CEICiN: los desafíos de la cooperativa que integran estudiantes de la UNC

La entidad cuenta con una gran rotación de socios, en su mayoría estudiantes del norte del país y el interior provincial, a quienes otorga descuentos y beneficios para completar su carrera.
coperativa ceicin3
La cooperativa CEICiN enfrenta grandes desafíos para el 2020 y le hace frente a las dificultades económicas. - Foto: gentileza.

chapa_ed_impresa_01

La cooperativa CEICiN enfrenta grandes desafíos para el 2020. Luego de hacer frente a dificultades económicas como consecuencia de la crisis y el retraso en sus balances, el año venidero se abre una gran incógnita
Ocurre que una de las áreas que venía desarrollando en sus 26 años de vida cooperativista, era la explotación de dos bares en las sedes de la Facultad de Ciencias Exactas.

Sin embargo, por primera vez en años, las autoridades universitarias no le adjudicaron a la cooperativa CEICiN la licitación y esto afecta uno de los ingresos que tiene la entidad que beneficia a sus socios.

Nahuel Quiroga, secretario de la Cooperativa, relató a La Nueva Mañana que en la actualidad CEICiN cuenta con 28 socios, todos ellos son estudiantes de UNC y en un 80% pertenecen a la carrera de Ciencias Exactas, porque así está establecido por estatuto.

Nació en 1993

La cooperativa tiene 26 años de vida. Su fecha de creación fue el 2 de junio de 1993. “Se trata de una cooperativa de servicios no de trabajo, aunque hay un proyecto de realizar la transformación a futuro. Los empleados que trabajan están en blanco ajustados a la ley”, indicó Quiroga. 

“Esta cooperativa era mucho más grande. La llegaron a conformar 60 personas”, indicó el secretario, que aclaró: “El requisito excluyente para poder ser socios de esta cooperativa es ser estudiante y aprobar dos materias al año”.

La renovación de autoridades es anual y así está establecida por estatuto. Sin embargo, en función de que la crisis golpeó fuerte a esta entidad, se atrasaron en la aprobación de los balances y el actual consejo directivo perdura desde hace casi dos años

“Cuando nosotros ingresamos como consejo administrativo nos encontramos con deudas bastante importantes en cuanto a Ingresos Brutos y Afip. Por eso nos adherimos a un plan de pago. Pero a lo largo de la gestión al frente del consejo, nos dimos con otras deudas que se arrastraban de años anteriores y eso nos retrasó el llamado a asamblea ordinaria para poner a consideración la memoria y el balance. Ahora el problema más fuerte que atravesando es que, por ese retraso, no pudimos ganar la licitación para la explotación de los bares en la facultad de Ciencias Exactas que era el servicio principal que brindaba la cooperativa desde hacía 26 años”, afirmó Quiroga.

La cooperativa regenteaba dos bares: el de la sede principal en Ciudad Universitaria y el edificio de Vélez Sarsfield en pleno centro.

“Mientras se presenta un reclamo y se gestionan alternativas con las autoridades de la facultad, la cooperativa ha decidido redistribuir los socios que trabajaban en los bares en las otras áreas que son explotadas por la cooperativa. Estas son: la fotocopiadora y el servicio de limpieza en la facultad de Ciencias Exactas y en la de Matemáticas, Físicas y Astronomía, Famaf”, aclaró a LNM.

coperativa ceicin

No más de un 20% de ganancias

Otro de los problemas que debieron enfrentar este año fue una baja en los ingresos dado que la Facultad les exige que solo el 20% de ganancia se puede obtener a los productos que venden. Teniendo en cuenta que la inflación anual estimada fue de alrededor del 50%, ese margen impuesto terminó afectando los ingresos que luego deben ser redistribuidos entre los socios, y en consecuencia, muchos estudiantes decidieron dejar la cooperativa. 

“Se alejan de la cooperativa dado que el ingreso es poco a raíz de una resolución rectoral de 1985 que prohíbe a cualquier comercio dentro del ejido universitario obtener más de un 20% de ganancias. Por otro lado, es a nuestra entidad a la única que se le aplica esta normativa en todo el campus de la UNC”, afirmó Quiroga, quien explicó que esa resolución “comenzó a aplicarse desde hace poco más de 3 años, cuando hubo un cambio de secretario técnico en Exactas, quién es la persona encargada de controlar nuestros contratos”.  
Así como ocurre con los bares, hace pocos años también perdieron la explotación de la playa de estacionamiento, área que explotaba la cooperativa hasta que la facultad encaró una remodelación. 

Zozobra entre los socios

Muchos ex socios se recibieron trabajando para nosotros porque les ofrecemos pagar el título, además de ofrecer otros beneficios. Si bien hoy en día, la cooperativa no paga sueldos elevados cuando se tenían los bares,  se ofrecían descuentos importantes en la comida diaria y descuentos en librería para los estudiantes: tener un plato de comida todos los días, merienda y desayuno. Esto constituye una ayuda muy importante para estudiantes que vienen del interior de Córdoba o de otras provincias”, explicó Quiroga.

A través de estos 26 años, la cooperativa hizo frente a distintas crisis económicas, lo cual permitió sumar nuevos servicios, aunque siempre el fuerte fue el bar. Al no haber sido renovado el contrato con la Facultad, hay zozobra entre los socios por los problemas que ocasiona para la continuidad de esta entidad

En cuanto a los desafíos que se plantea esta entidad en el 2020, su secretario señala: “Tenemos en mira estrategias para terminar de estabilizar la cooperativa en lo económico. Estamos viendo cómo se vislumbra nuestra temporada alta que es cuando entran a la facultad con los Ingresantes, En cuanto a las deudas, creemos que en seis u ocho meses la cooperativa debería volver a estar estable y al día”, afirmó.

Por otro lado, también están expectantes de qué puede llegar a suceder con las medidas que implemente el Gobierno nacional y su impacto en las empresas de economía social, aún cuando CEICiN se ha mantenido siempre la margen de subsidios y ayudas gubernamentales, en especial porque está conformada por estudiantes. 

La rotación de estudiantes hace que la cooperativa sea dinámica. Si bien hubo años anteriores donde también se habían presentado atrasos con la presentación de balances, la cooperativa seguía ganando las licitaciones para manejar los bares. Por tal razón, estamos analizando cuáles son las irregularidades que la facultad señala que esta cooperativa no cumplió a fin de presentar un reclamo”, explicó.

Una cooperativa adaptada a los estudios

Nahuel Quiroga ingresó a la cooperativa CEICiN porque necesitaba trabajar para poder seguir estudiando en Córdoba su licenciatura en Geología. El proviene de Traslasierra. Como la mayoría de sus socios, la entidad fue de una gran ayuda.

La gran mayoría de los socios provienen del norte del país. Tenemos varios jujeños que se trasladaron a Córdoba para poder estudiar en la UNC”, explicó. Por esta razón, para los estudiantes que vienen de otras provincias,  es una gran ayuda asociarse a esta cooperativa porque les permite reducir los gastos que se originan con la estadía en una ciudad lejana a la de su origen.

Al ser sus socios estudiantes, las jornadas laborales establecidas son de cinco o seis horas del día según el área, y todas respetan el horario de cursado de materia de los estudiantes, asimismo, se flexibilizan los días para que los estudiantes puedan viajar a sus ciudades de origen, en especial durante las vacaciones.

 

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


UNC

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"