Fassi: “La palabra fracaso no la tengo en mi diccionario”

Deportes 31/01/2020 Por Federico Jelic
El presidente de Talleres aduce que mantiene los mismos objetivos que en 2019, con algún valor agregado en lo institucional. Su opinión sobre las peleas de AFA y Superliga.
Fassi © gentileza
(Foto: gentileza)

chapa_ed_impresa_01

Comenzó con una dura cachetada el 2020 para Talleres, aunque por más allá del dolor del hincha por la goleada recibida en Florencio Varela, hay muchos otros aspectos deportivos e institucionales que también se están jugando un papel preponderante. No es para dramatizar, solo que dentro de un contexto de presión, la vara alta en las exigencias que esta propia gestión de Andrés Fassi generó en los hinchas despierta ánimos bipolares desde la tribuna, que cambian matices en un segundo: de la ilusión desmedida a las críticas sin margen de error. Dentro de ese panorama, el responsable de aparecer tanto para aclarar situaciones, o para poner la cara, es el presidente albiazul. Andrés Fassi tocó todos los temas en un diálogo con La Nueva Mañana: Superliga y AFA, Dayro Moreno, objetivos  y proyectos, más la ya activa participación de su hijo Juan Pablo como gerente deportivo.

Dentro de las complicadas circunstancias económicas adversas para el país con un dólar cambiante, el esfuerzo de todos es valorable. Se terminó de conformar un buen grupo, una derrota no nos cambia de foco a pesar de lo doloroso, así que seguimos trabajando como siempre. Ya nos hemos levantado de otras mismas circunstancia”, procuró calmar Fassi con sus declaraciones.

¿El objetivo sigue siendo el mismo?

Es lo que nos propusimos y tuvimos todo el compromiso desde el primer día. Está claro que buscamos seguir reforzando nuestras líneas y para ello tenemos previstos sumar alguien más en caso de que se concreten las ventas de Andrés Cubas, Guido Herrera o Nahuel Bustos. El desafío sigue siendo poder lograr el anhelado pase a otra copa internacional.

En caso de no lograr la meta, ¿Lo tomará como un fracaso o una frustración?

Mirá, la palabra fracaso no la tengo contemplada en mi diccionario. Fracaso sería no dar todo y acá vamos a luchar hasta las últimas consecuencias. Fracaso es sinónimo de no haber intentado y eso en Talleres no va a suceder nunca. De acuerdo a nuestras posibilidades no dejamos apunte sin tocar. Trabajamos desde temprano con jugadores, cuerpo técnico, dirigentes, y si no llegamos a lo planteado, redoblaremos esfuerzos para el año que viene volver a intentarlo. Todos los equipos volvieron al trabajo en enero y Talleres lo hizo el 26 de diciembre, eso marca el grado de compromiso de este grupo y de esta gestión para marcar el horizonte futbolístico.

Qué jugadores pueden marcharse en este mercado de pases?

El torneo ya está en marcha y vamos a esperar qué nos dice el mercado. Por Andrés Cubas hay dos pedidos que hoy por hoy no satisfacen lo que el club solicita. Cubas es de Talleres y seguramente si no se va ahora, lo hará en junio, somos consciente de eso, ya que tiene nivel de Selección. Igual la promesa es para junio de poder transferirlo, tanto para él como para Guido Herrera, ya que tienen ilusiones de poder jugar en Europa. En cuanto a Nahuel Bustos, está en un gran nivel disputando el Preolímpico, y en caso de que le toque irse, buscaremos un tercer refuerzo que lo reemplace. Hemos tenido conversaciones por él de algunos clubes interesados, pero nada cerrado por el momento.

El delantero Guillermhe Parede, de Coritiba de Brasil, figura en carpeta para poder ser refuerzo de Talleres. El director deportivo Juan Pablo Fassi se encuentra acelerando gestiones en Brasil. Ya figura Rafael Pérez en el equipo, aunque ante Boca Junior no podría debutar ya que arrastra una fecha de suspensión desde el fútbol colombiano.

¿Le sorprendió las declaraciones de Dayro Moreno, cuando dijo que no había cerrado contrato después de que los canales oficiales del club lo anunciaran formalmente?

No pasó nada grave, no fue ningún teléfono descompuesto, pasa que a ustedes los periodistas les gusta mucho el cortocircuito y deben confiar más en la palabra de Talleres. Lo importante es que Dayro Moreno terminó arreglando y va a jugar en Talleres. Lo de diciembre se terminó dando, solo que no coincidimos geográficamente con su representante pero apenas nos juntamos, en menos de media hora estaba todo solucionado.

Igual el propio jugador salió a decirlo, no la prensa…

Se dijo que tenía alternativas, que necesita resolver algunos puntos y todo fue aclarado. Lo demás es suspenso que pone la prensa, ya estaba todo arreglado.

¿Qué avizora para este 2020?

