evidentes falencias que exhibe la administración de Justicia en nuestra ciudad. Por el contrario, consideramos que ha primado siempre un espíritu corporativo que, lejos de sancionar a los responsables de esta situación, los ha premiado con ascensos en su carrera judicial.

El desatino funcional de los principales actores del caso Medina y el desarrollo verdaderamente kafkiano del juicio han provocado consternación y estupor en la opinión pública, que ha presenciado azorada cómo un fiscal que no acusa por falta de pruebas dice tener la “íntima convicción” de estar frente al asesino; un jefe de investigaciones que ingresa esposado al recinto -procesado por sus vínculos con el narcotráfico y el crimen organizado- reivindica su investigación pero reconoce que hubo pistas que no siguió; y un jurado popular condena por unanimidad al supuesto autor material de un crimen atroz cometido con ensañamiento, pero el jurado técnico le aplica la pena mínima.

Exigimos la nulidad del juicio, la investigación de lo sucedido durante el proceso y la inmediata libertad de Sergio Medina, el nuevo “perejil” elegido por la corporación judicial de Río Cuarto para tapar su propia inconsistencia funcional. Mientras otros ciudadanos que integran el selecto grupo de la clase alta de la ciudad esperan su juicio en libertad, pese a estar acusados de crímenes violentos, alevosos y agravados por el vínculo, el albañil Sergio Medina sigue preso a la espera de que el Poder Judicial dirima su propia incapacidad en instancias recursivas que demandan años.

El derecho de defensa y la presunción de inocencia son principios irrenunciables de la democracia.
Todos somos iguales ante la ley. Nulidad del juicio y libertad a Sergio Medina.

Organismos de Derechos Humanos de Río Cuarto

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"