El emprendedurismo y la movilidad sustentable van de la mano

Suplementos 24/01/2020 Por
En Córdoba hay importantes avances en materia de movilidad sustentable que surgieron gracias al impulso creativo de jóvenes emprendedores, demostrando que el cuidado del ambiente y la producción se potencian entre sí.
KU XIRAN - EPEC Movilidad Electrica © 2019 Javier Imaz_070
Kuxtran está construido en acero tubular y su costo varía de 1.700 a 2.500 dólares, - según el tipo de batería que se le instale. (Foto: Javier Imaz / LNM)


Suple 16 - Vida Sustentable VI - Bnr


 
 
 

El desarrollo de vehículos que funcionan de una forma amigable con el medio ambiente se transformó en una interesante veta a desarrollar por profesionales locales. Es así que se puede acceder a un medio de locomoción con la más moderna tecnología, pero surgido quizás en algo bastante alejado de sofisticados laboratorios y megaempresas.

Asegurar la movilidad a través de un sistema que no impacte negativamente sobre el ambiente se está transformando en una demanda de la época. Y para atenderla están los creativos cordobeses. 

Una tesis sobre ruedas

El esfuerzo de un estudiante puesto en el desarrollo de su tesis puede ser el principio del desarrollo de un emprendimiento que provea a la sociedad de un producto de demanda creciente. El ingeniero electrónico Cristian Torres, la contadora Natalia Allende, y el diseñador Alejandro Bertorello, se unieron detrás del proyecto de fabricación de un vehículo eléctrico, Kuxtran. Pero la cuestión va más allá de un emprendimiento, sino que es una muestra de la generación de trabajo en red, sumando aportes para lograr un objetivo.

“El emprendimiento surge de mi tesis de grado. Cuando lo planteamos como trabajo práctico yo empiezo a desarrollar el diseño. La parte electrónica la hizo el ingeniero, que es compañero de la secundaria. Y ahora, con la parte de los costos y demás, participando del Programa Lazos, que hace la Facultad de Ciencias Exactas, conocí a la contadora, le propusimos participar  y ahí se integró”, relató Bertorello.

Respecto a la materialización de esa idea plasmada en sus tesis, el diseñador explicó: “Es un vehículo para uso urbano, que principalmente ahora lo estamos desarrollando para el sector privado, por el tema de la normativa, para no estar tan complicados ya que en cualquier momento se regulariza y lo ideal es estar todo en norma”.

El prototipo fue expuesto en ocasión de la presentación que se realizó hace varias semanas en la Empresa Provincial de la Energía, con motivo de la inauguración del primer puesto de carga para vehículos eléctricos.
“Es un vehículo con capacidad de carga liviana que se puede personalizar según las necesidades. La autonomía es de 20 kilómetros y estimamos que podemos llegar tranquilamente a 40 kilómetros”, apuntó Bertorello.

El vehículo tiene tres ruedas y funciona con una batería de 36 voltios, pudiendo alcanzar una velocidad limitada de 35 kilómetros por hora. Por su diseño y características puede ser usado en pequeñas empresas o en grandes naves industriales, para transportar cargas o personas.

El móvil está construido en acero tubular y su costo varía de 1.700 a 2.500 dólares, según el tipo de batería que se le instale.

“Nosotros lo que estamos haciendo es con todos los componentes reciclables. Algo que estamos planteando y queremos proponer es el tema de la batería, que vuelva a la empresa y nosotros lograr el reciclado de la batería, ya que si son de plomo son muy factibles de reciclar, y las de litio cuando se termina la carga son más difíciles de reciclar pero se pueden utilizar en la carga de paneles solares. Es decir, no tienen la misma durabilidad pero se pueden utilizar”, destacó. Este concepto de la generación de trabajo en red puede ser un elemento fundamental para fortalecer estos esbozos de industrialización sustentable, basados en un esquema de economía circular.


La conversión de la bicicleta

ECLETA - EPEC Movilidad Electrica © 2019 Javier Imaz_042
“ Cualquier bicicleta, de rodado 16 en adelante la convertimos en eléctrica”, se entusiasman estos emprendededores. (Foto: Javier Imaz / LNM)

En Córdoba existe un emprendimiento que se dedica a la transformación de bicicletas eléctricas. Todo comenzó con una persona que no quería utilizar ni autos ni motos. Esto motivó la búsqueda de alternativas. Las primeras fueron motores de baja cilindrada, luego todo fue evolucionando hasta el uso de las baterías de litio.

“En general trabajamos con la bicicleta del cliente. Cualquier bicicleta, de rodado 16 en adelante la convertimos en eléctrica”, comienza explicando Jeremías, de la empresa Ecleta, quien apunta que el taller tiene 9 años de funcionamiento en esta materia. “Al principio comenzamos con motores a nafta y desde hace 7 años comenzamos con bicicletas eléctricas”, indicó.

En ese momento no se disponía de variedad en cuanto a kits eléctricos, por lo que el paso que se dio fue importante. La transformación pasó por la construcción de tricicletas para personas mayores, hasta que la aparición de las baterías de litio centró el trabajo en las bicicletas eléctricas. Las ventajas de este tipo de vehículos es que no hay emisión de gases ni consumo de aceites, el mantenimiento es mínimo, no hay emisión de ruidos. 

Dentro del costo de la transformación, casi la mitad está relacionada con la batería. “Nosotros lo pensamos como una compra a futuro de nafta. La comparación por kilómetro recorrido da un resultado mucho más conveniente que si se usara nafta”, recalca Jeremías.

Un cambio cultural en ciernes

Para el emprendedor, un punto relevante en la aceptación de la movilidad sustentable es que se produzca el cambio cultural que la asimile como un producto de uso cotidiano. “Todavía se los sigue viendo como un bicho raro”, apuntó.
El Estado también debe tomar en cuenta que los vehículos eléctricos son el futuro por diversos motivos. Por un lado, para disminuir la contaminación, disminuir el tráfico en las calles. “Tener exenciones impositivas en lo que es movilidad eléctrica es muy importante hoy en día”, afirma María Noel, también integrante de la firma.

“Como empresa aspiramos a renovar el parque automotor abandonado, motos chicas, todo eso convertirlo a eléctrico”, enfatizó Jeremías.

Dos historias diferentes, con sus particularidades, pero con rasgos en común, la impronta de los emprendedores y la conciencia del cuidado del medio ambiente. La movilidad eléctrica es una respuesta válida para atenuar el impacto del tráfico en las grandes ciudades, disminuyendo los niveles de polución y los problemas para la circulación que acentúan aquel problema.

   

   

Suplemento Especial

Seguí el desarrollo completo de este Suplemento Especial 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"