Sin dudas que va a ser muy complejo pero estamos tomando todas las previsiones para eso. No hay más vuelta que darle, les pido a todos, hinchas, jugadores, dirigentes y hasta a la prensa que se sumen a esta cruzada. Si queremos meter a Talleres en la Copa, todos debemos estar unidos. Se viene un año con muchos desafíos, en Córdoba están contentos todos por el grado de protagonismo que trajo Talleres y en pocos días llega Boca a Córdoba, y después River, así que es importante que de todos los sectores nos sumemos a esta industria. La tenemos que hacer crecer con unidad general. Es un momento complejo de la economía del país, con inflación y caída de socios, por eso vamos a seguir trabajando en nivelar para arriba este proyecto.

Con respecto a la incorporación de su hijo Juan Pablo, ¿Es una presión para usted teniendo en cuenta que recibirá críticas cuando la pelota no entre al arco?

Te retracto la pregunta, no es una presión, es una ayuda, un aliciente más, una persona en la que puedo descargar una gran cantidad de aspectos deportivos. Fue jugador profesional seis años, acompañó a su padre en 25 años  y conoce toda la estructura. Es un lujo, una gran colaboración, un alivio y hasta un lujo poder contar con él dentro de esta organización y una estructura donde hay que tomar tantas decisiones y atender tantas ventanas. Y los resultados a favor o en contra no van a modificar, acá el primer responsable soy yo. No hay que señalar a nadie más. Lo hicimos cuando respaldamos al DT Alexander Medina después de perder cinco partidos consecutivos y ahí es cuando aparezco. En las buenas les dejo el crédito a los jugadores y al cuerpo técnico. En las adversidades es cuando salgo a dar la cara, porque en definitiva, soy el responsable de todo lo que pasa en Talleres.

Fassi © Talleres
(Gentileza: Club Talleres)

A favor de la Superliga

Dentro de la casi infantil compulsa entre AFA  y Superliga, en una pulseada con intereses político de fondo, Talleres nunca ocultó posición. Siempre mostró apoyo y adhesión a la gestión del titular del ente que patrocina a la Primera División Mariano Elizondo, y hasta fue coherente cuando desde la organización madre del fútbol argentino plantearon repentinamente la postergación o reprogramación del reinicio de la segunda ronda. “Tenemos que ser serios, no podemos ser la burla del mundo por esto. Ya estaba todo firmado y los clubes éramos conscientes de que perdíamos algunos jugadores por el preolímpico. Ya sabíamos esa situación. El tema es que de una vez debemos entender  a esto como una industria. Es muy difícil entender que podamos visualizar un fútbol argentino si seguimos desunidos, con juegos de poder, las instituciones más grandes pisando a las más chicas, si seguimos con el amiguismo y pensando a las cuestiones personales de cada club”, sentenció Fassi.

“Todos tenemos que involucrarnos a entender que esta industria si no la levantamos entre todos es seguir vergonzosamente manejando números como los que manejamos hoy, viendo que mientras en España reparten 3.500 millones de euros acá en Argentina repartimos 200 millones de dólares”, completó.


Talleres-Boca, el plato fuerte del fin de semana 

El estadio Mario Kempes vivirá el domingo un partido que despierta mucha expectativa, de cara al futuro en la Superliga de los protagonistas. Talleres recibirá desde las 21.45 a Boca. Y más allá de que ambos cayeron en su primer partido oficial en el retorno del certamen, es un plato fuerte, de lo mejor que se puede ver en el fútbol argentino. Por tal motivo, el escenario mayor de la provincia de Córdoba estará repleto.
Además, tiene la particularidad de que este año se cumple el centenario desde la primera vez que se enfrentaron. Desde aquel 1920 a este presente se enfrentaron en 80 partidos.

Los socios de Talleres ingresan al estadio solo con cuota de enero al día sin necesidad de ningún pago o tramite adicional.

Las chicas de la “T” retornan a los entrenamientos

El equipo femenino de Talleres regresa a los trabajos este lunes, en un año en el que se han planteado varios objetivos, y buscarán romper con la hegemonía de Belgrano, último campeón de la Liga cordobesa.
El plantel todavía no se ha confirmado, ya que el técnico Miqueas Russo evaluará a varios futbolistas en los primeros días. En un principio unas 40 chicas estarán en el primer día de entrenamientos en el predio Amadeo Nucetelli.

“Hay una conjunción linda de edades. Tenemos chicas grandes y juveniles, pero juveniles también con experiencia”, le contó Russo a La Nueva Mañana.

Regreso. Por otra parte, una de las buenas noticias es que es casi un hecho el retorno de la juvenil mediocampista Catalina Ongaro, que el año pasado estuvo jugando en la UAI Urquiza, campeonas reinantes del torneo oficial de AFA.

Por otra parte, cabe recordar que semanas atrás la delantera juvenil Catalina Primo dejó el club para formar parte del plantel profesional de la UAI Urquiza. 

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar