Fernández volvió a respaldar la despenalización del aborto

"Necesitamos más libertades y derechos", dijo durante su participación en la presentación del libro "Somos Belén" de la periodista Ana Correa.
Alberto Fernández aborto by gentileza
El mandatario electo manifestó en varias oportunidades su voluntad de despenalizar el aborto. - Foto: gentileza

El presidente electo, Alberto Fernández, participó este jueves de la presentación de un libro y volvió a hacer un gesto a favor de la legalización del aborto.

El ex jefe de Gabinete asistió a la presentación de "Somos Belén", de Ana Correa, un libro que cuenta la historia de la joven tucumana que estuvo presa 29 meses tras haber tenido un aborto espontáneo.

Durante el evento, que tuvo lugar en la Facultad de Derecho de la UBA, Fernández se fotografió con jóvenes militantes a favor del aborto, rodeado de los característicos pañuelos verdes. Allí, también estuvo Belén, a quien el presidente electo saludó con un afectuoso abrazo.

Fernández llegó a la Facultad de Derecho cuando la presentación ya había empezado y se ubicó en la primera fila junto a Vilma Ibarra y la jugadora profesional de San Lorenzo Macarena Sánchez.

El presidente electo pidió disculpas por la tardanza y dijo que quería estar presente por la importancia del tema y agregó: "Necesitamos más libertades y derechos".

Fernández expresó su postura a favor de la legalización de aborto en reiteradas oportunidades. "Tengo la decisión política de despenalizar y legalizar el aborto porque no quiero que se muera ninguna mujer más. Es un problema de salud pública", expresó meses atrás al ser entrevistado en el canal Net TV. También hizo referencia al tema durante su disertación en México, cuando se refirió al tema señalando que se trata de una cuestión de salud pública y "nunca debió haber sido un delito y que el Estado debe garantizar que las mujeres puedan acceder al aborto en condiciones de asepsia". 

El libro: 

El libro cuenta la historia de la joven de argentina de 27 años que en 2014 acudió a urgencias en un hospital público de la provincia de Tucumán por un dolor fuerte en el abdomen. Allí, Belén se enteró que estaba embarazada cuando tuvo un aborto espontáneo.

Sin embargo, la acusaron de homicidio y la Justicia la condenó a ocho años de cárcel. Cuando llevaba dos años y medio en la prisión, la abogada Soledad Deza se enteró de su situación y convirtió en su representante.

Su caso llegó a los medios y se produjo una fuerte movilización social y de organismos internacionales, que presionaron por su liberación. Belén fue liberada en agosto del 2016, y al año siguiente fue absuelta por la Corte de Tucumán.

Te puede interesar